30 mar. 2009

tu y tu disfraz chairo huelen a gato, eso no es calidez animal, es poca higiene

Este fin de semana estuvo lleno de mucha vibra genérica (ni buena ni mala, las vibras son de esas cosas que no entiendo mucho) y chairos en cantidades estratosféricas en el concierto de Balkan Beat Box el sábado y el del Zócalo ayer: la Chairiza, mano!; creo que, como Pau, soy alérgico a los chairos, aunque un servidor no necesita semejantes cantidades para manifestar alergia. El olor a mota, las camisetas despreocupadas (una de las cosas que siempre había creido era que las camisetas de viajes eran la cosa más triste y fodonga y por ende triste del mundo, cosa que el universo chairo me enseñó a reconsiderar), las barbas genéricas y las chalinas me recuerdan tanto mis años de última adolescencia, ya tardía, no porque haya sido yo un chairo de barba genérica y chalinas en el cuello, sino por haber ido en la unam, donde una compañía copiosa (y genérica también) suele confundirse con comunidad y gustos compartidos. Ayer, mientras cargaba en mi mochila-bolso masculino varios discos piratas de Garrobos, Charlie Monttana y películas de Kitano y Ren & Stimpy, pensaba sobre en qué momento fue que nos pasamos de largo y dejamos de sacar mota a la menor provocación. Como generación, este tipo de cosas fueron importantes (o no hacerlas, tal como lo es hoy), así como es importante saber cuándo detenerse. Ya he dicho que los chairos forever que viven en chozas down by law me parecen cobardes y haraganes que no se hacen responsables de su propio rostro (como dice Fadanelli que dice Camus), no mártires de la vida salvaje ni ejemplos -domésticos- de la libertad individual. Nadie en una choza se angustia como alguien en un departamento, ni aquí ni en otros lugares donde vivir en chozas no es un lujo. Como sea, el caso es que tanto chairo en el mismo sitio me pone de malas. En algún momento grité "Libertad para Manu Chao" (lo cual es un evidente acto de mala leche, porque yo sí quería que lo mandaran lejos de aquí), y una chica pasando justo enfrente de mí dijo "estás desubicado" o algo así. Quizá ella no era chaira y se preocupaba más de sus asuntos domésticos que de niños desafortunados. Siempre me sentí un poco un mosntruo por no sentir ni el menor interés en niños indígenas con los que todos juegan como juguetes mexican curious, por no sentir el menor apego por mi pasado indígena que desconozco (creo que no hay uno así como tal en mi crecida familia), por no sentir las bandadas de gloria contenidas en gente armada con machetes reclamando piedad y/o lástima. Hace poco le dije a 'alguien' que yo era la última persona de quien podría esperar que apareciera con un boleto de avión en la mano para esa misma noche. Ella dijo 'Oh'. Lo más triste es que creo que ayer nadie pensó en nada de eso en ningún momento, como si eso de la posición y los statements fuera algo que se deja en casa cuando se va a bailar, creo que no era ni es el caso, ayer sólo vi muchísima cerveza, mota y ya. Si lo pensamos no demasiado (esto es un blog, caray), el momento más político de la noche fue cuando el guitarrista de Asian Dub Foundation dijo "We Want your Oil" y Sirako replicó "te vas a la verga, el petróleo es nuestro, chinga tu madre... We want your sister". Y si no lo ven... ¿algún chairo lee esta cosa? Oh well, whatever, Nevermind.


Los últimos dos sueños que he tenido involucran música (uno el sonido de mi theremin y otro "Eureka" en la versión de Otomo Yoshihide). Es como si hubiera un avance.



Cosas que me parecen no tener la menor significancia política:

lentes de pasta
delgadez
emos
chalinas
discutir
rock
disfraces étnicos
narrativa per se
entretenimiento per se


Cosas que me parecen tener muchísima significancia política:

ren & stimpy
la vaca y el pollito
irle al américa
películas aburridas en las que no pasa nada
poder de convencimiento per se
caminar
Cuahtémoc Blanco


Este blog olvidado de la mano del Dios le manda un saludo atrasado (además de una disculpa pública) a Sánchez Villa (me acaban de decir que eres Rodrigo-del-concierto-de-Patton, yo no soy el más enterado de casi nada), mira, ¡ahí estás en los links!


y no, M*, no soy de los que agarran nalga en los saludos con abrazo, no pierdo el tiempo, voy directo aBUENAS NOCHES A TODOS








groper boy

28 mar. 2009

ve a perseguir tu deseo, no pierdas el tiempo aquí

Estas son la noticias de hoy:



Mi Abuelo odiaría mi barba pero nadie le quita su semilla a otro hombre, a menos que sea gay

La delegación Benito Juárez del Distrito Federal, bajo la mano protectora de Margarita Zavala (nuestra digna y femenina primera dama), tuvo la genial idea de construir una universidad para adultos mayores. Ahora, las cabecitas blancas podrán estudiar psicología, literatura, idiomas, computación y manejo de estrés, así como danza y yoga y esas cosas. El chistecito costó $24 millones de pesos. Podríamos hacer infinidad de comentarios sobre lo que representan las inversiones en causas perdidas en la vida cotidiana de este país, sobre la mejor calidad de vida de los ancianos que pensaban que habían rebasado una etapa ahora retomada y ahora les hacen creer que les quedan años de vida emocionante y productiva (no veo la productividad de una mujer de 72 que de repente se decidió a tomar cursos sobre manejo del estrés, si acaso piedad disfrazada de política social, pero sigue siendo la causa perdida más linda del mundo). No obstante, yo no tuve abuelos, así que me sigue parecienod un edificio polvoso todavía.


¿Por qué destruyes todo lo que me hace feliz?

Las estaciones del Metro de la línea 3 Etiopía y Viveros van a cambiar de nombre por "Plaza de la Transparencia" y "Derechos Humanos" respectivamente, nombres más largos e infinidad de veces más aburridos y olvidables que "Deportivo 18 de Marzo" o "Estadio Guillermo Cañedo". El sólo cambio de logotipos y de nombre en señalización impresa va a costar $120,000 pesos. Hasta el más obtuso de los estudiantes ociosos que leen este blog se abstendría de agregar un comentario a esto.

A la oportunidad la pintan calva.


INVESTIGA SEGOB A MANU CHAO

(Reuters) El músico francés Manu Chao es investigado por la Secretaría de Gobernación por haber opinado sobre temas de política interna en un festival de cine en la ciudad de Guadalajara, algo prohibido por las leyes locales para los extranjeros y que podría terminar con la expulsión del artista del país.

Manu Chao, ex integrante del grupo Mano Negra y activista, calificó de "terrorismo de Estado" a las detenciones de San Mateo Atenco, donde enfrentamientos entre campesinos y policías en el 2006 terminaron con militantes de izquierda tras las rejas.

El cantautor dijo en una conferencia de prensa que escribió una carta de aliento a Ignacio del Valle, lider izquierdista detenido durante el operativo de Atenco. El músico y otros activistas aseguran que del Valle está preso injustamente.

Según la SEGOB "se está haciendo una investigación a Manu Chao para saber qué fue lo que pasó, qué dijo y en qué contexto habría una sanción, dependiendo del resultado".



Leyendo otras notas en internet, Manu Chao tiene 47 años. increíble que confeccionen disfraces para gente de esa edad.



Si lo rompes lo pagas


The Globe, Wednesday, March 25th

(Mexico City, Mexico) In Mexico City a vagina may come in handy. Unpopular strategies taken by the Mexico City Government, such as dividing subway stations in general and female zones or opening new public transport services exclusive for women is causing general hatred and resentment in the male poblation. "If I had a vagina, I'd be home now; nowadays, if you have a dick in your crotch you're a possible pervert, a rapist, a groper, basically, a motherfucker, I mean, have you seen the women who travels by the Metro? No joke, you surely want to keep your hands in your pockets", tells Miguel González, a 33 years old defeño who is late to get to work because he had to wait for another bus because the last one, although the same route he is waiting for, is exclusive for women. DDF (Departamento de Distrito Federal) have arranged this divisions to keep female protests for gropers and abusive males away. "It's a populist and stupid way of thinking", continues González, "most of this women don't vote, can't read, and have no idea on how to spell the name of the Jefe de Gobierno (Marcelo Ebrard Casaubon), thirsty for low-budget viejerío votes. This city can stick their constructions, bridges, new subway lines or scholarships for iliterate mid-class punks on my ass, I'll take it, I'm used to it, but don't expect any respect from me on someone having privileges just because there's a fanny under their pants".



Ah, entonces sí somos más bien tontos.





Misery Loves Company

La actriz y ex legisladora Irma "La Tigresa" Serrano abandonó el reclusorio femenil de Santa Martha Acatitla tras pagar una fianza de $20,000 pesos cerca de las 02:00 horas de este jueves. La Tigresa dice desconocer de qué se le acusa. A la tigresa, figura pública y adefesio del imaginario estético colectivo del mexicano promedio, no tengo nada que agregarle, lo más interesante que puedo decir de ella es que es, junto con la mujer a la que un OVNI le arrancó la cara en Brasil alrededor de 1991 (en una noticia publicada por el Semanario de lo Insólito), uno de los seres humanos que más asco me producía su rostro. Fuera de eso, me imagino que saca su basura por las noches como todos nosotros.



Me meten el pie todo el tiempo


Acaban de pasar en la tele a Ninel Conde decir "Eso sí es un presidente" después de que Barack Obama dijera algunas palabras en español para agradecer a la comunidad latina en Estados Unidos por votar por él en las elecciones pasadas. Hace unas semanas, viendo "Caso Cerrado" con la doctora Ana María Polo, un sujeto acusaba a otro por no trabajar la cantidad de dinero que le había pagado. Otro caso era una mujer oligofrénica a quien le habían hecho mal el manicure y argumentaba no poder pararse a trabajar. Mi pregunta no es sobre qué políticas y sistemas económicos salvajes orillan a estas personas a emigrar a otro país a buscar una vida mejor, o cómo funcionan los procesos cognitivos (después de los quince años un idioma nuevo no entra en el área de lenguaje, sino en la de aprendizaje) en estas personas que hacen que olviden por completo varias palabras en su lengua natal, ni siquiera tengo preguntas sobre qué va a hacer nuestro vecino del norte cuando esta gente sature sus calles y partes inferiores de puentes; no, mi pregunta, básicamente, formulada mientras veo los alegatos en este programa, es:


¿Quién permite que esta gente se reproduzca?








¿No se sienten inmensa y brutalmente insignificantes de vez en cuando?





Hoy pasé todo el día tratando de resolver un sudoku que, según yo, y después de 11 horas, estaba mal diseñado (con un enorme poder de voluntad lo hice trizas y lo tiré al bote de la basura de la cocina). Ayer, en una nota de ánimo similar, me "recomendaban" por msn, que pasaba todo el día conectado, que hacía un bello y soleado día afuera y que saliera a ser feliz. Garrobos, en su disco "Sacude el cráneo", en la canción "Esquizoide" dice: cada cabeza es un mundo, y mi mundo está de cabeza. Yo también pienso (y esto no es una acceso de felicidad ni optimismo) que cada cabeza es un mundo privado, con riesgo latente de abrirse y meter a gente sin consultarle. También considero, dentro de una filosofía típica de la clase media a la que pertenezco desde hace unos años (darse cuenta de algo es hacerlo, uno no nace con peso en los hombros, con excepción de la gente demasiado hundida en la miseria), que cada quien es libre de hacer lo que quiera con su propio mundo, como metérselo en el culo. La economía personal es una postura política, eso es lo que no te dicen tus amigos que se ríen de tus chistes y te sugieren chelas por el hi5.





Pese a una creencia popular aprendida o percibida instintivamente, estoy de un humor inmejorable. Los amo a todos y ojalá los pudiera abrazar a todos al mismo tiempo. O algo así, pero con más elementos lascivos.

26 mar. 2009

si no tienes un disco favorito no tienes alma, si tu disco favorito es demasiado favorito sí tienes alma pero una más bien fea

Recuerdo que en mi adolescencia una de las cosas que hacían que se me cayera el alma en pedazos a los pies era cuando le preguntaba a alguien qué música le gustaba y el susodicho/a respondía algo del tipo "cualquier cosa menos cumbias o electrónica". Dada la vida y los alrededores de un clasemediero de 17 años, las razones para construir un criterio moral se basan, la mayoría de las veces, en la música. Esto no aplica en generaciones mucho más jóvenes en un 100%: con la llegada de los ipods, la cuestión de selectividad se intercambió por la de inmediatez, velocidad y variedad. Algo similar me sucede cuando alguien que estudió lo que yo dice estar leyendo un libro de esos pesados que sólo lees porque algún profesor te lo dejó, aunque esto no puedo evitarlo hoy día. Igual hay un dejo de razón en fruncir el seño. Como sea, cuando a un adolescente le da igual la música siempre sentía que algo estaba mal. Con el paso de los años, increíblemente triste es decirlo, esto se confirmaba. Es como ese poema de Ginsberg, donde dice que vio a las mejores mentes de su generación caer una a una, aunque nunca pensé que la jefa de mi grupo de preparatoria o mi cuate el que jugaba futbol todo el día fueran las mejores mentes de mi generación ni por equivocación. Siempre he sentido que hay una idea torcida del karma aplicada a un "libertad-castigo". Como cuando Coupland introduce el concepto de "descubrir el cuerpo", en este caso (uno menos poético y nostálgico), el adolescente que vive el cuerpo sin dudas ni tripas amarradas termina pagando cierta libertad con zapatos lustrosos y las mismas mochilas que usaba en la prepa, bailando salsa. Es una idea increíblemente malcogida del karma, pero es una idea, definitivamente. No puedes negar eso. Byrnamm decía que no puedes pelear con tus propios impulsos. Si esto es cierto en un nivel fisiológico, entonces la idea de "fracaso tatuado en la frente" no sólo es una idea probable, sino imbatible e irremediable. Si alguien se tatuara la palabra 'fracaso' en la frente y lo hiciera al revés (por no hacerlo frente al espejo) sería una especie de ejemplo ilustrado demasiado contundente para que alguien sacara a relucir conceptos viejos como "igualdad", "piedad" o "empatía". Nadie se identifica a plenitud con alguien en el piso, salvo en un nivel teórico, y es un plano más de posición que de vida real. Los que suelen dejar de luchar conservan muchísima más dignidad de la que parece. Pese a todo, estoy de muy buen humor (cuando ando de buenas me la paso molestando a todo el mundo). No sé qué decir. Es preocupante, ¿no?, ver cómo tus contemporáneos pasan demasiado rápido como para tropezar o siquiera notar el piso y que, diez años después, todo lo malo, malvibroso, mamón y tonto que pensabas es demasiado evidente como para que alguien quiera cambiar el tema. Me entristece, no miento. Y sí, es cierto, a la fecha la cuestión de la música genérica en adolescentes ya no es un problema (uno deja de preguntar eso a cierto tiempo), pero sí creo que hay puntso en los que debería insitirse, como una mínima selectividad, un mínimo buen gusto y la ortografía. Nadie después de los 18 debería tener mala ortografía. Esto hoy día también es político (antes era mera ignorancia u omisión). Quítate los lentes de pasta, se te ven falsos y lo sabes. Ya estás grande, ya nadie se ríe de tus chistes.



Ya no sé qué más escribir, iba a poner cosas mixtas de Charlie Monttana (como que si no te gusta es que no tienes sentido del humor), o Be Kind Rewind (como que si no te gustó no tienes alma), Radar (sobre lo increíblemente cabrón que fue Keiji Haino) o el América (que siempre le gana al cruz azul), o la felicidad en general (tan accesible en general), o mis gustos culposos (Ximena Sariñana), y así.




Tenemos a un ganador, Keiji Haino es Dios:




22 mar. 2009

ella es más del tipo de bailar y hacer deporte para sacar toda la energía que trae adentro; 'toda la energía que trae adentro', sí, interesantísimo

este post no tiene contenido, el título más o menos hace alusión a esas personas que dicen que traen mucha energía acumulada y la única manera de sacarla es haciendo ejercicio. a mis 17 años, mi entonces mejor amiga me decía esto siempre que le preguntaba por qué le dedicaba tanto tiempo a jugar toda de deportes (era la época en la que yo me sentía muy culto porque tenía mejores gustos musicales que mis amigos, aunque ahora que lo pienso, 9 años no cambian gran cosa). como sea, nunca he entendido cómo fluye esa cosa de la 'energía' que traes encerrrada y que tienes que sacar. tengo amigos pintores (i was a painter, lo confieso), y creo que cuando pintan se relajan. a mi pintar me parece una de las cosas más engorrosas del mundo. respondiendo un chismógrafo por mail hace rato (el cual dirigí a más de treinta desconocidos), la cosa que me 'relaja' (el término me empieza a parecer odioso, en esta época hasta suena medio new age) es ver películas. eso y conciertos ruidosos como los de esta semana. recuerdo que desarrollaba una cierta intolerancia maliciosa y sonriente cuando me decía estas cosas. casi siempre alguien tiene que ser la carne de cañón de alguien. como sea, este título de post no salió por mi amiga de la que hablo, sino por otra chica del tipo de bailar y hacer deporte que ni siquiera es importante, pero si te pones a escribir de cosas importantes terminas subiendo demasiadas fotos de tí mismo en el blog. creo que vivir en constante estado de abotagamiento es natural e irremediable, no entiendo cómo sucede lo contrario.


por supuesto, el tono de intolerancia maliciosa y sonriente continúa, a veces acompañado de algo más lascivo. me gusta el término silvestre. sólo es ofensivo en niveles demasiado pretencioso como para que quien sea silvestre se dé cuenta.


este blog envía un gran agradecimiento a elso, que se discutió con mi boleto para keiji haino (entre otras cosas), evitando que me cambiara de sexo, convirtiéndose en el futbolista jarritos de una semana llena de cosas de por sí buenas; también un saludo caluroso para il sirako y para pau (ese un poco más caluroso), con quienes pasé todo radar esta semana (entre otras cosas). y sobre todo a la plaqueta por discutirse con los boletos de radar con los que se pudo discutir (entre otras cosas).



eso es todo, gracias, vuelva pronto.


pronto, posts que sí parecen posts

21 mar. 2009

urgente, léanlo y ayuden!

¡No tengo boleto para Patton+Zu hoy en la noche, esto no debería ser así, pero son de esas cosas que uno no controla! Yo los amo y los quiero y si les sobra un boleto para hoy en la noche me evitarán un colapso nervioso en camino. Se supone que Radar son días felices, no esto!


Les estoy rogando!

19 mar. 2009

oigan, ando en radar, los quiero mucho y todo, pero no tengo tiempo de postear; qué horrible es la gente que suele usar la expresión "no tengo tiempo"

si se quieren enterar den click aquí y nada más que aquí.



¿en serio radiohead tocó creep?



ando viendo cómo se le hace para que charlie monttana toque en el zócalo. ¿alguien del público conoce al encargado de la plancha del zócalo sección 'eventos'?


ando escuchando a Ximena Sariñana durísimo, me pega como pocas cosas, son rolas así de cortarse las venas con galletas de animalitos. a mí me gustan esas cosas.


no, en serio, ¿de veras tocaron creep?

14 mar. 2009

radiohead siempre sí cancela su concierto del lunes y yo digo, como en A Clockwork Orange, "quizá sea mejor así"; Radar ya empezó, esta es mi semana

al parecer Radiohead siempre sí pensó que era buena idea no presentarse el lunes, esto, sin hacer del suceso un análisis de la juventud tardía en un país de tercer mundo, es una patada en los huevos para quienes compraron la primera fecha y creyeron que no necesitarían más radiohead. es increíble el nivel de encono para quienes todavía creen que la noticia es falsa, es ira pura en verdad, de esa que espanta. desde que empezó el asunto radiohead y la gente llorando y agradeciendo sus boletos en sus nicks de msn yo siempre abogué por una cancelación a tiempo, pensaba que sería un excelente caso experimental para ver qué es lo que pasa cuando a una generación ya crecida se le da un placebo que, por definición, está demasiado vieja para recibir, pero, al mismo tiempo, es un placebo que no se le podría dar a nadie más. volteen a su alrededor y ubiquen a un chavo de 19 con boleto comprado en la mano. se ve falso, radiohead le llegó tarde, vía limewire y kazaa, entre mp3's de the strokes y franz ferdinand, mientras que sus fans que escucharon el ok computer en la secundaria, que hoy día pasan entre 8 y 10 horas en una oficina, todavía se emocionan con la increíble carga sentimental y conceptual de sus canciones: "I look around and what do I see? black eyed angels fly with me". cierto, es un poco más interesante ver la cantidad de gente que cambiaron sus ánimos por anuncios en hojas carta impresos en word vendiendo sus boletos (estuve en cu el jueves y la cantidad es increíble), pero, como sea, pensé que esto sería un asunto de orden hipotético, algo de lo cual escribirían los analistas del proceso o el reforma (todos sabemos que los periodistas de rock no saben escribir y tienen más bien mal gusto), pero el enojo popular no es nada reflexivo. si a mi me hubieran cancelado pearl jam en el 2003 me habría entristecido antes que estallar contra ocesa y nuestra idiosincracia con conciertos de café tacuba y chayanne y esas cosas en el zocalo (charlie monttana para la plancha del zócalo, proponemos pau y yo), pero la reacción ante la fecha cancelada de radiohead del lunes es abiertamente fúrica. nadie está haciendo recuento mental de su adolescencia ni de cuando se emocionaron cuando salió el hail to the thief, nadie está pensando en cómo los pantalones rotos pasaron de las piernas a la cartera y de ahí a la funda de la laptop. no, le gente está enardecida, sobretodo porque ocesa todavía no quiere soltar el informe oficial sino hasta el domingo. esto te pone a pensar: tal vez nuestros deseos más tontos y sinceros están basados en una urgencia tan grande que nadie quiere teorizar con ella, tal vez un concierto de una banda que vive de sus rentas desde el 2001 sí era necesario después de todo, no tenía marcha atrás. como sea, no me siento mal por mis constantes y malcogidas arengas y peticiones de firmas por cancelar a radiohead. por ejemplo, si sonic youth cancelara me entristecería muchísimo porque Thurston Moore es Dios, mientras que thom yorke es un ser humano como todos nosotros, bribón y ladrón que apoya el comercio libre porque le vale pito si paga una libra más por su lechuga o no (gracias milena). la gente se enoja con la gente, básicamente. además, Radar empezó ayer y toda esta semana secretaré endorfinas y si thom yorke va a teotihuacan a cargarse de energía me da igual, porque el miércoles viene Marc Ribot y Han Bennink, el viernes viene Daniel Menche, hoy toca Sunn O))), el sábado viene Patton, y mañana, MAÑANA, es el evento del año en el Espacio Escultórico de la UNAM: Le Noir de L'Etoile de Gérard Grisey interpretado por el ensamble de percusiones Les Percussions de Strasbourg. Mañana, todos al CCU a las 7 pm, es GRATIS! Obvio, más información, aquí.




próximos posts:


"ella es más del tipo de bailar y hacer deporte para sacar toda la energía que trae adentro; 'toda la energía que trae adentro', como si no pudiera conseguir a cualquiera"


"SAVE THE DATE: 4 de Abril"


"hey, te estoy siguiendo, seguro ya te diste cuenta, no? haz algo al respecto"





Es como si supieras qué te van a regalar de cumpleaños y aún así es sorpresa después de todo al final aún así

11 mar. 2009

calles de oro 2 (este es el post más malcogido del universo)

Ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos:

Presente

Soy un post adolescente de 25 años de edad, clase media, que no votó por usted en las elecciones de hace ya casi tres años. Como tantas personas descritas por el párrafo anterior, pertenezco a esa frágil y delgada legión de gente que lee más de lo que debería y se cree muy lista y que en un descuido puede tener hijos y hundirse en la miseria y trabajar muy duro. Una cosa lleva a la otra, adivine usted los órdenes. En efecto, me creo groseramente muy listo, y por esto mi misiva: Desde que empezó esta temporada electoral, como cada vez que los anuncios empiezan a transmitirse por televisión, una de mis aficiones de gente culta, me siento terriblemente ofendido en mi inteligencia cuando escucho lo que me tienen que decir. Decir que me siento ofendido en mi inteligencia es, si lo analiza cuidadosamente, decir algo. Piense en algo similar a cuando atraparon a la Reina del Pacífico y usted, en conferencia de prensa, dijo algo así como: "Hoy atrapamos, ya ni sé cuántos llevamos, yo ya perdí la cuenta..." Siendo demasiado listo para creer a lo que dicen estos comerciales, no puedo dejar de prestarles atención. Le recuerdo que hacer el comentario de "Nadie te obliga a ver la televisión" no le queda, dado que usted defiende una posición de neutralidad e inofensividad mediática (algo que usted descuidó cuando murió Mouriño). No es mi culpa que pasen anuncios mientras veo "Sólo Dfutbol" o "House M.D." Como sea, la televisión es mi círculo de sal los fines de semana de futbol y los martes en la noche. Me parece un precio demasiado alto de pagar tener que escuchar que a partir de que el PAN gobierna el país todos los niños que antes le daban dinero a sus madres ahora les dan nueves en la tarea (de toda la gente a la que aporrearía con saña de quienes elaboraron semejantes panfletos, al que ideó que el niño no debería regresar del frente de batalla con un 10 sino con un 9 es alguien a quien me gustaría felicitar y abrazar). Como sea, este tono no es ofensivo sólo por estúpido, sino porque es una afrenta directa. Quienes titubeamos antes de meter el pie en el agua fría con un gesto brutal de felicidad solemos ver lo malo de todo, y este tipo de cosas, malas todas ellas, parecen tan cargadas que suelen considerarse afrentas directas. Mientras unos se sienten ofendidos, otros (la chusma en general) conviven con estos comerciales como el perro convive con el sillón o los canarios con su tableta de calcio. Como sea, mi mensaje no pretende hacerle creer que tengo habilidad para abordar verbalmente a la gente (esto sería una mentira demasiado grande), sino sugerir un cambio que traería beneficios en nuestro país, es decir, la gente, que, aunque nos pese, es responsable de la mayor parte de las cosas que pasan por aquí. He aquí mi propuesta:

Dado el tono de abierto retraso mental de la publicidad electoral, pensada erroneamente en convencer a la plebe, mi propuesta es, simplemente, dar una vuelta de tuerca y hacer de la propaganda partidista verdaderos mensajes complicados, difíciles, que hagan que más de un analista en silla de $1,300 pesos se lleve la mano al mentón y se dedique a hacer acalorados debates sobre lo que tal o cual nuevo comercial quiso decir y sobre qué versa su propuesta. Hacer de la política una cosa, si no rasposa y complicada, por lo menos lo suficientemente aburrida para que la gente recuerde siquiera de qué trata el comercial. Para darle una idea, recuerde cómo era usted cuando veía un comercial político a sus 8 años. Al hacer de la propaganda un gato salvaje y aburrido, el tono general de la gente será de desapego, a nadie le hará gracia siquiera burlarse de los comerciales, simplemente los dejarán pasar. Poco a poco, la palabra política parecerá remitirse a algo con cierta autoridad intelectual que hará que la gente se sienta aún más estúpida. No así la gente lista, que rebatirá sus (aun así estúpidas) propuestas y querellas. Cierto, los detractores seguirán existiendo, y quizá con más material para atacar (siempre será más grato contraatacar un libro que una bofetada), pero el tono de la política en este país será algo alejado, algo a lo cual se le tendrá que temer. Acercarse a la gente, doctrina profesada de menos a más en los últimos años, es tremendamente peligroso,les permite olfatear el lado humano de los políticos, que también son personas, y también son miserables. Hay una enorme empatía en la miseria y el resentimiento. Observe cómo la gente se identifica con las personas ricas y malvadas, con los negros centroamericanos que no pueden hablar correctamente pero que tienen ese halo de miseria reprimida que la gente ama, sus coches, su mal gusto, sus mujeres vulgares. Acercarse a las personas a las que se les va a pisar el cuello a la larga es un contratiempo, mientras que manteniéndolos a raya se les hará creer que algo demasiado difícil para que ellos entiendan o hagan está ocurriendo (y por ende automáticamente, pues todo lo que no podemos pensar en cómo funciona suele funcionar, mentalmente, automáticamente). Con este método, usted dejará de lidiar con las protestas populares más engorrosas (como equidad de género, racial y causas perdidas), aunque seguirá lidiando con los intelectuales domésticos y demás gente que lee 'La Jornada' y que la lleva en el morral todo el día (a la larga, se dará cuenta que esta gente no es mucho muy distinta). Cierto, aún tendrá que pelear con escritores y artistas, que son quienes realmente pueden presentar una oposición de principios. Esto funciona en un nivel muy simple. Usted seguirá siendo el presidente pequeño y limitado. Le recuerdo que los intelectuales y gente más o menos lista suelen ser altos sin un rencoroso pasado aborigen, con un cierto buen gusto -cosa también descuidada por aquí-, por lo que, cierto, usted seguirá desempeñando el papel de chiste gastado, de enano al que no le queda el uniforme, de ladrón de justas medidas, es decir, el escarnio seguirá existiendo, pero será más sano y constructivo. El rencor de las clases oprimidas será menor, resguardado por el hecho de que se sabrán ignorantes. También, es cierto, habrá necios y orgullosos (los seguirá encontrando en la clase media) que se creen demasiado listos y estarán en contra de todo aun cuando no sepan de lo que hablan, pero estas personas serán señaladas en sus barrios y familias y reprimidas fuertemente para darle prioridad a aspectos más elementales, como el calor humano, la supervivencia o la reproducción.

Como ve, haciendo de la política algo difícil y distante, mantiene a raya al grueso de la gente y sólo tendrá que sufrir por los comentarios agresivos, sardónicos y rijosos de la gente que, realmente, saca a esta país adelante, aunque estos nunca le han representado una complicación, dado que usted suele negarlos o no darse cuenta (dado el estrato socioeconómico del que usted proviene).

Espero estos consejos sirvan para hacer de este país un sitio mejor y más tolerable. Le recuerdo que si me tomo el tiempo para escribir estas cosas no es por un egoísta y peligrosamente individualista sentido de creación ni de contra, sino porque, como tantas personas, no me la paso bien en las calles y mis días son más y más insoportables por la gente en ellas.

Con toda atención, para su consideración:

Bob
No. de Elector 911075-34256-1107








(en otras noticias, ¿sabían que la tórtolas -o coquitas, como les dice mi mamá- sí emiten un sonido y que ni siquiera parece de ave -de hecho da un poco de miedo-?)

7 mar. 2009

Este post está dedicado a Lear, y el anterior también aunque indirectamente, más bien por omisión:

En un capítulo de los Simpson, el abuelo Simpson y Jasper caminan por la calle y un homeless se le acerca pidiendo dinero. Se niega rotundamente, diciéndole que la calles no están cubiertas de oro; Jasper le señala: "lo están" y un automovil se derrapa y todos ríen mientras vuelven a la actualidad. Platicando con Lear vía msn, pensaba en cuánto bien le haría a la ciudad de México, monstruo orgulloso y canibal, tener calles de oro. Es una solución moral, no de logística ni de economía vial (y me imagino que todos tendrán su opinión al respecto). Primero, alguien tendría que sugerir la estúpida idea de pavimentar las calles con oro, cosa estúpida, pero a la mayoría le parecería más coherente que permitir que la gente libre fume mota. Pasaría. Una vez que se votara a favor de una ciudad majestuosa, casa cálida del turismo con calles de oro (de alguna manera relacionadas con tiempos prehispánicos), la ciudad de México tendría oro en sus calles, la gente se volvería orgullosa de su ciudad y, para empezar, tiraría menos basura (aún lo haría, sí, pero se daría cuenta del suelo, y darse cuenta del suelo es una condición filosófica importante, seguro Camus lo dice en algún lado). Entonces, la vida seguiría, los niños seguirían siendo secuestrados y asesinados, la gente pobre seguiría viviendo en medio del resentimiento, los chairos seguirían clamando que alguien los reprime, la gente común y corriente seguiría dándose golpes de pecho en los que el orgullo se confunde con el odio al trabajo, pero cuando alguien tenga una queja que levantar, tendrá que mirar al estúpido-suelo-de-oro y decir: "Oh, no, no me puedo quejar, yo voté por este estúpido-suelo-de-oro", y callaría. ¿Quién tiene los arrestos para quejarse cuando pensó que la pavimentación masiva de calles con oro era buena idea? Hay gente que hace que sus coches reboten, también, y dudo que esta gente sufra por las noches. Cuando el próximo presidente (o este, es más o menos lo mismo) se escape y se ría de todos en su cara, el primero en enojarse mirará el-estúpido-suelo-de-oro y se sentirá más estúpido y callará. Toda una ciudad se sentirá estúpida, se introducirá el concepto de vergüenza al DF y la gente será señalada como estúpida primero por nuestros cuates de provincia y luego por los demás paises: "A whole city ashamed on their asses", sería la nota mundial. Y entonces, con la vergüenza en nuestros costados, cual lanza sobre Cristo, la gente será más prudente, vivirá con el castigo a sus pies, con el estúpido-suelo-de-oro, y muchos, demasiado vanidosos y apenados, se irán de la ciudad, pero los más, se quedarán y aprenderán a ser humildes y constructivos. Cuando alguien trate de humillar a otro pensará en el estúpido-suelo-de-oro y se introducirá el concepto de compasión y piedad en el vocabulario del defeño. El ciudadano de la ciudad de México será, por las malas, un ser reflexivo, apenado, en un estado de constante culpa y vergüenza, pero será más productivo a la larga. Los niños que crezcan sin la vergüenza de haber colaborado en pavimentar sus calles de oro, crecerán perdiendo toda filiación estética con el metal y serán menos nacos que sus tíos que les regalan cadenas en sus primeras comuniones. Regalarle cadenas o ropa a un niño es suplicarle que te odie. Nunca lo hagan, ustedes fueron niños, acuérdense. Por otro lado, el trabajo seguirá destruyendo el alma de la gente y la selección de futbol seguirá sin Memo Ochoa en la portería nada más de huevos y también sin pasar de octavos de final en un mundial (si es que califican).





escribí este post hace casi una semana, me intriga pensar que habrá pasado en todo ese tiempo, aunque me imagino que debe ser como cuando uno revisa el correo y sólo encuentra publicidad (facturas de qué?, nadie vende cerveza a crédito)


Siguiendo con la tónica amargada del post anterior (oh, sí), tengo (otra) teoría con Radiohead: viendo tantos boletos a la venta en Msn, letreros en las escuelas (sólo superados por los magistrales "Se hasen trabajos escolares") y blogs que intentan lucrar con las vísceras atrasadas de algunos incautos, se me ocurre que, cuando llegue el día, y esos boletos atrasados no se vendan, cuando comprar tres boletos de General B para revender una semana antes sea una mala idea en lo teórico como en lo práctico, muchos se enojarán, habrá decepción, terminarán yendo ellos mismos, los aventajados, a ver a Thom Yorke y su ojo y medio hacer cara de dolor y cantar letras que no me espantan ni me hacen suspirar porque yo escuchaba a Nirvana cuando el cabello me crecía rápido:

Teenage angst has paid off well
now I'm bored and old
self-appointed judges judge
more than they've sold
if she floats then she is not
a witch like we thought
on the pavement one another
one at Salem's lot

Y, con los ímpetus trasladados al dinero fácil que no llegó, más de uno se va a dar cuenta (contra su voluntad y mejores deseos) que no iba a ser una noche tan emotiva, que quizá ver a Johnny Greenwood haciéndole a la guitarra esté padre, pero emotividad lo que se dice una noche inolvidable, no era, demasiados dardos en la dirección contraria, decepciones como cuando tu disco pirata sale rayado o es otro (a mí me pasó con uno de At The Drive In, que resultó ser de Mono, se lo regalé al greñas):

As my bones grew they did hurt
they hurt really bad
I've tried hard to have a father
but instead I had a dad
I just want you to know that I
don't hate you anymore
there is nothing I can say
that I haven't thought before

Yo estuve la primera (y segunda y tercera) noche en que Pearl Jam estuvo en México, fue lindo y todo, fue bonito cuando tocaron Not For You, pero aún en aquél 2003, todos sabíamos que ya se había terminado todo (cualquiera sabe que Pearl Jam se murió después del Yield). Así que quizá habrá muchas camisetas y chamarras de concierto afuera del foro sol (yo quería ir a ver eso en vivo, pero ese día hay Radar), pero, como que algo sale mal, les apuesto mis dos centavos.



pronto: post menos torpe, menos malcogido y mucho más simpático

4 mar. 2009

(...) Algunos animales pueden experimentar, no sin ciertas limitantes, un símil de la culpa humana, algo digno del estudio mediante el cristal. Aunque estamos hablando de complicaciones mentales en niveles muy básicos, es probable que algunos mamíferos, por ejemplo, puedan desarrollar un sentimiento de inconstancia e incompleción. Por ejemplo, el macho que no logra defender a su familia y que está demasiado herido (el cuerpo ha dejado de responderle) para seguir volcando todo el huracán emocional que tiene dentro de sí en la pelea, y que debe resignarse con ver las espaldas de los depredadores que se alejan, tranquilos, casi taciturnos, de la presa amedrentada y dejada a sí misma y a su suerte. Aunque algo extraordinarios, estos desórdenes no modifican la naturaleza animal en grados contrastantes, si acaso dejan algunos especimenes inválidos mediante shocks emocionales como la imagen o el fantasma del cuerpo del otro que se ha dejado ir, algo similar a quienes pierden un miembro y piensan que aún está ahí a pesar de la enorme visualidad del muñón ensangrentado o la prótesis limpia, demasiado vertical, demasiado erguida, casi con decisión, la necesaria para poder decir: “ya no más, no sigas buscando aquí, tendrás que volcarte hacia dentro, hurgar hasta que te parezca insoportable la propia introspección, despejar la mayor parte de los huecos que tienes atorados, limpiar las propias heridas, pulir las balas”. Este sentimiento de culpa semi animal y la incompleción del lisiado son similares en las rutinas y tics que les prosiguen: constante revisión de los recuerdos, amortización de la ira y sustitución de algunas conductas prácticas y necesarias para la supervivencia (tales como saltarle al cuello a otro animal o embatir de un puñetazo un espejo) por otras más pasivas aunque mucho menos creativas; la expresión ‘como león enjaulado’ se refiere a una animalidad controlada y sustituida por una especie de acto civilizatorio que tiene que ver directamente con este tipo de accidentes. SI bien es cierto que algunos momentos biológicos inevitables, como las palizas brutales en la búsqueda del alimento o la humillación enconada en la socialización por parte de algunos seres humanos que han decidido intercambiar la compasión por el desarrollo personal, son traumatizantes, también es cierto que sin estos seres humanos, literalmente carne de cañón de una especie demasiado ocupada en sí misma, sería imposible avanzar en las metáforas y las analogías que nos hacen mejores personas a través del papel y la imagen. Algunas personas, mediante una continua y angustiosa serie de intentos basados en el mero ensayo y error, han logrado volver a la vida por algunos segundos después de aplicar shocks eléctricos o de mantener las conexiones vitales activas (los cables de la cabeza a los hombros que constituían el cuello, las vísceras). Los resultados, aunque en la mayoría de los casos han sido desastrosos, también han resultado alentadores para quien aún lleva a cabo los cálculos y los números desde su mesa. Se ha podido comprobar que la sensación de incompleción una vez pasado el miedo a la muerte pasa a un segundo plano comparada con el insoportable sentimiento de la despedida. Así, pongamos un ejemplo, la cabeza degollada que descansa en la canasta o el césped, durante los segundos que logra extender su existencia al campo de los datos exactos y las medidas, sufre del abrumador peso de una idea de no tener absolutamente nada por delante, ese vacío que experimenta el animal por la pérdida encuentra, aunque algo tarde, otro símil en el ajusticiado que puede ver, con muy poco tiempo para cambiarlo, que su vida, reducida a hechos fisiológicos, en efecto, tiene un término. Y cuando todo esto sucede, quienes pueden verlo desde afuera pueden experimentar la misma sensación, en este caso mera culpa, pero no sin antes divisar, desde la fría mesa del laboratorio, que, sí, que todo lo que tocan las manos es finito, que todo lo que ven los ojos es frágil, que aunque cándida y relajada, dispersa a veces, esta vida puede tornarse en tu contra, puedes procurarte un tiempo para ti sólo, quizá todo tu tiempo, pero al final del día siempre acabas con el corazón deshecho, y todas las imágenes que en algún otro momento sirvieron para enseñarte datos demasiado peligrosos como para experimentar en carne propia, ahora son procesiones demasiado largas, discursos demasiado pesados, que tu espalda pesa más que antes, que los hombros ya te son insoportables, que la sorna y la necesidad de abrazarte a ti mismo se han nivelado al grado de revolverte el estómago (algo similar a la nausea pero sin las contracciones físicas) y asquearte. Que, después de todo, no puedes seguir riendo cuando tienes todos tus expedientes y archivos frente a ti, que la mesura que te acompañó durante tanto tiempo, flexible y desinteresada, acaba por volverse un recuento demasiado agrio como para tomarlo en cuenta como una contabilidad real. Si bien la mayoría de estos sentimientos suelen experimentarse en animales que sufren pérdidas mayores, graduales o de golpe, también es cierto que otros especimenes en los niveles más bajos, cuya vida se ve constantemente nutrida por el miedo y el ansia, también pueden desarrollar este sentimiento con resultados menos irreversibles. El rencor y el resentimiento funcionan de maneras distintas aquí, y mientras el Alfa se encuentra enterrado y atado de manos, el Omega se procura, durante toda su vida, los medios necesarios para seguir sustituyendo sus puños, ensangrentados de todos modos, por sus suspiros y huecos. Es mera supervivencia.


Wyatt Byrnamm, Omega, 1987

1 mar. 2009

nadie con sandalias y las manos llenas de tinta tiene poder sobre tí, yo soy un tipo cursi

fragmento de un libro que, de existir, debería llamarse "conversaciones con un pasado vergonzoso" y que, básicamente, habla sobre gente que vive demasiado fuera


entrevistador: se ha dicho que el punk ya no tiene mucho que ofrecerle al mundo, excepto hoodies y tenis converse, ¿qué opina al respecto?

punk de 53 años: nosotros nunca quisimos ofrecerle nada al mundo, lo que yo hacía era alejarme de una sociedad cerrada, yo practiqué mi libertad con todos los riesgos, si alguien cree que aportamos algo al mundo o no es su problema

entrevistador: pero, una enorme cantidad de jóvenes, chicos que aún no habían nacido cuando usted ya era conocido, hoy día profesan principios que usted siguió, aunque ahora son reducidos a mandas y juegos de palabras típicos de la clase media, como la represión familiar o la supuesta hipocresía de la monogamia, hay gente que se ha alejado de su familia porque creía que era parte de su proceso de vida, que viven debajo de un puente creyendo que son lobos esteparios, una idea retorcida de "dejar el nido", ¿me está diciendo que todo eso sólo fueron gestos y modas que no tenían qué repercutir en la vida real?; ¿ha leído esa frase de Guy Debord donde dice que cuando la libertad se practica en un círculo cerrado se convierte en una representación de sí misma?

punk de 53 años: yo sé que mucha gente dijo muchas cosas de lo que hacíamos, pero aunque haya personas que hoy día simpatizan con nosotros o con lo que hacíamos en aquellos tiempos, la verdad, al menos a mí, no me importa, es decir, yo sigo permaneciendo fiel y siendo coherente con lo que pienso desde que tenía 20 años, y si alguien quiere copiar esto es su problema, pero respecto a lo que decías, sobre la hipocresía de la monogamia y romper con el yugo familiar, en eso no estoy de acuerdo contigo, porque sigo creyendo en eso, sigo pensando que hay demasiadas reglas que el ser humano se autoimpone para reducir su vida

entrevistador: uno de esos principios era la no acumulación de riqueza material, y tú acabas de cerrar una gira de 5 meses, la tercera en la que prometes retirarte, con llenos totales, aun cuando no has sacado un disco desde hace más de 23 años, ¿esto no se llama incongruencia y vivir de tus rentas?

punk de 53 años: si la gente sigue asisitiendo a mis conciertos es porque hay cosas que no puedes tapar con un dedo, le pese a quien le pese, el legado de lo que aquellos tiempos trajo al mundo de la música es enorme

entrevistador: tampoco vives debajo de un puente

punk de 53 años: no, porque tampoco puedes mantenerte inerte durante treinta años, tienes que avanzar, hay un concepto muy importante para mí, y es el de diginidad, algunas cosas simplemente no van con tu edad, tu mente también crece, no querer moverte es antinatural

entrevistador: podríamos decir que ya estás demasiado viejo para gritarle al mundo que todo lo que pensaban está mal

punk de 53 años: sí, podrías decir eso

entrevistador: entonces, ¿qué es lo que te motiva a despertar todos los días?

punk de 53 años: la próxima fiesta (risas)

entrevistador: se dice que tienes un hijo

punk de 53 años: no, no es cierto

entrevistador: ¿sabías que tu hijo inexistente estudió la universidad conmigo, cabrón?

punk de 53 años: mierda, pensé que iba a hacer algo con su vida






en otras noticias:

por favor, lean este post



el otro día veía un cartel de una asociación a favor de las lesbianas y su derecho a hacer de su vida lo que se les de la gana, cosa con la que no podría estar más de acuerdo, lo que no entiendo es por qué casi siempre las chicas en esos carteles suelen ser más bien hombres; debe ser algo análogo a cuando hacen ferias de la sexualidad en universidades y piensan que libertad sexual equivale a chicas feas, pero tampoco es una cosa de venta de bienes ni nada de eso, es decir, no es fotografía de producto profesional. esto no tiene sentido alguno a menos que sean de esa gente que lee tanto entre líneas que casi siempre termina encontrando algo malo en todo lo que leen.


se acerca la temporada de elecciones. no hagan nada que alguien con un empleo gubernamental les diga que hagan, pero sobre todo, no dejen que ningún adolescente tardío que suele frecuentar imprentas y fanzines electrónicos les sugiera qué hacer. esto a propósito de una (de tantísimas) campañas juveniles e ingenuas cuyo slogan es "Yo Anularé Mi Voto". chúpenme el pie si quieren, pero ya me siento lo suficientemente timado por gente con el alma muerta como para sentirme timado por gente que cree que su punto de vista es importante (es como cuando escuchas a músicos de rock hablando de multiculturalidad y política); cada que paso por el Auditorio Che Guevara en la facultad de filosofía y letras de la unam (curiosidad: cada que alguien levante un goya, absténganse por un momento de alzar el puño y miren alrededor y cuenten cuántos se hunden de hombros), suelo levantar el brazo y gritar: "¡Maduren!". ¿no es inusual que esta gente, que aún cree que el mundo debería ser una constante pelea entre orgullo y lástima en los níveles más elementales, siga ocupando este lugar? bueno, si la unam no puede mantener abierto con dignidad el muca y cree que teniendo un museote como el Muac va a convertirse en punta de lanza de la oferta cultural en esta ciudad, creo que les quedan muchas mesas redondas y encuentros de performance con los qué tropezar antes de darse cuenta de que tienen demasiadas piedras en el morral como para sentirse orgullosos de la acartonada cartelera de San Ildefonso, el constante desastre que es el Museo del Chopo o ese punto ciego de Dios llamado escuela nacional de artes plásticas. me he dado cuenta de que el blog me hace comportarme abiertamente intolerante e incendiario, pero en la vida real soy un tipo simple, de hecho, ya me voy, que va a jugar el américa y nadie quiere que le necaxa baje a primera a.


pero saben que los quiero