6 abr. 2012

¿Han notado las diferencias al mantener presionada una tecla en una
computadora y en un iPhone? En una laptop implica repetir un caracter
infinitamente (o al menos hasta que la aplicación empiece a sufrir y
se caiga), mientras que al dejar el dedo sobre una tecla en el iPhone
hará que la máquina te dé opciones sobre qué caracter quieres en
realidad, como si estuviera pensando. Es chistoso, porque los cerebros
no funcionan como una tecla normal, no repiten el mismo resultado
indiferenciadamente, pero los cerebros sí se caen. Recuerdo que cuando
tenia la Toshiba Satellite de 1999, en alguna ocasión quise escribir
un post en un block de notas. Al parecer, si presionas F2 o F5, no
recuerdo, la máquina escribe la fecha y hora. Dejé el botón apretado
durante un minuto. Quería ver cuántas repeticiones del comando "hora
y fecha" le tomaba a la máquina cubrir un minuto entero. El post
sería una marca de un minuto, cientos de marcas del minuto siguiente,
y finalmente una marca del minuto que seguía. Lo hice y lo copipegué
en el redactor de Blogger y el Firefox se cayó. Así, sin más. Para
el post de encontrar el 0 entre las O's, a pesar de hacerlo con
tecnología de 10 años después, a la aplicación de Notas le tomó
bastante tiempo procesar las O's. Por alguna extraña razón a las
computadoras les molesta la repetición indiferenciada. A nosotros no,
y es curioso porque cuando el iPhone te da opciones de caracteres es
como si te pidiera que lo pensaras, que eligieras, aun para escribir
una A o una S. Hace un año habría escrito, sin pensarlo dos veces,
que se debía a que ambos dispositivos estaban hecho para distintos
usos y velocidades, que la computadora estaba hecha para un trabajo
más lento y concienzudo, mientras que el iPhone se basaba en la
omnipresencia y la velocidad como motor. Hoy creo que más bien se
trata de algo más perdido e insignificante. ¿Creen que las
computadoras de 2020 seguirán adoleciendo de esto? Yo sí.

No hay comentarios: