5 jun. 2010

¿Recuerdan mi película del rebaño de ovejas que se hacen las muertas ante cualquier contacto? Ya tengo la escena final:

Uno de los puntos medulares es una inocua escena del granjero explicando cómo suelta al rebaño sin que lo detecten y ocurra el problema: camina de la casa al establo sin hacer ruido, se coloca detrás de las puertas y las abre con él caminando detrás de ellas, quedándose allí hasta que salen y llegan al límite de la barda, donde pastan, luego entra y hace lo que tiene que hacer (cambiar agua y esas cosas). En la última escena, el equipo de filmación quiere grabar ese momento siguiendo todos los detalles, así que siguen las acciones del granjero con dos camarógrafos a izquierda y derecha del sendero que recorren las ovejas, muy alejados, para no ser detectados, cargando las cámaras a ras de piso, en el campo de visión de una cámara siempre es visible la otra al otro lado. Al llegar al límite de la cerca, una tercera cámara pero no profesional, montada en un carro a control remoto, se va metiendo desde afuera de la cerca entre las patas del rebaño, muy lentamente, hasta que después de algunos minutos, detectan peligro y se dejan caer, sin más. Ahí termina la película y empiezan los créditos. La música corre desde que se abren las puertas hasta que el rebaño finge su muerte.


Click aquí para escuchar la música. Pónganla en loop.

2 comentarios:

No va a pasar. dijo...

hoy descubrí un museo, no era lo que estaba esperando toda mi vida pero si me dio ganas de hacer cosas, me acordé de ti y ya, fui feliz.

No va a pasar. dijo...

Y la música de las ovejas, que bella es.
Ya hazlo pronto.
¿puedo participar?
Quisiera ser una de ellas, llevo años practicando mis berridos.