23 nov. 2008

es cierto lo que dicen de los posts, tiene que pasarte algo de verdad para que puedas escribir luego sobre eso

Gracias por su consideración*




vivir demasiado el cuerpo


Hay una idea que me llamó la atención sobre todas las demás que se suceden en Generation X de Douglas Coupland: descubrir el cuerpo. Habla sobre una pareja de jubilados que se deciden, por fin, a recorrer el país en un camper, y comenta que esta gente pasó demasiado tiempo ocupada y que descubrió su cuerpo demasiado tarde. Las ideas colaterales o ejemplos a colación, en estos momentos donde la prisa orilla a comparar cantidades absolutamente importantes (cavidades penetradas, palmadas recibidas y dadas, confianzas adquiridas, sonrisas dadas por hecho), vienen sobrando, el cuerpo no es necesario, es urgente. Sin embargo, hay una idea opuesta que me parece más interesante: vivir demasiado el cuerpo. En la televisión, reducto insalvable de la piedad ligera, pasan un comercial, una chica habla: "soy menor de edad, no pude estudiar la prepa, estoy embarazada, y el gobierno me da dinero por eso". Ya he dejado en claro desde hace tiempo la firme intolerancia de este blog hacia las minorías en estado 'quejoso' (si necesitan mi voto, córtenle las manos a los franeleros, doy fe), pero este ejemplo era más curioso: esta chica no tenía más de dieciocho años (y si los tenía es irrelevante a fin de cuentas) y ya había hecho, como decían en la película famosa, "de su culo un papalote". Poala dice: No puedes confiar en alguien que tiene 18 años. Ahora se detenía a respirar, se había tomado la molestia de sentarse en una de esas sillas de espera (sintomáticamente naranjas, en una hilera de cinco, el pasillo apestando a inactividad), se había tomado la molestia de detenerse y ver qué le correspondía de acuerdo a su circunstancia. El comercial era claro: si habías, no digamos tocado fondo -la idea de caer no está asociada a hechos como la reproducción o la incapacidad escolar-, pero por lo menos pisado demasiado el acelerador, si fuiste sobrepasado por tu propia velocidad, entonces, de acuerdo a una serie de situaciones promedio (y el promedio siempre es sinónimo de suicidio), necesitas -mereces- el apoyo necesario para sobrevivir. Sobrevivir. En este lugar nadie lucha por vivir, sino por sobrevivir. No es una jungla allá afuera, la verdad, pero la competencia implica no jactarse de la tranquilidad a crédito, sino de las deudas que te obligan a correr más de prisa. Hace poco me comentaban: 'mi hermana regresó a casa, dicen que su esposo le pega, pero conociendo a mi hermana lo más seguro es que ella le pegue a él.' Había un dejo de placer monumental al momento de revertir los papeles de género. Mejor tú que yo. De alguna manera, en algunas discusiones basta con estirar la pierna hasta topar con pared. Por ejemplo, apoyo al NEB cuando escribe en este blog al que todavía no me invitan a escribir:



De los colaboradores de esta página es a Plaqueta a quien mayor aprecio le tengo, lo que no le voy a perdonar lo dijo el martes 2 de septiembre del año en curso:

"ay ya pinche Houellebecq que te cojan"

No podría estar menos de acuerdo, me parece que la viruta total de la obra de Michel Houellebecq, como quiera que se pronuncie, es el hartazgo de la cogedera, la definitiva hueva de estar vivo y, por ende, cogiendo. En todo caso lo menciono porque es en las páginas finales de las Partículas Elementales que el autor manda a toda la humanidad a la verga de la forma más encantadora posible y probable. A todos. A la verga todos.



Es justo ese tipo de respuestas, prácticamente actos reflejos, que limitan al que, desde una especie de trinchera responde sin meter mucho las manos (nadie que escriba mete mucho las manos, o al menos no espera descontar a muchos, o si lo hace...) a reconocer que hay una parte que no está abarcando. En este orden de ideas, 'vivir demasiado el cuerpo' no ha de ser entendido como vivir la vida, aprovechar cada segundo como si fuera el último, de hecho, detesto este tipo de retailas. Por ejemplo, hace nueve años, leyendo una revista La Mosca (sólo un quinceañero leería esa basura) alguien escribía un artículo sobre Robert Schumann (ya saben que hay una parte de inclusión del mundo del aficionado del rock que permite la entrada a géneros que antes ni siquiera consideraba, como cuando notas que hay una sección de jazz y blues pero nadie sabe deletrear e-r-i-k s-a-t-i-e). Dicha columna decía que Schuman había hecho un desmadre de su vida, la había vivido, bueno, eso de como si fuera el último día y eso. Decía, al final, que nadie decide vivir como él, que es algo que se tiene, no algo que se decide, vivir la vida como Schuman. Al final, siempre es un mero asunto de pulsiones, de genes, de costumbres de superviviencia familiar, de maneras de responder a la bofetada. Al final esta chica menor de edad que jodió su vida recibirá apoyo del gobierno para no dejar más marcas, en este mundo y nada más. Alguien se lo pasará más aburrido, cierto, pero la verdad sólo escribo esto en lo que empieza el partido del Santos, que será campeón de la mano de Cuauhtémoc Blanco. Cuauhtémoc Blanco hace mi día siempre, por qué no darle dinero a él y no a esa chica embarazada. Yo también los quiero, lo saben, no hagan de cuenta que no lo saben.


saber ocupar tu lugar

En Viaje al Fin de la Noche, de Céline, comenta que cuando se cometen robos atroces, de muchísimo dinero, es permisible, pero que cuando alguien paupérrimo y miserable roba algo es inadmisible, el mundo se ensaña con él, que estos robos menores e insignificantes calan mucho más fuerte que cifras descomunales que en nada recuerdan a las personas que las cometen. En un orden de ideas más o menos similar (o no), se me ocurre que pasa algo parecido con personas y no robos, sino actitudes. ¿Nunca han sentido que alguien ocupa un lugar que no le corresponde? Una vez, en medio del complicado camino de conocer a gente desagradable desde el primer momento, una chica que encarnaba la maldad, llevaba puestos los lentes de ocasión: de marquito con pasta o como putas se diga. Alguien dijo, ante el consterno general: "Se le ven falsos". Houellebecq usa una figura similar: "...era como un cerdo con un moño en la cabeza..." Creo que ver cómo ciertas personas hacen todo lo que pueden con desesperación es lo que molesta, mientras que Paris Hilton sigue ocupando uno de los primeros lugares de "keywords más tecleadas" en google. Piensas que quizá no se ha dado cuenta de su lugar todavía. Más Céline (lear, tienes toda la razón, vale cada maldito centavo): "Perdemos la mayor parte de la juventud a fuerza de torpezas. Yo no había aprendido aún que existen dos humanidades muy diferentes, la de los ricos y la de los pobres. Necesité, como tantos otros, veinte años y la guerra, para aprender a mantenerme dentro de mi categoría, a preguntar el precio de las cosas antes de tocarlas y, sobre todo, antes de encariñarme con ellas". Accesos de humor de mal gusto (a fin de cuentas, no molestan los desplantes ni las disputas, sino el mal gusto con que son abordadas, las discusiones más lindas son con la voz baja, siempre), repentinos cambios en el terreno de batalla, una idea de inclusión que nadie cree. Al menos a mí me entristece que haya quienes exijan, por todos los medios, que le pongas atención, que le veas, que le consideres. También me extraña que haya más amor en el mundo dirigido a Thom Yorke que a Kurt Cobain o Thurston Moore, pero también es cierto que no sería bueno que fuera al revés. Cómo son nacos, en serio.



Ah, y si están en Monterrey o cercas, vayan a esto, por favor, en buena onda:





Este año, la Bienal Nacional Artemergente Monterrey 2008 exhibirá, entre otras cosas, la obra de un servidor (miren, ahí está mi nombre, al final). Si alguien vive por allá, al menos el jueves y el viernes, pongan su casa y yo pongo dos six-pack de Pacífico, los cuales supongo se podrán consumir en la calle de camino a la exposición de Anthony Gormley, básicamente porque es provincia. Si están por allá, vayan, si no, pues no.




Y por último, otra cosa del NEB que me gustó harto:

"Dos circunstancias hacen que la vida del ser humano valga progresivamente pito: que alguien te rompa el corazón y romper el corazón de alguien. Luego de que esas dos se dan, el resto es envejecer y redundar."


*es la onda, Poala, me gusta, casi tanto como 'Sadly you've been fooled'


Los Quiero a Todos

10 comentarios:

Lear dijo...

No quiero demeritar nada de lo que, amigo Bob, nos ha brindado su pluma esta vez, pero estoy seguro de que son por frases como ésta que soy uno de sus incondicionales lectores:

"pero la verdad sólo escribo esto en lo que empieza el partido del Santos, que será campeón de la mano de Cuauhtémoc Blanco."

Además, sí, Céline vale cada maldito centavo. Lo curioso es que ahora resulta que su libro es uno de esos artefactos sobre los que uno debe preguntar el precio antes de abrirlos. No sé, algo está mal.

Me pregunto si "estar fuera de lugar" es una metafora de la vida aplicada al soccer o al revés. Como sea, cada día es más cierta, me cae.

Por cierto, amigo Bob, estoy promocionando este artículo de Wikipedia como el gesto de humor involuntario más exquisito en la historia, ahí luego me dice qué opina: http://es.wikipedia.org/wiki/Mano

Me dicen la china dijo...

Los gatos son la alergia típica. Deberías probarte la vacuna.

Otro día con más calma nos tendremos que ver y me explicas este post. Y me hablas de tu blog. A cambio de invito una cerveza?

Felicidades por Monterrey. Te mando un abrazo.

joseph stam dijo...

"Dos circunstancias hacen que la vida del ser humano valga progresivamente pito: que alguien te rompa el corazón y romper el corazón de alguien. Luego de que esas dos se dan, el resto es envejecer y redundar."


que recopiles frases tan ciertas y verdaderas como esa, hacen que me den ganas de leerte una y otra vez, despues de todo que cada vez dices verdades que podrian ser absolutas.

mis más sinceros respetos.

saludos!!

ERevank dijo...

chido lo de monterey felicidades¡¡¡

O.M.A.R. dijo...

Es cierto que a la chica esta que mencionas le dan dinero nada más pa que se calle y ya, pero que en lugar de eso le den dinero a un futbolista... en serio? más?

Y pues a ver que nos traes de Monterrey...

Liz_Misterio dijo...

imagina como me va en mi chamba de maestra de secu con mocosos de 15 años que se la pasan diciendome que soy una abuela sin vida y encima se burlan de mis botas importadas directamente de los 90s

me cago

tienes que ir a la enap, cada dia es un lugar mas horrendo y provoca humor involuntario, neta lo veo y no lo creo

Octopus Queque dijo...

"Necesité, como tantos otros, veinte años y la guerra, para aprender a mantenerme dentro de mi categoría, a preguntar el precio de las cosas antes de tocarlas y, sobre todo, antes de encariñarme con ellas".

Pues, qué razón tiene él. De que libro es? Interésome! Y concuerdo con lo de Houellebecq, indeed. La verdad es que mientras lo leía (mi primer acercamiento fueron las partículas elementales) y válgame, es espectacular su manera de escribir. No hace poco le regalé a uno de mis amigos el de Lovecraft que escribió, pero no lo pude manosear antes, snif ](al libro, no a mi amigo). Chin, yo estoy un poco peleada con eso de la piedad (no tomemos el tema de la lástima). Creo que, en ese caso y obvio sin tener algún credo religioso, supraadmiro a la gente que es capaz del sacrificio. Aquellos que tienen lo de "El dolor humano del otro NO me es ajeno" y luego, haces algo por el otro. Me creo incapaz, pero no por egoista, sino que creo que soy un poco mediocre y no sé bien cómo actuaría en esos casos. Digo, igual y lo he hecho, pero no sé bien. Creo que no me conozco, no del todo. Pero en este caso, "merecer ayuda" mmmm ahí si tengo mis dudas, porque es poner al otro en un estado de deber cuando de ayudar al prójimo se trata. ¿Deber? No lo creo. No lo compro y eso que he intentado profesar el deber Kantiano (intentado, soy muy lenta). Creo que ya no me di a entender, pero jijos Monsier Bob, estaba haciendo tarea y su post me dejó pensando y tenía que decir algo. Ya será fin de semestre, así que ya podré venir a escribir más jajaja.

Saludos y besos, monsieur Bob.

BotayFalda dijo...

A mi tmb me gusta el NEB ...

vives en Monterrey?

Anónimo dijo...

creo que ya te habia dicho algo en algun mail que envie desde el trabajo, lo que no recuerdo es si le di enviar o lo descarte, porque sabras que es clandestina la comunicacion por ahi.
Disculpa la falta de acentos, pero no los encuentro, son como las seis de la mañana y sigue sin amanecer.
Ojala lo de Monterrey haya salido muy muy bien, espero los detalles.

Poala dijo...

A mi no siento que me pase nunca algo “de verdad”. O bueno si, pero no mucho. Y creo que no lo posteo.
Yo no he visto ese comercial, pero no he visto la tele desde hace un mes, so…
Debería ser ilegal, no, imposible embarazarse antes, en y un poco o mucho después de los 18. Yo no sé porque no hay un poco de sentido común biológicogenéticowhateva en eso.

NO confien en nosotros. Don't be naive.

Lo de vivir como si fuera tu último segundo siempre me recuerda cuando me decían que dios estaba en todas las cosas y yo me ponía a pensar en todas las cosas en las que podía estar y seria ridículo que estuviera. Así igual en todas las situaciones tediosas que supuestamente debería de estar disfrutando porque ese podría ser mi ultimo día.

“Alguien se lo pasara más aburrido” jaja
Enserio jaja
me encanto

Cierto lo de las discusiones lindas, muy cierto

For your consideration es mi novio, lo es

Y que bueno que le gusto Be kind Rewind, tengo que conseguirla para verla otra vez, ser una geek y soltar diálogos de vez en cuando, no sé que espero

Saludos Mmmmbob
:
)