21 nov. 2010

Ok, resumen semanal abreviado, pero que en lo abreviado está lo bonito

Acabé la pieza de las proyecciones. Sobre una libreta proyecté fragmentos de una página de un booklet de Sonic Youth en todas las hojas. Cuando acabé como que no sentí lo que suelo sentir cuando acabo esas piezas. Confusión. Hice lo más sano que se puede hacer en esos casos: la metí en el cajón.

Estoy viendo Ren & Stimpy en DVD, un capítulo diario. Escribo esto cuando me falta un capítulo. Es increíble, en verdad que ese programa forjó el 50% de mi educación sentimental. Recito de memoria los dialogos. Tengo una amiga que siempre que habla de mí cita mi capacidad de contar cosas (programas de tele, historietas del santos). Siempre he creído que ver un capítulo de Ren & Stimpy es como leer mi biografía. En serio. En una serie de libros de arte contemporáneo de Phaidon, hay una sección en la que el artista escoge un texto de su preferencia, onda "conocer al artista de sus elecciones". Si me hicieran el mío, obvio pondría un fragmento de Houellebecq, pero si se pudiera, pondría el storyboard de Rubber Nipple Salesmen y Fake Dad.

El América ganó y estamos en semifinales contra Santos. El partido del miércoles de 0-0 con San Luís me molestó. Pero el 4-1 del sábado en el Azteca me emocionó. América no había estado en semifinales desde 2007, cuando de mano de Cuah apaleamos a Atlas y pulverizamos a Chivas. Estoy contento futbolísticamente hablando.

En el área de "relaciones interpersonales" tengo una especie de momento MUY raro. Primero pensé que era una especie de karma postivo en retribución. Pensándolo bien, eso es imposible, pues es karma positivo conseguido con karma negativo. Ahora, no entiendo cómo van las cosas. Podríamos decir que mi vida ya no es la montaña rusa emocional que caracterizaban mis posts de 150,000 caractéres sin espacios, sino una especie de OFF generalizado, de manera que me espanto pero mucho menos de loq ue debería. Esto indica una de dos cosas: una especie de insensibilidad humana o descreimiento ante el destino. Lo primero es muy malo, lo segundo es creo peor. No sé. Sólo siento que es como si el destino estuviera guardando energías para patearme en el culo con uno de esos famosos puntapies laxantes.

Tengo muchos proyectos. A diferencia de cuando alguien (yo, por ejemplo) suele decir eso, esta vez no quiere decir cosas que no aterrizaré, sino demasiadas cosas que no estoy poniendo en papel. Cuando eres artista 'de bulto' te sientes atosigado porque tienes un cuadro parado sin poder hacer nada. Cuando eres artista 'de los serios', el puro proyecto sin forma puede bloquearte. Como sea, estoy en una especie de 'punto fecundo' cuyo problema es la hiperfecundidad que me empieza a bloquear. Se supone que para eso son los cuadernos de trabajo, para anotarlo y ya puedes pasarlo, pero eso mismo es lo que me cuesta trabajo. No sean artistas, es muy complicado. No sólo difícil, complicado.

El jueves que entra es la inauguración de Artemergente en Monterrey. Iré y el Greñas irá. Todo indica que será como Fear and Loathing in Monterrey: tengo la misión de cubrir la expo (auque ya escribí y entregué el artículo de la revista), tenemos hotel y gastos pagados, y hacemos malas elecciones casi siempre. Lo malo es que el partido de ida del América-Santos se empalma con la inauguración, así que no todo es perfecto. Monterrey es lindo, pero no es una ciudad donde uno quiera construir el patrimonio familiar. Cuando fui a Guadalajara, la ciudad gritaba: "viva tranquilamente aquí el resto de su vida". Cuando fui a Monterrey hace dos años, la cosa era distinta, la ciudad más bien decía: "usted no es de aquí y lo sabe, vuelva de donde vino, lo olvidaremos tan rápido como llegó". Como sea. Ojalá las cosas siempre fueran como en las películas, excepto "Twister", "2012", "The day after tomorrow" o "Godzilla".

No sé. Siempre siento que todo está a punto de salir mal. Les contaré de regreso. Los amo, pero no tanto como otros días.


¿Se dan cuenta que originalmente el blog sólo servía para esto, para contar cosas tipo diario? Eso debe decir algo hoy día, no sé.

No hay comentarios: