22 may. 2008

Bebiendo whisky en lata barato sentados en una banca en avenida Juarez un miércoles en la noche riéndonos mucho

Desde que abrí este blog pensé en hacerlo aburrido dada la altísima competencia en blogs del tipo chistoso-que-hace-reír-a-su-público-con-fotos-chuscas. Desde entonces, cada día lo intento con más entusiasmo pero siempre termino cediendo y escribo alguna cosa horrenda. Ayer ella me dijo blogger y no me gustó nada. Creo que nunca me había caído tanto el que me dijeran blogger. ¿A ustedes les gusta que se refieran a ustedes como bloggers? A mí no, y ya veía los más trágicos desenlaces para este blog. Ahora, para aminorar el tono azotado de siempre o de una repentina clausura, me dispongo a comentar, entre otras cosas, temas de actualidad, no me imagino nada más aburrido. He aquí un post larguísimo, tómenla.

COMENTARIO EDITORIAL DE ACTUALIDAD 1: Cierto futuro promisorio que irrita.

Algún domingo hojeaba el periódico Reforma (del viernes, comprado sobre todo para ver los obituarios) y veía un intento más de Ximena Sariñana por sobresalir en un mundo hostil: se aventuró a sacar un disco. El caso de esta chica, quien no la ubique, es notable. Siendo su papá director de cine del tipo “Televisa éxito mediano” ha hecho hasta lo imposible por incluirla en todas y cada una de sus películas a fin de catapultarla al estrellato. Un absoluto fracaso; la chica, lamentablemente, es poco simpática y no es lo que se dice atractiva, tiene un rostro en constante estado de enfurruñamiento, como si siempre estuviera enojada, una quijada de golpeadora y una personalidad en pantalla muy poco atractiva. Sus papeles suelen ser los de niña contestona con leves momentos de fragilidad y cierto atractivo, lo sé, ha de haber allí. Sin embargo, la niña nunca logró ningún éxito significativo (menos aún si recordamos que sólo su papá le da trabajo). Por esto, no pude menos que compadecerme a la vez que sorprenderme un poco cuando vi que ahora lo intentaría como cantante. Quien haya decidido esto tiene una valentía a considerar, lanzar a un público ávido de novedad un rostro de antemano conocido y sin mucha carisma es un riesgo evidente; además, el título de disco, Mediocre, dejaba ver en claro que la chica ya estaba un poco harta de intentarlo (especialmente cuando no tienes unas chichotas o un ángel patético). Lo sorprendente es que funcionó. Escuchando intermitentemente el tema radiable en el coche de ida y vuelta a la escuela, después de escucharla unas cinco o seis veces, resolví preguntar quién cantaba y, gusten o no, la chica canta bien, en serio. Esto es una clara lección de vida. La verdad, las primeras veces pensé que se trataba de una de esas cantantes argentinas con voz leve pero tenaz, pero no, la chica podría lograrlo, lo sé. Justo ayer escuchaba mis discos de Plastilina Mosh y recordaba aquellos tiempos en que los visionarios éramos sólo unos cuantos. Recuerdo en tercero de secundaria, corría el año de 1998, cuando el Japo (que merecería un post aparte, pero no) y yo sabíamos cuán geniales éramos por gustar de Plastilina Mosh; el Japo sabía su negocio, sabía como joder al más emprendedor con una bofetada mental sutil, con voz lenta. Era más mamón que yo ahora, y eso es decir algo. me gusta –y muchísimo, sépanlo- la gente que te pregunta, así, francamente: “¿Bob, cuáles son tus bandas favoritas?”, y el Japo lo hacía, tipazo, el Japo, me decía Vaca. Lamentablemente, cuando entré a cuarto de prepa, allá en la 6, de entre el establo masculino de mi loable grupo a nadie más que a mí le gustaba Plastilina Mosh, lo que es más, todos me tildaban de bobo por gustarme una banda que cantaba Mr. P. Mosh. He visto el hi5 de algunos de ellos y puedo decir que algunas batallas se perdieron. Como sea, cuando todos querían rock y Plastilina le partía la madre al adolescente común, sabíamos que esto iba en serio. ¿Cómo es que nadie se dio cuenta, en su momento, de grandes momentos como Banano’s Bar, Ode to Mauricio Garcés o I’ve Got That Milton Pacheco Kinda’ Feeling del Aquamosh? Y Ximena Sariñana, por qué no, podría hacerla y espero que el auditorio de este blog horrible no se esté llevando el dorso de la mano a la frente mientras abre ligeramente la boca. Le Corriendo Despacio, se requiere su punto de vista en esto. También del Sirako.

COMENTARIO EDITORIAL DE ACTUALIDAD 2: Todos tienen derecho, lo digo con una lágrima en los ojos.

¿Han visto el caso sonado del sujeto este, Oscar Pistorius, que tiene ambas piernas amputadas y que quiere ir a correr en las Olimpiadas de Beijing con sus prótesis? Es, perdóneseme el tono, una discusión de lo más estúpida. El sujeto es un atleta paraolímpico, que corra en los Juegos Paraolímpicos, ¿cuál es el puto problema? Desde un inicio la opinión pública se inclinó por este tipo, por que le dieran la oportunidad de correr junto con los demás atletas. Juro que desde que empezó a sonar en la televisión no entendía el punto. Es increíble cómo puede acalorarse un tema de moda cuando resulta que se está discriminando a alguien. Es como cuando en SouthPark, Cartman pretende pagar su entrada al cine con vello púbico y después de que el empleado le explica que el vello no equivale a dinero, termina por increparle: “¡Me está discriminando!”. Además, yo no sé mucho de eso, pero si este tipo atleta paraolímpico corre con estas prótesis que van de la rodilla al suelo y que consisten en un arco de metal hiper ligero, es evidente que no recibe el impacto que los demás corredores reciben en los pies. No sé, si alguien ve el punto de la discusión dígame, que juro que no lo veo, tal vez tenga atrofiado el sentido más elemental y burdo de la compasión. Por ejemplo, en King of the Hill, hay un capítulo en que un chico está cerca de romper el record de anotaciones en futbol americano colegial en su escuela y se lesiona un juego antes. En un gesto repugnante, los jugadores de ambos equipos del siguiente juego deciden hacerse a un lado y permitirle, con muletas, el paso directo a la zona de anotación. El sujeto que sostenía el record, un cuarentón retirado y triste, ve todo esto desde la tribuna consternado. Lo peor del caso es que finalmente le permitieron correr en las Olimpiadas de China, con todo y la inocuidad del caso, con todo y la piedad incómoda que esto implicaba. El sujeto finalmente declinó, dijo que se prepararía para los juegos del 2012. La gente lanzó una exclamación al saberlo. Piensen. Cuando pasan historias de vida en la televisión del tipo “logró salir adelante a pesar de todo” (que deberían traducirse por “sobrevive pese a las mínimas posibilidades”) la gente se conmueve mares. Yo me imagino que es un concurso de popularidad. Digamos que en un punto del mundo está un tipo sin piernas pero con el dinero suficiente para pagarse unas prótesis de aluminio de tercera generación hechas especialmente para correr ultra avanzadas y primermundistas. En otro punto del mundo, está otro tipo sin piernas pero sin dinero para pagarse un medio relativamente cómodo y digno de locomoción. ¿Quién merece más?, ¿quién gana? Comiencen a apretar los dientes y los puños. Los amo, ya lo saben.

COMENTARIO EDITORIAL DE ACTUALIDAD 3: Queremos goles pero también queremos frijoles, mano.

Hablando de las Olimpiadas, no me pregunten por qué, pero tengo el firme presentimiento que estas serán las peores Olimpiadas en la historia de este país. Sí, ya sé que México suele ir a los Juegos Olímpicos sólo para hacer el ridículo y conseguir dos bronces y una medalla de plata, pero por alguna razón tengo la certeza de que este año batiremos nuestros propios records. No sé, lo presiento. Y ni siquiera puedo avistar en el futuro historias de esas desgarradoras, como esta gimnasta de hace ocho años (Denisse, creo que se llamaba) que era la promesa del país y en el salto de caballo se cayó en seco, como dice vulgarmente, azotó la res. Las cafeterías de muchas escuelas guardaron silencio y el dependiente principal echaba porras desde la barra, pero era obvio que a la chiquilla se le había acabado el sueño. Ya dije.

COMENTARIO EDITORIAL DE ACTUALIDAD 4: ¿Cuánto me odias, dímelo, gordo?

Han lanzado el que muy probablemente saque la mayor ámpula en la historia de la televisión dominical. Televisa produjo un Reality Show en el que un montón de gente obesa se somete a un campamento para acabar con el peso extra. Lo vi mientras comía el domingo pasado y se me fue el apetito poco a poco. Es una masacre, hacen todas las cosas malas que uno pueda pensar. Primero, dado que para este tipo de programas existe un casting, eligieron a la gente con el autoestima más baja (y más estúpidamente alta) que encontraron. Entre ellos hay un sujeto que lleva un conejo vivo consigo a todos lados y habla con él y suplica amor; una chica que estalla en lágrimas cada que le preguntan por qué está allí y recuerda a su padre que murió por obesidad; una señora bien peleonera y vulgar, de esas que no te quieres encontrar en el camión cuando estás cerca de un asiento desocupado; un tipo que presume ser dueño de varios antros y tener todo el dinero del mundo y que dice haber entrado al programa como un reto porque “él es un ganador”. Luego están sus entrenadores, y es horrible. Desde niño, lo sé por experiencia, los maestros de educación física son la gente más petulante del universo. Si hubiera tres oficios de los que pudiera liberar a este mundo serían: Abogados, Publicistas y Maestros de Educación Física. Por alguna razón, esta gente cree que tiene una calidad moral infinitamente superior a aquel que no ha cuidado su cuerpo como ellos. Recuerden cómo hablaban sus maestros de educación física de la primaria y la secundaria y sabrán de lo que les hablo. Un ejemplo viene a la mano: Nuestra maestra de secundaria condescendía con el escuadrón gordo (encabezado por un servidor, que tiene un blog, por Fernando y por otro gordo triste), nos trataba como retrasados mentales. Al final de cursos, cuando nos íbamos al siguiente nivel: la prepa, esta mujer redactó unos separadores con frases motivacionales bien intencionadas pero igual deprimentes. Hace un par de semanas, Fernando me dijo que se encontró a la maestra citada, casi diez años después, y esta le reconoció: “¿Fernando? ¡Adelgazaste un montón!” Por algún motivo, le preguntó si había acabado la prepa y este le dijo que sí. Ella no le creyó, le dijo, “yaaa, se me hace que ni acabaste la prepa”. Fernando (¡Hola Bro!) acabó la licenciatura con una tesis de nivel de Doctorado y está cursando la maestría. Este tipo de programas, creo, viene a colación con una especie de campaña para evitar (ora sí) el sobrepeso y demás dolencias causa-efecto de una mala salud. Como sea, los instructores de este Reality Show provocan las lágrimas con un comportamiento abiertamente grosero y detestable. Se presentan con frases de cajón como “Las palabras No Puedo no están en mi vocabulario; Yo soy estricto, la meta es el éxito; Yo no vengo a darle palmaditas a nadie”. Pasaron escenas. Un tipo corría con una gorda que apenas podía respirar y él, que venía pegado a ella, le vociferaba: ¡Esa es tu meta, no te detengas, estás a diez metros, no te falta nada, no te detengas, allá está tu meta!. Otra le decía a una tipa que no podía levantarse para hacer los abdominales: ¿¡Cuánto me odias, cuánto!? Y las pequeñas peleas de poder son memorables. Una mujer se sintió profundamente porque un hombre de su equipo les habló con aire de líder y ahora planea que, en la próxima ocasión que se vote por quién sacar, lo hagan contra los hombres todas ellas. El punto es que el odio ya conocido contra la gente gorda se extenderá en forma de ley moral ('si ese pinche marrano no baja de peso es porque no quiere, tú y yo somos delgados, pero nos sobra fuerza de voluntad') y los gordos sufrirán de veras. Ser niño gordo es de las cosas más difíciles para un infante, yo lo sé y bien. La edad hace justicia (et al) y hoy día puedo decir esto un poco desde afuera. Me solidarizo con la gente gorda. Y ya hemos hablado de las gordibuenas. ¿No? Pues rifan. Si quieren ver semejante programa lo pasan el domingo por canal 2 a las siete de la noche conducido por Galilea Montijo, quien ya les había dicho que tiene un ojo viajero.

PERDÍ EL CELULAR, MEREZCO LO QUE ME PASA

Tengo la memoria más implacable que hayan visto, y esto es un reto a quienquiera. Tampoco suelo perder nada. También soy un mamón, dicen. El caso es que siempre he visto con cierta ternura despectiva a quienes, desmemoriados también, cada dos semanas confiesan que perdieron el celular o cualquier cosa importante. (Saludos a casi todos). Como sea, perdí el celular, y de la manera más idiota (siempre es de la manera más idiota). En el camión a casa lo llevaba en el bolsillo de mi sudadera y, notando que no lo tenía tan afianzado como de costumbre, traté de tenerlo más a la mano colocándolo sobre mi pierna aún dentro del bolsillo. Al bajarme, como de costumbre, tenté mis pertenencias y noté que el celular no estaba, se había quedado en el asiento desierto de hasta atrás. No lo revisé antes porque leía plácidamente Fear and Loathing in Las Vegas. No pensé más, estaba en el asiento trasero del microbús. Y aquí tuvo lugar una escena grotesca. Vi el camión, caminé para alcanzarlo (pues estaba cerca), avanzó rápido, le tocó el verde, luego el rojo, para entonces ya había resuelto correr. Se saltó el alto y dio la vuelta. Caminé hasta la base imaginándome las caras simpáticas de los microbuseros (o lo que sea) pensando: muchachito pendejo. Pero al llegar no había camiones, dadas las horas (era cuarto para las once de la noche), supongo que se dio la vuelta y se fue a casa o se enfiló directo a su ruta de vuelta. Me tomó varias horas recuperarme del sopor de la mínima corrida una vez llegado a casa. Ya marqué varias veces. Las primeras veces, anoche, no contestaba nadie (lo tengo en vibrar), después, más noche, marcaba fuera de servicio, evidentemente lo habían encontrado y apagado para evitar el molesto y lastimero lamento del dueño arrepentido. Hoy por la mañana volvió a marcar sin respuesta. Les diría que ese celular tiene una larga historia, como cuando el Gabriel No Estoy Borracho se despidió de su celular que compró en un Oxxo. Este ni era mío, legalmente era de mi mamá, que se lo dieron en su trabajo, que a su vez, legalmente, no era de ella, sino una especie de préstamo. Era un Nokia gris plateado con una estampa de Bob Esponja atrás, con el fondo de pantalla predeterminado de un barquito en medio del mar y con el nombre de perfil “The Miraculous”, en obvia alusión a Bas Jan Ader, a quien deberían revisar. No hubo grandes momentos con ese celular. Sólo una vez tuve crédito (quien me conozca sabe de mi renuencia a tener celular, cosa para otro post que no voy a escribir) y nada más. Lo único que voy a lamentar es que ya no podré ver en vivo aquel mensaje donde babeo buceando bajo la burbuja, pero ese me di cuenta que ya se había borrado cuando, en un acto de ajuste de cuentas, me revisaron los mensajes. Ese día había usado el celular para un par de cosas: allí anoté el mail de la licha y había anotado una idea a desarrollar: si algún día hago un chupe sería jugo de piña (chafa) con vodka (chafa) en una botella o una lata, como el Kosako, que en Waldos cuesta 2 por $11.75. Lo llamaría “Tesoro” o “Tesorito” y su diseño sería un cofre semiabierto en medio de la arena con unas palmeras atrás. Justo ese día, de hecho, me encontré con una amiga que me pidió mi número de vuelta, me dijo que pensaba que estaba fuera del mundo de la telefonía, y yo que le digo: “No, sí tengo un celular, aunque sólo para recibir llamadas”. Como sea, no gastaré mi dinero en un celular nuevo (si no pagué aquel no pagaré otro, por muy baratos que sean), pero si les sobra un tabiquín por ahí o se quieren discutir, se recibe gustoso. Y si le quieren mandar mensajes amenazadores al ahora dueño ilegítimo, el número es (044) 55 31 10 94 42. El celular es la revolución más aparatosa de nuestro tiempo. Piénsenlo, ya les había dicho, de aquí en adelante, el uso de los celulares nunca va a terminar. Había un tiempo en que la gente quedaba de acuerdo en un día y una hora en específico y allí se veían, y no se llamaban tres o cuatro veces unos minutos antes. De vuelta a esos tiempos. Como sea, a mí siempre me toca ser de los que esperan a que el otro llegue, y no diré más.

UNA APACIBLE TARDE CON LA BANDA

¿No les gustan esos días en que sólo les pasan pequeñas cosas buenas, pero tan oportunas y tan constantes que parecen muchas y de enorme importancia? Ayer yo ya me iba de la escuela y me encontré con el Gabacho, la Caro (honrosos miembros del colectivo caja rápida) y la Licha (caja de honor), quienes nos fuimos al centro. Alcanzamos a ver la expo que íbamos a ver en la media hora que teníamos (la de Daniel Lezama en el Museo de la Ciudad de México, si la quieren ver, háganlo un domingo con la familia, no más). Saliendo de allí, en el patio del museo, había una conferencia de esas que nunca entiendes de qué tratan y nos atascamos de galletas (pastisetas en sus mejores y más variadas combinaciones) y café mientras hablaban los de la mesa. Era algo así como “Igualdad de Oportunidades”. Siempre me ha maravillado la capacidad mutante de las instituciones grandes (gobiernos, la universidad) para organizar coloquios y demás encuentros que no sirven para absolutamente nada. ¿No saben de qué les hablo? Si son de la UNAM hojeen la gaceta y entenderán. Pero que no sirven para nada, de verdad. Mientras me las arreglaba para sumergir mis galletas en mi café con una mano libre trataba de escuchar para ver qué decían. Nada, de esas veces que por más que o intentes sabes que no están hablando de nada. Ninguna palabra te da pistas, sabes que es una pérdida de tiempo. Luego de allí la Licha nos abandonó y salimos y vimos la exposición esta de Dalí que está atrás de la Torre Latinoamericana. Horrible, ese Dalí será lo que quieran pero qué mal gusto tenía haciendo esculturas. No me sorprendería que hicieran reproducciones y las vendieran en Sanborn’s. Yo les recordé lo del sujeto que se anuncia en el radio que dice tener la solución a los problemas de la gente y dice, con un acento delicioso, que se encuentra en el piso tal de la Torre Latinoamericana. Risas. Luego le enseñamos el Barrio Chino al Gabacho, luego entramos a una tienda de saldos, con cuadernos viejos a $5 y libros de Sanborn’s que nadie quiso comprar. Nos metimos porque la Caro dijo: “No sé, pero se ve que está barato”. El Gabacho dijo que estaba conociendo otro mundo, el de lo barato y pitero. Le pregunté si conocía el Waldo´s y dijo que no. Le puse una mano en hombro y le dije: “Orita vas a ver”. Ya allí compré un modelo tridimensional del corazón con todo y sus venas y un pedestal para fines pedagógicos. Ellos compraron dos latas de whisky Filósofo (vean el post de Plaquea al respecto), el cual nos chupamos en la esquina de Juarez y Balderas en una banquita. Lo maravilloso del chupe barato e inexplicable es que su diseño no grita: Soy Alcohol, así que chupar en la calle es pecata minuta (o algo así). “¿Ya ven?”, les dije, “Para que no digan que no los saco a pasear”. Luego perdí el celular, chingada madre.

PERSPICAZ, QUÉ PALABRA MÁS ESTÚPIDA

¿Han visto esos debates televisados (y por televisados quiero decir estúpidos) donde ambos sexos discuten cuál de los dos parte madres sobre el otro? Seguro sí, y recordarán que suele pasar que una de las señoras (en esas cosas no se discute la batalla de hombres contra mujeres, sino contra señoras) les dice con un aire de ventaja gigantesca que ya le gustaría ver a un tipo usando tacones todos los días. ¿Tras escuchar eso no les pasa, como a mí, que se preguntan: “Yo pensé que ser mujer era algo sustancialmente más difícil”? Saben que las amo, lectoras que pierden su tiempo aquí.

SIEMPRE EQUIVOCÁNDOME, OTRA VEZ. Y ARREPINTIÉNDOME. YA PERDÍ TODA ESCALA DE LO QUE HAGO, SEGURO TERMINO DOBLÁNDOME DE NUEVO.

Ya, perdón, pero tenía que decirlo: al comentador(a) anónim@ que suena a que me conoce de la vida real: Identifíquese. Perdón, pero eso de que la vida real se mezcle con el blog está medio raro, no sé, me pone bien intranquilo. Nomás diga nombre y saludos y tan tan. Los quiero a todos por igual, ya.

AZOTÉ MIS PUÑOS CONTRA LA PARED, VI COMO ME LASTIMÉ LA MUÑECA IZQUIERDA.

¿Por qué le hacen el feo a la cajita de coments tipo chat acá la banda buena onda que está allá arriba? Yo la puse para ver sangre.

Escuchen: Cornelius Cardew, Croppy Boy

10 comentarios:

Lear dijo...

Pus que vaya, que vaya, total, quién es uno para negarle nada al buen tipo sinpiernas. Si yo quiesiera, por ejemplo, ehcarme clavados junto a las clavadistas danesas o húngaras, por qué el mundo habría de negármelo. Si yo quisiera, por ejemplo (otro ejemplo) compartir gimnasia artística (o aunque no lo fuera mucho) con algulna muchachista rusa, qué. Todo son sueños, amigo Bob.

Oficialmente (o sea, desde que leo acá) éste es el post más largo. Todo por llamarlo blogger, a ver si lo hacen más seguido. Creo que oí algo de la tal SAriñana (sus descripciones, bob, son perfectas) y no me gustó. Me parece una Carla Bruni wannabe (obviamente), o una CAt power wannabe (obviamente), aunque más onda pop. EN fin, que hablen sus especialistas.

Ya me voy, hoy juega el américa.

Lear dijo...

Fe de erratas:

Donde dice "clavado junto a" debe decir "clavados dentro de"..., en fin, sueños.

sirako dijo...

ahi la llevo, voy en ximena sariñana... difiero, en mediocre no canta bien!!! bueno, creo, en ese disco se dedicó a impostar la voz en demasía, no sé si eso sea cool pero a mí me resulta molesto, es más lo bajé y lo borré. tiene bonita voz, pero suena más natural cuando canta en inglés pero desconfía demasiado de sí misma y confía más en lo que le enseñó algún maestro con mal oído... sé que podría armarla, he confiado en ella, sobre todo escuchándola cantar jazz en el zinco (vía youtube) pero el autoestima lo tiene por los suelos, al menos hasta donde se necesita para armarla con proyectos originales, neta, hasta donde me aburrió el disco fue cuando me puse una servilleta en la voca y no podía modular como ella y dije "voilá". otra cosa, qué pedo con plastilina? eran la mega banda, me acuerdo que un don me hizo pendejo en la secu, porque yo amaba ese cassette (sí, eran cassettes yeah) y lo perdí. luego lo busqué y afuera de gayosso el de metro zapata, había un ruco con piratería, todos costaban 10 varos, pero ese 12 porque el librito era "original" o sea impreso a color. todavía odio a un primo que se quedó mi cassete pero yo tengo ahora el aquamosh de una prima, un discazo todavía. sigo leyendo.

yeah tu disertación sobre el despiernado es la onda y sobre las olimpiadas sólo puedo acotar: "desconozco"


ahora, mierda! yo soy completamente pro gordura (bueno no tanto) pero ps es que desde morro también fui gordo, lo peor, de esos gordos que para no sufrir su gordura se burlaban de los más gordos, lo sé, soy un monstruo.

en fin, en este país televisa siempre se ha dedicado a fomentar la discriminación y el odio entre todos nosotros, no hace falta recordar pero vámonos a las que me acuerdo: malgesto 8paco) stanley, las morras esas que decían "gatete" ... se me fue el pedo. jajaja.

que mal pedo por tu celular, mandaré un mensaje ahora mismo... estuve a punto pero me gana la paranoia. mierda.


ahora, me perdía como una hora messengereando por ahí y leyéndote. fue una delicia como siempre bob, no sé, pero no te preguntas cómo es que con post tan largos y sigue habiendo banda que te lee (confieso que a veces me salto partes, pero es de plano cuando hablas de fútbol (pero sólo de vez en cuando, siempre es bueno saber cosillas) y de nirvana, jajaa.

la llevas mal haciéndolo aburrido, demed, creo que sólo al hernan casciari y a tí les aguanto tanto tiempo en el blog.

O.M.A.R. dijo...

La Sartiñañas a mi más bien me provoca una especie de curiosidad morbosa, no sé por qué.

Los programas esos de "laS HISTORIAS DE VIDA" me chocan. no sé si también sea una falta de compasión o algo así, pero ahhh como los odio, son tan ridículos... pero el lado bueno es que podemos pedir cualquier cosa, armar un alboroto y decir que nos discriminan si no nos lo conceden.

Y si, fue una buena tarde, aunque de nuevo no fui al cine.

PlasticConstellation dijo...

Según yo Ximena Sariñana desde el principio lo intento como cantante. En Amarte duele creo que ella canta algunas canciones del soundtrack y yo me entere que alguna vez estuvo, o esta, en una banda que se llamaba Feliz no cumpleaños.
Pero oh no sé, no se me antoja escucharla.
Jiji, no sabía lo del reality show, que risa. Le habla a su conejo? Dios, lo veré el domingo.
Y si muerte a los maestros de educación física!Ahora sólo me acuerdo del de primaria porque en la secundaria me iba a dormir a las gradas.
Yo también hacia lo mismo con lo de los celulares. No entendía como alguien podía perderlo, todo hasta mi antiguo cel que estupidamente deje en el super, supongo que en un estante o algo así, a mi si me dolió mucho, más cuando preguntaban que le había pasado a mi cel, teenager al fin y al cabo.
Yo pense que la señora iba a decir ya me gustaría verlos pariendo,supongo que no.

Radharani dijo...

Aver:
pues cuando hacia mi servivio social en ilce hice uno de esos letreritos de conferencias que dicen que carajos hace la persona en cuestión. Era un frances, su letrerito decia *blogguero* era para un evento internacional de educación, mucho cahcé y esas cosas y blah.
Ximena Sariñana tiene cara de que en cualquier momento soltará el berrinche, su musica me es muy x. Bueno, es dificil que la musica de mujer me guste. La Sariñana es 100% música de mujer. Gueva.

El chico de los arcos que corre lo vi en tv azteca, desde ese momento su historia me pareció descartable.

El programa de los gordos!!! Pasé horas, que digo, días! viendo la página con los perfiles de los gorditos en cuestión. Perdón pero si hubiera un sentimiento que me gobernara todo el tiempo sería el del morbo en sus múltiples facetas. Leer como los gordos son y no son la onda, por ellos mismos, es la onda.
Mostrarlos a la muchedumbre enardecida es grotesco (pero culposamente placentero) Galilea es fea.

Mi madre da clases de aerobics, encaja con el perfil (estas engordando, ya no se te ve la cintura, vi a x y esta mas gordita).

Mi memoria es mala, no he perdido mi celular, espero no hacerlo. Sin embargo he olvidado cumpleaños de amigos y lo recuerdo varias dias despues mientras duermo y despierto coomo de pesadilla gritando: perra!

no se que mas.

Guillermo N. A. dijo...

-
jejeje... Hola Bob...

Me imagino que en si cualquier "etiqueta" que pretendan ponerte te debe causar urticaria... supongo que eso les ha de suceder a todos... a unos más que a otros... y a otros lo contrario... allá ellos... pero eso de "bloggear" precisamente porque te tacharon de blogger... jajaja... Es una puntada excelente... No lo tomes a mal... al contrario... de verdad me parece excelente... y muy tuyo... sea lo que sea que eso signifique...

No tengo el... ¿Gusto?... de saber quién rayos es la señorita Ximena Sariñana, pero por tus indicaciones sí sé quién es su padre (a quién tampoco conozco, pero como bien dicen, "por sus obras los conocereis")... Resulta que no hace mucho, el Director del multigalardonado Canal Once fue sustituído, sin mucho ruído, por un "Director de cine" que confesó en la revista Proceso "no tener experiencia" en la cuestión administrativa, pero que aceptaba por haber sido una invitacipon "personal" de FeCal (Felipe Calderón Hinojosa)... quien tenga ojos, que vea...
(y de antemano "acepto"... la etiqueta de paranóico)

Oscar Pistorius... pues apenas me entero de su nombre... de su caso supe brevemente quizás en una "cápsula informativa", o mientras le cambiaba en los comerciales de Dr. House... no me interesó... y hasta ahora no sabía de la polémica despertada... porque, en efecto, yo no veo dificultad en ubicarlo como paraolímpico... sólo agregar que si en un momento dado los participantes en juegos paraolímpicos superaran, a base de superprótesis, las marcas de participantes "normales", no por eso dejarían de ser clasificados como atletas paraolímpicos... no es cuestión de capacidad, ni de discriminación, sino de equidad biomecánica... en fin... sí me llora el ojo izquierdo, pero sospecho que debe ser una infección en ciernes...

Yo cruzo los dedos para que por fin nos vaya como debería irnos siempre; es decir, si acaso algunos atletas nos han rescatado el honor y la dignidad en el pasado, ha sido simplemente por méritos própios... pero al hacerlo, han justificado el nefasto "aparato burocrata deportivo" que obstaculiza desde el vital (y constitucional) derecho al deporte hasta, por supuesto, el deporte de alto rendimiento...

De los reality chous mejor ni comento Bob... sólo decir que aunque uno no tenga intención de verlos, simplemente no te queda de otra... los promocionan hasta en la sopa...
"Abogados, publicistas y maestros de educación física" jajaja... excelente...
mmm... y yo agregaría a los psicólogos... así...

De los celulares... uuufff... yo soy como los alcoholicos... sé que puedo prescindir de él, pero mientras tanto lo cargo todo el tiempo... eso sí, tengo el mismo aparato desde hace casi 5 años... igual que mi lap, que tiene ya poco más de 8 años... ambos ya para jubilarse, pero... no hay prisa... también soy de los que espera... y mucho...

¡¡ RAYOS !!
Estoy por dejar de nuevo un comentario demasiado extenso... de los que no me agradan... pero qué le vamos a hacer... eres un blogger inspirador Bob...
(jejeje...)

Saludos...
-

ani dijo...

Hola ROB!
He estado verdaderamente ocupada, trabaje esta sem 5 dias de 8hrs diarias, entonces no tengo mucho tiempo y aunque tengo varias ideas sobre que escribir o me cago del sueño ó me quedo en el chat ó... toda ocupada.
De hecho, quiero gastarme 700 en ropa pero tengo que pagar mi colegiatura mal pedo, así que, me esperare hasta el sig sabado pa hacerme puras compras locas.
Total, me encanto tú post, que tuve que intentar leer 4 veces por mi falta de tiempo, en fin en fin.
Ximena Sariñana esta hermosa, y no sé sus pedos sobre actuación, pero, canta muy bien y sus letras estan buenisimas, yo tengo su disco desde que salió y esas letras me caen tan bien. Así que para mi, si es un buen talento mexicano.
Sobre tú memoria, yo si necesito saldo para vivir, no tanto como 100 pesos cada 3 días, pero, si necesito.
Y escribiste tanto; pinche maestra de ejercicios tuya, toda mamona como si fuera que. Yo nunca he sido gorda, lo más que he pesado son 44kg y mido 1.60, así que estoy muy baja de peso, pero toda chaparra.
Quiero comer, tome mucho café y demasiado tabaco y mi panza duele, ando algo nefasteada y necesito que alguien que me caiga chido me abrace.
Adiós rob.

Aunque me llamo Liliana, me dicen la China. dijo...

Yo no he parido nunca. Pero he intentado lo de los tacones y fracasé. ¿Te parece fácil tener la coordinación motora necesaria para no caer cuando todo tu peso se sostiene en dos ínfimos puntitos? Difiero.

A mí también me da morbo la Ximena. Cuando la ponen en la radio, me pongo de buenas.

Qué buen blog.

joseph stam dijo...

pues respecto a Ximena Sariñana, he de decir que me encuentro igual de sorprendido, porqu epense que seria un asco pero oh sorpresa canta bienn, aunque medio lento pero bien.

yo he perdido tantos celulares, y la manera mas idiota que perdi uno fue en un viaje a unos cenotes y se me cayó al cenote, bueno eso fue tan extraño y otros en taxis o camiones, y el que mas me gustaba fue cuando me asaltaron....maldita delincuencia.
eso de tomar en al calle, no em guatab hasta hace unos dias cuando una amiga se compro una botella de boones, si lo sé, pero eso del wisky es mas atractivo, de hecho como vienen en botellas recicladas de refresco, hasta pareciera que es eso, como el aguaardiente, creo que se llama cachorro, si asi como suena, de hecho me sorprendio la primera vez que lo vi.

por cierto ese domingo mi tan querida madre, estaba viendo ese programa y pues no hay mas remedio que verlo, la verdad me sorprendi tanto con las personas que salen, yo llegue a pensar que son actores desempleado, o algo asi, y entre cometarios de mi madre, el que tiene discos y restaurantes, me dice mi mamá porque si tien tanto dinero, no se opera, eso fue un buen comentario, peor lo peor del caso, que si quisieran -al menos- hacer una buen acción hubiesen puesto gente mas humilde, y no gente que tien los medios.

hac epóco he estado haciendo un trabajo de arte y descubri a Dali, debo decir que estoy en desacuerdocon usted, sus esculturas son hasta cierto punto extrañas, bueno si lo son, pero bueno era dali.De hecho me impresiono tanto, que hice un post mencionandolo.

esperando su visita pronto...



amigo y servidor...


saludos!!