11 ene. 2013

Producción musical, pulsiones adolescentes fingidas y tuinkys musicales

Cualquiera que se haya tomado la infinita molestia de leer este blog sabrá que el 37% de lo que escribía en él, al menos cuando de música se trataba, era una repetitiva y hartante sarta de quejas sobre la música alternativa-popular contemporánea (entendiendo como contemporáneo el periodo 2007-2010). Mis quejas versaban (y todavía versan) sobre cómo la mayoría de los atributos estilísticos de muchas bandas de la muchachada que oye radio por internet y lee Pitchfork (gente sin alma que seguro hasta tiene una cuenta en Last.fm) descansaban, principalmente, en viciar y fingir algunos de los aspectos más urgentes y valiosos de lo que yo, en mi vetusta adolescencia, entendía como primordiales en la música que un adolescente (léase, un adulto en la preparación de su vida cultural adulta): honestidad emocional, pulsiones directas sin pulir, sentido del humor, vísceras a la hora de tocar en vivo. Desde las de chicas que cantaban como si les estuvieran acariciando los ovarios, bandas que el 80% de lo que tocaban en vivo ya está grabado en el teclado o acordes repetitivos como línea y no como ritmo. Cosas de abuelo Simpson.
Si no me creen, búsquenle en el archivo del blog.


I
Hoy tuve un momento "como no tuve internet con computadora de verdad siempre, estas cosas se me ocurren casi de milagro", léase: buscar versiones en vivo de Nirvana en Grooveshark para bajarlas en mp3. Mientras buscaba en las más de 3000 canciones que están arriba (siempre se me hará chistoso que uno y otro y otro y otro sujetos quieran subir una misma canción [por ejemplo, las del Unplugged] aunque sea un hecho que alguien más ya las subió), recordé mis canciones o versiones de Nirvana favoritas. Estas son facilísimas: una sesión que Nirvana realizó en los estudios de MTV frente a algo así como 30 personas. Al parecer, no fue sino hasta hace relativamente poco que MTV decidió transmitirlo completo, sin cortes ni edición. Según parece, se trata de apenas 23 minutos de música. Entre las canciones que tocaron en ese mini concierto están Drain You, Polly o Territorial Pissings y algunas otras de mis favoritas, como School o Aneurysm.
El punto de este concierto viene de muy atrás: yo me empecé a enamorar de esta música viendo MTV. Para quienes no sepan, tener cable a mis 14 años fue, quizá, el paso más importante de mi educación sentimental. Fue literalmente una ventana. Mi vida era la tele (cuando les diga que la tele me educó, no miento, es muy en serio), y ver tele nueva era otro mundo. Digamos que en una escala de educaciones sentimentales, tener cable fue mi viaje de tres varos a Amsterdam. Las primeras tres canciones que mencioné las vi por primera vez en uno de sus famosos Tops de 1999-2000 que hacía MTV Latinoamérica, uno de Nirvana, claro y uno más de Grunge. La presentación, para quien no le ha dado click a la ventana de aquí abajo, es maravillosa: Kurt toca con muy poca producción, raudo, simple, correoso pero muy frenético, alterna momentos semiacústicos sucios con distorsionados en bruto. Es hermoso. Polly, por el otro lado, es silenciosa y bajita pero fuertísima. Yo tenía 16 o 17 años, y ver esto me impactó. Era una presentación impecable en todos los sentidos: lo musical, lo espectacular, la parte de pulsiones y vísceras. Al final, después de Territorial Pissings, Kurt destruye su guitarra subiéndose en ella, como queriéndola clavar al piso, Dave Grohl se trepa al techo y Krist lanza su bajo, todo ante un puñado de afortunados. Nunca había visto esta presentación completa, literalmente llevo 13 años queriéndola ver y escuchar entera, y verla ahora ratifica por mucho por qué esta es mi presentación favorita de Nirvana.


Si no me creen, escuchen:



Tienen dos micrófonos, sin cambios técnicos, la producción es discretísima y en muchas ocasiones no se molestan en tocar mejor, y es por eso que es hermosa, es, por muy clichoso y "ya supera los 90's" que pueda sonar, honesto, habla desde el estómago. Esas cosas me gustan muchísimo.

Nota Curiosa: apenas poniendo este video me doy cuenta que el concierto fue, justa y exactamente hace 21 años, el 10 de enero de 1992.


II
Ya estando en Groveshark, se me ocurrió, así nomás, buscar algo en vivo de Warpaint. Sí, Warpaint es de esas bandas de las que siempre hablo en tono despectivo, PERO, en mi caso particular, le escucho con una excepción: comencé a escucharlos y a la fecha aún los escucho en el mismo ánimo pretencioso: Warpaint es 200% falso. Las chavas cantan como si les sobaran el clítoris con una pluma de quetzal, sus arreglos son los más tramposos del mundo, sus bajos son seguramente compuestos en piano y suenan falsísimos, la batería ni existe. Todo en Warpaint es tan perfectamente producido, sin hacerse, que es difícil que no te atraiga. Yo tengo 6 canciones de The Fool en mi iPod que no puedo evitar escuchar mil veces, porque simplemente es tan armado y artificioso que suena distinto, completamente no original, pero es tan no original que llama mucho la atención. Ay, bueno, ya, me callo.
Mi interés en Warpaint empezó peor que el párrafo de arriba. Hace un año estaba trabajando en una serie de dibujos, esculturas, impresos, fotos y videos sobre varios temas más o menos simples: hoyos, gargantas, bloques, narices (que en realidad eran falos pendientes). Entre las piezas que estaba pensando para esta pieza había un embudo amarillo. W me dijo que un conocido suyo le estaba presionando para ir a ver a la ya mencionada banda en conocido lugar de conciertos en Antara (ya se me olvidó el nombre).  En un alocado revés de mi proceso artístico (léase, estaba tomando de todos lados sin preguntar ni pedir permiso), le dije a W, quien me dijo me podía conseguir el embudo en algún tianguis de por su casa, que sería buena idea que consiguiera el embudo, fuera al concierto y le pidiera a las chicas de la banda que lo autografiaran. El embudo tenía que ver con filtrar cosas a la vez que minimizar cosas (como impulsos), y Warpaint… bueno, lean arriba y seguro entienden.
Al final, esto no pasó, y mi embudo autografiado por Warpaint no existe (sólo el embudo amarillo sin autografiar), pero me quedé al menos con la experiencia de conocer este tipo de música que, se me hacía, la manifestación más lograda de esta cosa sin tripas de las que hablaba siempre en este blog. En fin. Después de buscar en Grooveshark encontré este concierto en vivo:

Den click aquí, zoquetes.

Es la cosa más increíble que haya escuchado. Los arreglos que sostenían a las canciones en algo así como el 85% eran tocados como con las yemas de los dedos… pero HORRIBLE. Las voces están fuera de tiempo, los instrumentos son tocados sin ganas, da la sensación de que a ninguna de las chavas le interesa salir sobre las otras, pero, de nuevo, HORRIBLE. El disco está tan estúpidamente producido, las voces tan procesadas, los arreglos son tan tramposos, la atmósfera sombría del disco es tan forzada, que cuando tocan en vivo suenan como a Alvin y las Ardillitas tocando borrachas y sin micrófono. No sé si todas, pero muchas de mis teorías (que eran eso, teorías, nacidas del ahí nomás y yo creo que) se comprueban casi con calzador, una por una. Al final, escuchas el concierto y te das cuenta que las chavas igual podrían estar viendo Sex and the City y no estarían mucho más o mucho menos emocionadas, simplemente no hay nada de tripas, ganas o ímpetus encima del escenario. Es la presentación en vivo más triste que he oído de nadie jamás.

Yo sé que entienden de qué hablo. Pero de todos modos les pongo este otro video de Nirvana, porque es mi blog.



No hay comentarios: