29 ene. 2011

LA MÚSICA QUE TE ACOMPAÑA ANTES DE SALIR RUMBO A LA SEUCNDARIA ES LA QUE TE MARCA, POR ESO SOMOS LOS NOSTÁLGICOS QUE SOMOS: NOS GUSTA MIRAR ATRÁS

Cuando era niño iba a una primaria a 5 minutos de mi casa. Era un poco triste porque cuando salías de la escuela te podías ir en tres direcciones: si te ibas al sur, es que vivías en el CUPA, lo cual me parecía padrísimo, vivir cerca de tus compañeros de la escuela (como en las series gringas, donde todo el mundo vive cerca). Si te ibas al norte y luego al poniente, es que tu mamá era enfermera en el Hospital Siglo XXI, y si te ibas al norte y al oriente, significaba que vivías en la colonia Del Valle. De cada 10 niños, sólo yo me iba en esta última, y eso era lo más triste del día, regresar a casa solo. Eso no tiene que ver con el post, sino esto: estaba cerca, y entraba a las 8:00 AM, así que podía salir 5 minutos antes y llegábamos, aunque las tardanzas de mi mamá al principio nos hicieron tomar taxi varias veces. Cuando despertaba, ya había salido el sol, y eso era lindo, era esa luz de las 8 AM que es muy naranja, me gusta. Esa y su equivalente vespertino de las 5 de la tarde, en mi antigua casa el sol a esa hora entraba de un modo que Takeshi Kitano hubiera llorado si lo hubiera visto. Cuando entré a la secundaria, las cosas eran otras: debía entrar a las 7:20 AM y despertarme antes, porque la secundaria estaba a unos 15 o 20 minutos a paso de puberto caminando, de manera que despertaba sin luz del sol y sin programación en la tele. Eso era lo más triste, en serio, despertar y que esté oscuro y que no haya nada en canal 5, ni siquiera las caricaturas para bebés, como Plaza Sésamo o algo así. Recuerdo que en mi casa siempre se usaba, al menos en mi etapa de estudiante, cualquier tipo de método a la mano para despertar antes, y si eso implicaba que mi mamá dejara la tele prendida en las barras de colores de prueba del canal 5 XHGC-TV, eso se hacía, de manera que muchas veces amanecía con esas barras. Yo odiaba la secundaria: no aprendía nada interesante, mis compañeros eran animalitos pubertos como yo (aunque yo era de los que se escondían y así), y además no entendía matemáticas, física ni química. Odié la secundaria, aún a pesar de lo que dije en el post sobre nuestra reunión. No obstante, había un momento raro con el que iniciaba el día: en la prueba de color de canal 5 con la que despertaba, siempre había música. Como a esa hora nadie ve la tele, digamos que no se preocupaban por seleccionar la música, supongo que la escogía alguien y no le daban mayor importancia. La repetían diario. No sé cuánto tiempo entre agosto de 1995 en adelante, quizá antes de terminar 1996, amanecí escuchando la misma música, pero sí me marcó el hecho. Eran varias canciones, aunque si te despiertas con 10 minutos para hacer lo que tengas que hacer, no escuchas muchas. Sólo recuerdo con certeza dos: Laid de James y Mmm Mmm Mmm de Crash Test Dummies. Era 1995, esas canciones eran nuevas, no eran hits ochenteros, evidentemente alguien con cierto gusto musical tuvo que haberlas escogido con ganas de que se escucharan, algo similar a lo que uno haría si lo invitaran a poner música en el radio. En algún lugar de Televisa, alguien que tenía acceso a esa música de algún modo (MTV, Radiactivo, la Revista ERES, o algo) decidió usar ese tiempo por el que, literalmente, nadie daba un peso, y poner las canciones que le gustaban. Este sujeto despertaba a mucha gente de todas las edades con James y Crash Test Dummies, de alguna manera él decidía parcialmente el ánimo de muchas personas para el inicio del día, como cuando en el microbús en el que vas a la escuela ponen a Charlie Monttana o a Blur. Es algo como en Pete & Pete, cuando Pete se clava con el sujeto que certifica la calidad de sus calzones Fruit of the Loom y lo quiere conocer, él es como su oráculo y se obsesiona con él. Quizá a muchas personas en 1995 les hubiera gustado saber quién era el sujeto que ponía Laid de James y Mmm Mmm Mmm de Crash Test Dummies en la mañana antes de que saliera el sol, quizá algunos universitarios brindaban con café en las cafeterías de sus escuelas a la salud de aquél sujeto. Quizá, por otro lado, nadie lo notaba. Yo ubicaba bien la canción de los Crash Test Dummies porque venía en el soundtrack de Dumb & Dumber, y de Laid no supe hasta el 2004, cuando Greñas me quemó un disco. Donde quiera que esté ese sujeto que ponía sus canciones favoritas en la prueba de barras de color de canal 5 aproximadamente en 1995, le mando un abrazo.

James / Laid

Crash Test Dummies /Mmm Mmm Mmm

26 ene. 2011

CRÓNICA DE UN FAN METIDO DONDE NO TENDRÍA POR QUÉ ESTAR METIDO

En la primera mitad del año 2003 yo estaba de año sabático e iba a la escuela más tarde sólo a clases de dibujo; para la segunda mitad ya iba en la carrera pero en la tarde, así que, extrañamente, pasaba tiempo en la mañana en mi casa, me relajaba y hacía las cosas con tiempo y salía a la escuela con calma a las 10 o a veces a las 11. Esto, aunado a que ya no veía MTV y a que mi Modular Aiwa ya no le servía el lector de CD's, propició que empezara a escuchar la radio sólo para dejar pasar el tiempo. Generalmente escuchaba Horizonte y Órbita y, eventualmente, Radiactivo. En el caso de las dos primeras, petenecían al IMER, que estaba a 10 minutos de mi casa, así que cuando regalaban cosas me animaba más o menos a llamar por teléfono a ver si me ganaba algo. Supongo por la cercanía, mi llamada casi siempre entraba sin problemas, y teniendo las respuestas tontas necesarias, eso era un pase directo a regalos gratis. En resumen: se me hizo vicio concursar por cosas inútiles que regalaban en el radio. Entre las cosas que sí me sirvieron que me gané fueron unos boletos para el California Guitar Trio en el Hard Rock, lo malo es que me llevé a mi novia en vez de a una amiga que sí le gustaban chorros (¡ah, la juventud!), un disco de Chill Out al que le agarré el gusto mucho tiempo después (en esos tiempos yo sólo escuchaba progresivo y jazz) y boletos y abonos para las Muestras de la Cineteca. Fuera de eso, pura basura que no sé en qué estaba pensando cuando pensaba que estaría vacilador tener, por ejemplo: un disco de blues generiquísimo de un negro que tocaba una telecaster, un libro de Fernando Samperio con fotos "eróticas" (las fotos son como de alumno de la ENAP y el libro en sí es peor que mediocre, de esos escritores que creen ser muy transgresores por escribir como hablan), un bono por $800 para comprar boletos de primera fila para Pearl Jam (que ya tenía y no pude vender), unas entradas para una fiesta de presentación de un disco de una película que creo que nunca se estrenó en el Hard Rock y cosas por el estilo. De todo lo que tuve a bien o a mal ganar, hay algo que marcó toda esa etapa: por junio o julio, no me acuerdo, se acababa de lanzar el 4 Caminos de Café Tacvba y todo el mundo como que se estaba acordando de ellos de nuevo. Para mí era raro, porque yo tenía una idea muy clara de Café Tacvba: un grupo viejo que seguían sonando igual y al que no entendía por qué tendría que dársele atención de nuevo (si se preguntaban por qué en últimos años tocaba tanto y por tantos motivos -aniversario, despedida, disco nuevo, etc.-, esto empezó aquí). A mí nunca me ha gustado Café Tacvba, pero tampoco los odiaba (porque lo peor de sus discos estaban por venir). En Órbita hicieron un concurso en el más declarado espíritu del fanfromhellismo: tenías que llevar un autorretrato con la temática "Revés" (aunque ese era su disco anterior, nunca entendí eso) con el premio de sacarte una foto de grupo con ellos que sería publicada en la Rolling Stone, y una foto individual con el grupo. Extrañamente, en mi clase de dibujo de Diseño (también tomaba en Artes) nos hicieron hacer un autorretrato como entrega final. Yo, ya les he contado, siempre o casi siempre he sido el ñoño que dibuja bien en mis clases, y en esa clase, particularmente, que tenía un maestro nta chafa, le había puesto ganas, con el extra que era de esos profes que quiere que sepas usar claroscuro y la manchita difuminada y elegante como de máquina que hace tu retrato del Chedraui. En fin, que me quedó bien, o más bien, "precioso". Cuando salió el concurso este anunciado, yo ya lo tenía hecho y entregado y arrumbado en mi casa, y sólo lo ví y pensé: ¿por qué no? Había que ir un jueves al concurso a las instalaciones del IMER, donde ya había, ahora sí, muchos fans de Café Tacvba parados con sus tristes, patéticos autorretratos hechos con Prismacolor o con pluma Bic (el material por excelencia del Fan Art). Ahí empezó lo divertido. Había un vato como de mi edad (yo tenía 20) de pinta de skato, tenía gorra à la Fred Durst y mochila fea. Su autorretrato era en onda como alterego fantástico y comic mexicano de un chavo que ganó su publicación en editorial Vid. Ustedes me entienden. Este wey iba de persona en persona pidiendo ver lo que habías hecho. Obvio, cuando llegó conmigo hizo gestos como de 'no we, ps sí'stás master ta chido'. Y entonces me enseñó el suyo. Debo admitir que tenía su encanto, lo traía en el cuaderno, y creo que incluso estaba hecho en las hojas de hasta atrás. Me lo imaginaba gastando sus tiempos muertos en el bachilleres o el CONALEP haciéndolo con mucho amor. Cuando el concurso empezó, nos hicieron pasar a la sala del IMER (que está toda bonita y comfortable) y ponerlos en el piso y posteriormente, explicarlo por qué o qué tiee que ver con algo de revés. Los que al parecer debían juzgar eran un vato blanco, con pelo castaño claro, con gorra y un walkie talkie en mano y un sujeto tan pero tan gordo que si sigue vivo entonces todos los anuncios de colesterol que salen en la tele mienten, porque si estás tan gordo no puedes estar bien. Él parecía ser el mandamás. Entre los concursantes había de todo: manga, dibujos que querían ser realistas y eran todo lo contrario, dibujos con acrílico y lápiz y un pastiche precioso, ilustraciones en aerógrafo y hasta un treintón que llevaba el retrato de su sobrina que no pudo ir porque sepa la madre. Cuando me preguntaron qué chingados tenía mi retrato que ver con la idea de revñes (que, por cierto, era el menos fantasioso de todos por lo que ya les dije), me saqué de la manga una cosa que ni yo me hubiera creído sobre que el retrato estaba hecho en espejo y las expresiones estaban cambiadas y que me interesaba cómo lo que se veía era lo opuesto de lo que era o una madre así (curiosamente, 3 años después, descubrí que Jim Shaw había hecho algo similar en una expo de Jumex... tal vez no estaba tan alejado del camino). Sobra decir que gané. Creo que pasaban 20 y habían como 50 o poco menos. Anyway, la cosa iba a ser como seguía: teníamos que ir a la firma de autógrafos de Café Tacvba en el Mix Up de Zona Rosa y llevar uno, sólo un objeto para que me autografiaran. Después o antes, no me acuerdo, los weyes se dignarían a sacarse las fotos individuales. Seríamos los primeros 20 en pasar a los autógrafos. Ahí fue cuando me acordé que yo no era fan de Café Tacvba, y la idea del autógrafo fue una decisión incómoda. Para empezar, para qué putas quería yo un autógrafo, y en segunda de qué si no tenía ni un disco quemado. Resolví llevar una cosa vaciladora un poco para molestarlos con mi antifanfromhellismo. Después de decidir entre muchos objetos, los finalistas fueron una cuchara de madera y un pañuelo de tela de un banco, creo que Bital. Ganó el pañuelo. Ahora empezaría lo mejor, lo que hasta la fecha recuerdo como "El día de los fans del infierno de Café Tacvba".

El día de los autógrafos llegamos todos los lelos que ganamos con nuestros cosos para autografiar. Todos llevaban discos y posters que seguro compraron afuera de sus secundarias (estaban pro's). Una chica llevaba un cuadro para ellos. Primero lo primero: cuando tuvimos que pasar por los autógrafos, evidentemente, me vieron feo. No se sorprendieron ni se les hizo chistoso: me vieron feo, era obvio que estaban acostumbrados a sus fans regulares, y si eras un fan de Café Tacvba no has de tener mucho sentido del humor (o uno muy retorcido apra que te guste cómo canta el wey ese). Prácticamente tuve que explicar a cada uno de los 4 que sí, era un pañuelo y no uno de sus discos feos, y lo quería firmado, puto. El Joselo, por si se lo preguntaban, era el más mamón de todos, y estuvo a nada de replicarme. Luego, cuando pasabas con cada uno, por lo menos tenías que justificar la presencia. Me enteré que el vocalista se llamaba Rubén, y de perdida le dije "Felicidades Rubén". Ajá. Por si se lo preguntan, Café Tacvba es la banda más mamona del universo. No tienen una idea, la palabra mamón la acuñaron ellos. Creo que sólo Saúl Hernández podría ser peor. El peor, ya les dije, es el gordo sin talento que toca la guitarra. En segundo lugar el vocalista, que gracias a Dios no traía el gorrito ese de gallo, luego el Meme y el más o menos humano es el otro (como sea que se llame). Mientras se movía la fila de los autógrafos, de repente se quedaba estancada, el vato del que les conté trataba de hacerle la plática a Joselo, que ni siquiera se rebajaba a mover la cabeza en su dirección. Creo que el chavo quería algo de él en intercambio. Joselo a lo mucho dijo "Umgh", y creo que se reía. No los culpo, el chavo este era desesperante. Después, la foto. Como cualquiera que mida lo que mido, me pusieron hasta el frente, agachado. Luego de esto, se supone que nos tomarían la foto individual con la banda, pero la fila de fans era tan grande que decidieron apurar las cosas y lo haríamos acabando, o sea, que deberíamos esperar, así que nos sentaron entre los discos de Rock/Pop en español y los de Alternativo. Olvidé mencionar que la cosa era tan grande que cerraron la tienda, es decir, no había clientes, y creo que a lo mucho podías comprar el 4 Caminos a la entrada; cuando pasaba un fan, iba con la banda y salía por la misma puerta por la que entró. Pasaron los minutos, y evidentemente, nos aburríamos. Todo el mundo se puso a ver discos, y eventualmente les dijeron que se sentaran y se estuvieran quietos. El wey skato del que les conté empezó a ponerse inquieto: sugirió que nos pasáramos nuestros mails para intercambiar información de Café Tacvba y de otros grupos. Era un fan hecho en el cielo. Eso de la información de otros grupos me decepcionó un poco: cuando alguien que dice ser muy fan de un grupo resulta que también te recomienda o te pide que escuches a otras cosas, siento que es falso. Hace muchos años un amigo me presentó a un loco (literalmente) que según era fan de Nirvana. Fue lo peor que pudo haber hecho. Se llamaba Poncho, era un tipo noble pero un poco incómodo de estar con él. Cantaba con gritos. Me prestó cassettes de Craddle of Filth y tocaba una de The Beatles. Anyway, el skato este me preguntó qué otras cosas me gustaban, y le dije que grunge (porque daba por hecho que seguro no conocía a King Crimson). Me recomendó a una banda llamada Kyus que según eran como más fuzz y más sucia. La verdad me quedé con curiosidad pero nunca la escuché. Las horas pasaban y no se acababan los fans que entraban. Cada vez se impacientaban más los fans de afuera, y era más difícil salir a los que entraban. Y nosotros era obvio que no nos sacarían la foto individual. Poco a poco la gente se ponía loca, y se escuchaban gritos, los empleados de la tienda tenían que abrir y cerrar la tienda para dejar entrar a tandas de gente y después tenían que evitar que abrieran la puerta de la cortina de metal. Bastante rápido las cosas se pusieron violentas: los empleados ya no dejaban entrar a nadie, invertían sus energías en hacer salir a los que se quedaron adentro. La cortina de metal, no es broma, parecía de tela, se deformaba y se abombaba en formas que no se imaginan: los fans se habían vuelto locos, la cosa se había vuelto una emergencia. Y nosotros veíamos todo desde el piso del Mix Up a lado de la sección de Rock/Pop en español. Ahora sólo pedíamos nos pudieran sacar en una pieza. Yo conocía los conciertos masivos del Zócalo y de esos donde el boleto incluía que llevaras un kilo de arroz, así que no me daba miedo, no obstante, los demás estaban mal. Una chica de 20 años que decía ir en Arquitectura en al UNAM y tener novio allá afuera empezó a llorar. Los organizadores nos dijeron que las fotos que faltaban por sacar las tomarían en una sesión aparte y privada para la cual nos hablarían en la semana. La chica que lloraba no era la única loca, otras no se atrevían a tratar de salir y otros nomás se veían muy lelos y los empleados no los dejaban salir primero. Obvio, chicas primero. Por estas razones, a mí, grandulón de 1.85 m. me pasaron al final. Cuando salí el Mario Flores me esperaba afuera. Me daba pena todo el evento, y lo que me molestaba era la ñerez de los fans from hell que no sabían obedecer al viejo principio de 'uno por uno' y prefirieron derribar una cortina de aluminio. Salí imprecando al aire a todos en general, y para tratar de molestarlos dije en voz alta, mientras salíamos a empellones entre la perrada, que sacarían a la banda por la azotea y que ya se había acabado y que chinguen su madre. Técnicamente, podría ser cierto. El coche estaba a un par de calles de ahí. Sobra decir que nunca volví a saber del skato ni de la chica que lloraba, pero sí me hubiera gustado saber qué le hicieron a la cortina. Unos días después de eso, me llamaron de Órbita, que la sesión de fotos sería en la Condesa un martes a las 4pm y que fuera sin pedos. Obvio, no fui, ¿pa'qué?, la pura foto sin fans apiñados ni nada ya no era nada vacilador. Me dio y a la fecha me da un poco de vergüenza el hecho, técnicamente no gané nada, sólo hice llorar al niño Dios.

Por si les interesa el dato o si alguien cree que estoy inventando todo y oye Bob tu blog está bien loco, la foto sí salió publicada en la Rolling Stone. No recuerdo qué numero es, pero es del 2003, debe ser Agosto o Septiembre, y sale Chris Martin (el wey de Coldpplay) en la portada. Si alguien la tiene, POR FAVOR, escaneé la foto y mándemela. Recuerdo que salí con cara de "chinga tu madre, mundo" y también recuerdo que ni de chiste la iba a comprar.

25 ene. 2011

NO TODOS LOS JÓVENES SON MANIÁTICOS DE LA DIVERSIÓN, O QUIZÁ SÍ, PERO TIENEN MOMENTOS MÁS TRANQUILOS QUE OTROS

Últimamente le comparto música a alguien que cuando hace lo propio, me hace sentir viejo porque nunca sé qué es Metric o Coco Rosie. El otro día me compartió una canción. Me gustó, escúchenla ustedes también.

Sean felices, los amo.

22 ene. 2011

EL CRÍTICO DE CINE MÁS HONESTO DEL MUNDO Y LA IMPOSIBILIDAD DE EXPRESAR DESEOS PROFUNDOS, 1990

Anoche vi la película de las Tortugas Ninja. ¡Cowabunga! Dado que no la había visto desde que la vi en el cine, tenía 20 años sin verla. Fue un momento entrañable, obvio. Generalmente cuando una película sale de un comic o un programa de televisión siempre hay huecos que deben cubrir o huecos que deben generar para que la película sea plausible como una película y no como una cosa entre la fuente y el cine. En Teenage Mutant Ninja Turtles, por supuesto, eso pasa.La película tiene situaciones que cualquier niño que viera la caricatura podría identificar como erróneas. Ayer que la vi noté cómo estas películas son realmente películas para niños, con saltos demasiado rápidos y abruptos entre situaciones a fin de continuar con la historia, como que April O'Neal se vuelve amiga de ellas de la noche a la mañana como si nada, y no le importa perder su casa en un santiamén por los Foot Soldiers o que de repente se está besando con Casey Jones, el de la máscara de Hockey. O sea, que sacrifican la narrativa por la fidelidad con la fuente (más o menos). Por supuesto, si la ves a estas alturas, cuando ya olvidaste muchas cosas de la caricatura, nada de esto te estorba para disfrutarla y reírte de los momentos vaciladores, sin embargo, cuando eres niño eres estricto, y sabes que aunque es divertido ver a Raphael saliendo de un cine acabando de ver Critters diciendo "¿De dónde sacan esas cosas?", no es divertido que no salga Krang o a Bebop o a Rocksteady. Los niños saben lo que quieren ver en las películas, pero el Gap entre el mundo adulto y las caricaturas siempre es no sólo aburrido, sino generalmente decepcionante, entonces uno empieza a verlo como algo tonto, que no debería existir (supongo eso es lo que significa crecer). Por ejemplo, en un libro de texto que leímos en 3ro de primaria había un cuento sobre una anciana que siempre iba de un lado para otro, que siempre estaba haciendo algo, entonces la muerte viene a buscarla y simplemente no la encuentra porque la mujer no tiene tiempo de morirse. Se supone que ese libro, el "Cuaderno de Lecturas", era para ser leído en voz alta, así que ahí tienes a los niños semianalfabetas (siempre me sorprendió que nadie sabía leer, no entendía) leyendo sílaba a sílaba. Entonces, durante el cuento, hay un momento donde la anciana suelta un puro y mexicano "¡Chin!". Cuando el niño llegó a él no pudo pronunciarlo. Y mientras yo leía sabía que cuando llegara no podría pronunciarlo, porque era una clara intromisión del mundo de los niños con la escuela, situación adulta y aburrida. Y el niño no podía, simplemente estaba mudo. La maestra Elsa intervino: "Lo que dices cuando algo te sale mal, una exclamación". El niño sufrió años antes de preguntar: "¿Chin?", la maestra dijo que sí y continuó. Es curioso cómo todos, o al menos yo, sabía perfectamente que no podría decir Chin. Los niños saben bien lo que quieren (es la adolescencia la que viene a joderte la vida), pero el poco furor de los adultos hace que uno aprenda a crecer a la mala, que es la única manera en que los seres humanos crecen. La otra es la manera en que la gente crece.

19 ene. 2011

CONCEPTO DE ACUMULACIÓN EN LA VIDA REAL EXPLICADO EN TÉRMINOS PRÁCTICOS, 1995

Cuando era niño, como a mis 12 u 11 años, me metí a un equipo de futbol. Curiosamente, durante una etapa, mi madre pensó que los buenos padres metían a sus hijos a clases extra y estuve en cosas que a la fecha jamás me sirvieron de nada: natación, gimnasia (tengo una foto mía en las barras con la cara de terror más grande que se puedan imaginar), inglés, incluso pensó que yo querría entrar a los Scouts que atiborraban el Parque Pilares cada sábado. Estoy seguro que lo hacía de buena fe, no podría quererme fuera de la casa por la simple razón que era una especie de mueble, no hacía escándalo, no salía yo solo a jugar... Como decía mi maestra de Teoría del Arte III y IV, que era una ecologista torpe y evidentemente demasiado llena de odio por la humanidad, nuestros padres hicieron lo que pudieron. Anyway, estaba en el equipo de fut, ¿ok?, se llamaba Alpina y era filial de Cruz Azul, el entrenador se llamaba Lupillo. Como entrenaba los lunes, que para mí siempre han sido el peor día de la semana, pronto el estímulo "futbol" se pareó con la circunstancia "Lunes" y me empezó a fastidiar, como todas las actividades extracurriculares en mi vida. Eso y que nos ponían a correr como animales. El caso es que de los miles de años que estuve en el fut (creo que fueron un par de meses), tuvimos dos juegos. En el primero, hasta donde recuerdo, entré de cambio. Me preguntó Lupillo que de qué jugaba y le dije que de delantero, porque en mi primaria era el líder de goleo-cazagol con 42 o 43 goles, compitiendo sólo con Alejandro, que tenía la mayor cantidad de canas que he visto en un niño de 12 años. Ajá. Casi metí un gol, pero la triangulación no fue la más afortunada y no pude ni abanicar, el balón simplemente se estrelló en mi. Si ya leyeron todo esto y no saben a dónde va este párrafo, aquí voy: al final de partido, al parecer, a un padre o dos cada juego les tocaba traer los refrescos, lo cual es algo estúpido considerando que por cada niño viene un padre que bien podría traer un Pepsilindro lleno de naranjada, padres que, por cierto, me gritaron cuando fallé. El caso es que ese día hubo Bonafinas. Nunca había visto tantas bonafinas juntas, eran como 40, seguro. Fue una especie de momento grande, casi del tamaño de cuando conocí el sonido Stereo escuchando el soundtrack de The Bodyguard. Como en mi casa siempre fuimos mi mamá y yo, sin padre derrochador, ni hermanos hambrientos ni tíos arrimados con problemas de alcoholismo ni cuñados y compadres o vecinos como-de-la-familia, en mi casa rara, rarísima vez había más de 2 o 3 ejemplares de nada, además porque vivíamos a 10 metros de una Comercial Mexicana, y a mi mamá le gustaba ir diario por cada cosa que se necesitara. Para que me entiendan, ver una bolsa de congeladas D'Gary o diez Yakults en el refri ya era mucho. Y ahí estaban en ese medio día de sábado de 1995, decenas de bonafinas de 250 ml en una hielera azul. Nos abalanzamos sobre ellas, con todo, creo que ganamos 2-1, así que podría entenderse como un festejo. Recuerdo que esábamos en un frenesí, arrebatando Bonafinas, y pese a los arrebatos seguíamos sin poder ver el fondo de la hielera. Como a los 12 años, al menos si vives en una ciudad como el DF, todos los niños van a todos lados con sus padres, me imagino que la mayoría de ellos tenían prisa por llevarse a sus hijos a, no sé, comer con la abuela, de manera que al final quedamos sólo algunos (si hay un concepto que no caracteriza a mi mamá es la prisa), aún tomando tantas Bonafinas como podíamos. Recuerdo muy bien que al final, ya para irse, un niño me dijo: ya, agarra más, ya que se acaben, y me soltó un montón. Creo que me llevé 12, y me imagino me habrán durado más de una semana, fácil. Las Bonafinas son una bebida término medio, usualmente baratas, con un sabor a naranja demasiado artificial para ser el favorito de nadie y lo suficientemente azucarado para que quieras repetir, de manera que sólo en ciertas condiciones uno toma Bonafinas, generalmente cuando tienes sed así de 'wey, tengo sed'. A partir de ese incidente, no puedo ver una Bonafina sin sentir una especie de empatía entrañable con ellas.

16 ene. 2011

EL MOMENTO EXACTO DONDE DEBERÍA SALIR ESA CANCIÓN

Hace unos meses pasaban una película en el canal 7. Era sábado en la mañana, la peor hora de la semana para prender la televisión, es la hora donde algunos canales aún pasan infomerciales, donde otros pasan películas de caricaturas (pero tipo straight to video, onda "My little pony's birthday adventure"), donde en el 13 pasan las películas de Tin-Tan y Capulina que con trabajo le compraron a Televisa, donde en el 2 pasan conteos musicales donde ni siquiera pasan las canciones completas. Anyway, por alguna razón, también creo que es la mejor hora para despertarse con onda "¿qué carambas voy a desayunar?". En fin, la película era sobre un ejecutivo feliz con su trabajo al que le salían bien las cosas y que tenía una esposa joven y guapa y una casa linda. La película empieza con él, creo que planeaba un viaje o le sale un trato millonario, entonces sale temprano de la oficina y llega en la mañana a su casa, lleno de alegría. Entonces empieza la película. La tipa está cogiendo con otro wey, en su casa. La escena es fuerte porque cuando el sujeto escucha ruidos estando en la cocina, toma un cuchilo y sube cautelosamente, y sólo se alcanza a ver una puerta semiabierta de la que viene el ruido. El sujeto, entonces, se viene abajo, simplemente se viene abajo. Se le dibuja una expresión de pena como no la han visto en ninguna película de las que salen en la tele. Toma su camioneta y empieza a manejar sin rumbo. De la nada, en un alto, cuando voltea tiene a un negro en el asiento del copiloto apuntándole con una pistola diciéndole que le suelte la billetera. El sujeto no salió a dar un paseo: planeaba suicidarse de una buena vez. Así que la intromisión de las penas del negro con las suyas le dan igual, e incluso la ve como una oportunidad de vengarse al menos de alguien. El sujeto arranca y saca la cartera. "¿La quieres, esto es lo que quieres, eh?", y lanza la cartera por la ventana. El negro le impreca, a lo que el sujeto sólo acelera con toda la intención de llegar a la carretera y estrellarse donde se pueda. Entonces empieza el momento: mientras acelera y empieza a destruir señales, montones de cajas (¿qué sería de una escena de persecución sin montones de cajas volando frente al parabrisas de un coche?) y a provocar caos, con el negro a lado gritando, muerto de miedo, suena una canción de Morphine, de las pocas que no son lentas, sino rápidas, con el saxofón haciendo de esas figuras casi burlonas y muy frenéticamente (como "Thursday", aunque con más clima de persecución). La camioneta pasó por avenidas grandes, callejones, rompió rejas, hizo a la gente salir del camino en el acto, y la voz de Mark Sandman se oía como fondo de este sujeto que quería suicidarse con un negro espantado a lado, con el mundo yendo a su velocidad y este tipo yendo aún más rápido y diciéndole: "¡no me atraparás vivo, no me voy a rendir nunca!". Me gustó, así deberían ser las escenas de persecución, y no con esa música Techno vulgar que usan por default todas las películas. Mark Sandman, te extrañamos mucho.
No es esta, pero les dará una idea, escuchen y sean felices, a nadie en este mundo puede no gustarle Morphine.

10 ene. 2011

COSAS CIERTAS QUE SE APRENDEN DE LAS PEORES MANERAS, GENERALMENTE TRISTES.

Ayer vi Hiroshima, de Pablo Stoll, en al Cineteca. Tengo momentos grandes parcialmente gracias a ese director. En el 2002 vi 25 Watts, era de él junto con su cuate, Juan Pablo Rebella. La película era magnífica, eran 24 horas en la vida de unos weyes sin oficio ni beneficio en Montevideo. Era como la versión uruguaya de Slacker. Es preciosa. Cuando salió Temporada de Patos, todo el mundo la citó, aunque comparada con Temporada de Patos, 25 Watts parece una película de acción. Era maravillosa, tan naïve, tan 'nada', no obstante, mis amigos de la Enap que fueron conmigo (por sugerencia mía, of course), la odiaron, y de ahí se agarraron para burlarse de mí cada que sugería algo. Ese día fue aún mejor porque me compré, por $38, en la sección de botadero del Mix-Up, un disco con las sesiones de John Peel de Sub-Pop. Fue un gran día para vivir en 2002. 3 años después sacaron Whisky, que era igual de bonita, pero más user friendly, de manera que tuvo mucho más éxito. Es sobre un sujeto que usa a su empleada para fingir que tiene esposa ante la visita de su hermano. La película está llena de silencios, momentos cumbres y todo. Es bellísima, si no la han visto, están perdiendo el tiempo. Anyway, con Whisky la dupla Rebella-Stoll se dio a conocer a públicos más grandes. Hace un par de años, me enteré que Rebella se suicidó. Es muy triste, las dos películas me parecieron de lo mejor que se ha hecho en este continente (sobre todo en la década de la brasilofilia y sus películas de pobreza animosa). Ahora, Hiroshima es la primera película del sobreviviente Stoll. Cuando Sirako me dijo que él invitaba y que era de él, pensé que debía verla no matter what, aunque me reservé mis alegrías porque todo puede pasar, y pasó. Hiroshima es mala, pero sobre todo, es pretenciosa, lo cual no es algo que se pueda decir con mucha frecuencia de una película, al menos no de las que veo últimamente. Se supone que es una especie de retrato de Rebella, o un homenaje. Actúa el hermano de Stoll. Lo pone como uno de esos protagonistas adorables porque son espontáneos, despistados, callados, guapos (el tipo es como Lio Messi pero sin el padecimiento hormonal que lo hace parecer niño), que se va de repente sin despedirse. Un cronopio, en términos netos. Sólo vaga por aquí y por allá. La película no tiene diálogos, cuando hablan ponen una pantalla negra con letras blancas. Algunas acciones son demasiado planeadas y se ven ridículas, como cuando rueda en el pasto con su papá. Otras, se ve que el sujeto más bien se ve haciendo videoclips, por ejemplo, en la escena afuera del hospital. Además, la música con la que abre la película es muy buena, y te hace pensar que todo va a estar bien, pero de inmediato cambia. Es como indie-instrumental sudamericano que abusa demasiado de los sonidos chistosos de los sintetizadores. Es de esos personajes que, como si no fuera suficiente con ser lo que dije allá arriba, le ponen toda clase de aventuras en el día: hace el quehacer, va a una entrevista de trabajo en Ferrocarriles, carga equipo de una banda en la que canta a una camioneta, vende cachivaches en un mercado de pulgas, camina hasta los suburbios, se echa un toque, juega fut, nada en el mar, coge, compra cigarros y consigue trabajo en la misma tienda, llega a la tocada para la que cargó el equipo en la mañana. El momento en el que canta es el primer y último momento en el que escuchamos su voz. La canción es como de banda indie que toca en el Alicia. Hay dos momentos que de plano todo está mal: el perro está acechando al protagonista, que come un sandwich, y la pantalla de diálogo muestra un "guau guau", y en segundo, cuando le hablan a lo lejos en la pantalla de diálogo muestran su nombre en una tipografía muy chiquita y cuando por fin lo encuentran y le gritan de cerca, la tipografía es del tamaño de la pantalla. Allí creo que escuché un redoble de tambores. Bueno no. La película no es más mala que otras, pero sí es mucho muy pretenciosa. No obstante, no es mucho más pretenciosa que otras que he visto, el problema es que este sujeto era el 50% de dos de las mejores películas de la década, lo cual sólo demuestra una cosa triste: el del talento era el que se murió.

7 ene. 2011

Las lesiones más escandalosas de la NFL



Este post son pequeñas notas sueltas muy bonitas, como las que escribía en 2007 cuando quería atraer lectores al blog sólo por el dinero.


PROUST EN TÉRMINOS FISIOLÓGICOS
Ya sabes, eso que ves flotando lentamente sobre tu cabeza cuando despiertas y después recuerdas que de hecho son los conos y bastones del ojo.

JAMÁS PIERDAS EL ESTILO
¿Por qué las activistas-feministas-lesbianas-performanceras se quejan de tener que llevar a cabo su rol en la sociedad de ser lindas y usar tacones cuando son armas que evidentemente usan para sobrevivir en este mundo horrible y cruel, especialmente a la hora de quejarse sobre tener que ser lindas y usar tacones?

PENSAMIENTO ARTY
Reconocer la imposibilidad de dibujar es una manera de afirmarse a través del dibujo, y bien podría ser que la única.

NOTA DE UN PERIÓDICO EN LA SECCIÓN DEPORTIVA DURANTE EL MUNDIAL 2010
Fiebre artesanal por el certamen. La fiebre del Mundial contagió a un pequeño barrio de alfareros de Calcuta, quienes dejaron momentáneamente la fabricación artesanal de ídolos hindúes para realizar astros del futbol como Lionel Messi y Robinho. "Es la primera vez que hago una escultura de un jugador de futbol", señaló el escultor Prasanta Paul.

TWEET VIEJO QUE RECUPERÉ Y POSTEO
Llamar "Ángeles" a niños con Down no sólo es burlarse de ellos culeramente, también es tratarlos como retrasados... oh, esperen, olviden eso

FRAGMENTO DE UNA ALFOMBRA DE MUNGO THOMSON
Why are peace activists so violent?

ASTROLOGÍA, USOS PRÁCTICOS
Últimamente me estoy dando cuenta que la mayoría de mis ídolos son Capricornio: Douglas Coupland, Morton Feldman, Harmony Korine, Jim O'Rourke, Cuauhtémoc Blanco. O en segundo lugar vienen los Tauros, con Thomas Hirschhorn, Erik Satie o Michel Gondry. Algo ha de querer decir.

TE ARREPENTIRÁS
Por alguna extraña razón, en últimos años me han plantado más veces de las que debería. Cuando alguien me planta, generalmente, después de un rato de esperar, empiezo a hacer teorías sobre esa persona. Un poco tipo House M.D. Empiezo a analizar los por qués de su personalidad y las causas que hacen de esa persona lo que son hoy día. Curiosamente, para mí, destrozar no es agreder o imprecar, sino analizar.

CANTOS TIBETANOS PARA PRINCIPIANTES (CURSO A DISTANCIA)
Es curioso cómo los cantos tibetanos se desarrollaron en un país que se negaba a mantener comunicación con el mundo exterior y cómo mi interés en este tipo de actos respiratorios se da en una especie de encierro similar. Definitivamente no al nivel de la tradición milenaria de los cantos, pero sí por lo menos al nivel de una situación doméstica de autoexamen.

EDUCACIÓN ARTÍSTICA BASADA EN PUNTOS CIEGOS
Cuando vas en mi escuela, si llegas a salir sabiendo algo de performance, generalmente existen dos maneras: la primera es que si te hablaron de él, te dirán que es algo así como Arte del Cuerpo, y te pasarán diapositivas aburridísimas de Marina Abramovic y los accionistas vieneses. La segunda opción, que no sé si es mejor o no, es que no sabes nada. Sólo 2 o 3 gatos por generación que sale de mi escuela hacen performance, y el 90% son chicas, de manera que lo del arte del cuerpo se perpetúa en maneras poco sanas y poco interesantes. A mí me tocó la opción 2. Por alguna razón, mi idea de performance es un sujeto frente a un pizarrón enseñando ideas muy smartass y medio retorcidas, a veces vestido con botargas y mucho ruido. Nada de desnudez ni sentido del humor, sólo mala onda.

PREGUNTA
¿Los lingüistas son buenos contadores de historias?

MEMORIA DE FLASH ALREDEDOR DE 1990
Recuerdo que cuando era niño una cosa que me impresionaba mucho eran latas de cerveza o refresco y cajetillas de cigarros gringas. Era antes del TLC y sólo podías comprar esos productos en tiendas de importaciones. Recuerdo que ver un muro de latas de Budweiser en el cuarto del hijo adolescente de mi madrina o un cojín en forma de una lata de Coca Cola eran cosas que marcaban mi día, algo muy fuerte pero a una escala doméstica común, similar a cuando hoy día conozco obras de artistas que me interesan vía libros.

EL ÚLTIMO BOTÓN DE TU VIDA COMO LA RECUERDAS
W me contó que cuando era niña le gustaba comerse los botones de su ropa. Según dice, todo empezó desde que se comió una rondana (su papá tiene un taller mecánico), luego empezó con los botones y en un par de ocasiones, monedas. Al parecer el hábito fue tal que su mamá se hizo a la idea de que tendría que comprar botones de repuesto. A sus 22 años, el único botón que le queda de su mal hábito es uno blanco, de estilo marcadamente de los 90's (ella nació en 1988): tiene un mar con peces negros, un barco color violeta con velas color rosa, verde y amarillo y un sol a lo alto, todos ellos fosforescentes (sí, todo eso en un botón de 11 milímetros de diámetro).
Me lo regaló en su cumpleaños, junto con una aguja, en una bolsa ziploc.

1 ene. 2011

Top top top-doop doop doop

Cada año, desde el 2007 en este blog se hace un recuento de los do's y los dont's del año. El de este será particularmente pesado y largo (no es cierto), piensen que si lo leen todo, santa clós los querrá más.




Mi top 5 de los mejores discos que escuché este año:

Este año bajé demasiada música de internet. No mucha, demasiada. Sigo queriendo escuchar algo nuevo de Tosca y José González (sobre todo porque viene en marzo del año que entra, joy!). Sin embargo podemos marcar sólo 5 discos que fueron los que más oí. Había escrito un enorme texto de cada uno, pero desistí de publicarlo. Así que créanme cuando les digo que cualquiera de estos 5 vale oro y deberían escucharlo (menos el #5, mejor ni se metan con ese).

5.-Mike Kelley, The Peristaltic Airwaves / Plato's Cave, Rothko's Chapel, Lincoln's Profile, 1986
4.-Gastr Del Sol, Upgrade and Afterlife, Drag City, 1996
3.-Gastr Del Sol, Camoufleur, Drag City, 1998
2.-Jim O'Rourke, Happy Days, Revenant, 1997
1.-Wilco, A ghost is Born, Nonesuch, 2004



Mi top 5 de las mejores películas que vi este año:

Ya casi nunca voy al cine, este año sólo fui dos veces y eso porque me invitó un día el Mario Flores porque fingió estar enfermo para faltar al trabajo y me llevó a ver una peli culerísima de dragones y dioses griegos en 3D. Luego, otra vez, el greña me invitó a ver una película tailandesa de esas donde no pasa nada. Escuché que en México entraron casi 200 millones de personas al cine, lo que nos da un promedio de 2 idas por persona al año, así que técnicamente soy un movie-goer promedio. Anyway, mi selección se limita a la tele y al dvd.

5.-Damn she's a lesbian, Mike Quasar, 2010
4.-Knocked-Out, con Seth Rogen, 2009 (esta la vi un domingo en el canal 7)
3.-The Ren & Stimpy Show, Temporadas 1&2 (el greñas me las bajó y si se pueden leer en un DVD cuentan como películas. Mi favorita, por mucho: Man's Best Friend)
2.-Gummo, Harmony Korine, 1997 (me la regaló G.B.I. y le sigo agradecido)
1.-Julien Donkey-Boy, Harmony Korine, 1999



Mi top 5 de los mejores conciertos a los que fui este 2010:

Ya saben que prácticamente nunca voy a conciertos con la excepción de Radar, que es cuando me pongo mal y voy a todo. Así que podemos denominar esta sección como 'los momentos de Radar del 2010'.

5.-Savion Glover-Bare Soundz (bueno, no fue concierto y tampoco de Radar, sino Tap, pero estuvo rudísimo, o sea fui 2 veces, y es danza, o sea, ¿me entienden?).
4.-Dúo Bruck-Ross interpretando Soli aus Exótica de Mauricio Kagel @ Simón Bolívar (dos alemanes viejitos sacándole sonido a maderitas, piedras y pedazos de metal, priceless).
3.-Celulle d'intervention Metamkine @ Palacio de Medicina.
2.-Boredoms @ Lunario del Auditorio Nacional (había un baterista tocando sobre una tarima cargado por cuatro vatos, si eso no es lo mejor del mundo no quiero saber qué es).
1.-Tony Conrad @ Palacio de Medicina (Si hay algo más rudo que un señor de 70 años tocando el violín con capas de feedback y haciendo gestos raros con un traje como de naranja mecánica, un foco y una manta blanca de nackground, tampoco quiero saber qué es).



Mi top 5 de exposiciones que vi en este 2010:

Este año, literalmente, me encerré en mi casa a trabajar (soy artista, chúpense el codo) y no salí para nada. En serio. Tiene desde el 2008 que no voy a Jumex, un año o más que no voy a Kurimanzutto y el Tamayo tampoco vende tunas. Normalmente, y esto es parte de lo que hace-el-artista, uno ve todo lo que hay a la vista, pero este año simplemente me aislé y no quise ver mucho arte. Sin embargo, apunto algunas cosas que me acuerdo que me llamaron la atención, aunque no hubo ningún golpe duro como Franz West o Guy Ben-Ner el año pasado.

Laura Chenillo, In between, 2010

5.-Arte Povera @ MUAC
4.-Pipilotti Rist @ SAPS
3.-La pieza de Claire Fontaine @ Tamayo
2.-La pieza de Lau en una expo toda campechana @ Casa Frissac (es la foto de arriba).
1.-Si la expo de Jimi Durham @ Kurimanzutto fue en este 2010, definitivamente se lleva mi primer lugar.



Mi top 5 de los mejores libros que leí este 2010

Este año ha sido el peor año para leer de mi vida (sin contar del 0 al 11, en que era analfabeta). No leí absolutamente nada, o al menos nada entero. Cuando te encierras a trabajar ves cómo pasa el tiempo lentamente, entonces, consideras que todo ese tiempo pasando lento es tiempo en el que deberías estar trabajando, de manera que uno empieza a sentir que leer es un poco perder ese tiempo (ojo, que no perder EL tiempo). Aún así, hay libros que empecé a hojear/leer este año que se llevan mis palmas. Sólo terminé el no.1, que se hubiera llevado mis palmas sin mucha competencia anyway; todos los demás no los acabé y están en stand by.

5.-Jean-Paul Sartre, Words
4.-Georges Perec, Un Hombre que Duerme (este lo bajé en PDF y lo imprimí en Word porque nagrama ya no lo edita, putos).
3.-Steven Pinker, The Stuff of Thought: Language as a window into human nature, Penguin
2.-Mike Kelley, Minor Histories, Proposals, statements, conversations, The MIT Press, 2005
1.-Michel Houellebecq, H.P.Lovecraft, Against the world, against life, 1991 (este lo bajé en inglés en PDF y lo imprimí en Word porque Siruela cree que $385 por un libro de 80 páginas es moralmente correcto).



Mi top 5 de los mejores partidos de Sudáfrica 2010:


5.-Holanda 2-1 Brasil (ahí fue cuando nos dimos cuenta que el Brasil del 94 estaba muerto oficialmente, y que el Holanda de hoy era la onda).
4.-Holanda 0-1 España (más por los putazos que por otra cosa, es oficialmente la final más sucia en la historia)
3.-Costa de Marfil 0-0 Portugal (o puede que hayan quedado 1-1).
2.-Italia 1-1 Paraguay
1.-Italia 2-3 Eslovaquia



Mi top 5 de los mejores blogs del vecindario:

5.-El cincoinister vive en Londres y lo extrañamos.
4.-Lear (que le echó la hueva durísimo, chale). También lo extrañamos.
3.-Pat se saca fotos (ninguna chica que se saque fotos y las suba a un blog debería pasar desapercibida).
2.-Elso Elso Elso.
1.-Poala can hardly beat you.



Mi top 5 de descubrimientos que hice este 2010:

Hubo cosas que tenía tiempo que quería conocer y no había tenido el chance de hacerlo y que fueron reveladoras. Todas ellas moldearon lo que hago en extrañas formas.

5.-Conocer The IT Crowd
4.-Escuchar por fin a Gastr Del Sol
3.-Ver las piezas de Mungo Thomson aunque sea en su página (en serio, así, rudo). Tengo la sospecha que él es yo en otra vida. Lean este folleto, créanme, se van a divertir y mucho.
2.-Revisitar el trabajo de Mike Kelley así intensamente y empezar a escribir performance (si alguien me hubiera dicho que yo haría performance algún día me hubiera limitado a decir "Mmm" con duda).
1.-Conocer a Wilco, hands off!



Mi top 5 de cosas buenas que me pasaron este 2010:

5.-Que volvieron a pasar Al Derecho y al Derbez (menos de dos semanas) y Papá Soltero.
4.-Empecé a hacer ejercicio.
3.-Empezar a grabar los discos de Poca Cultura de la Gente Alta en solitario y luego con Sirako (si no los han bajado, cada que digo Los Amo no los incluye).
2.-Una extraña y súbita nivelación de karma a mi favor que aún no termina de resolverse (preveo un gran gran error anyway).
1.-Que trabajé como nunca lo he hecho en mi vida.



Mi top 6 (sí, 6) de cosas malas que me pasaron este 2010:

6.-La Baby Baby Baby subiendo de $40 a $80 =(
5.-Otra vez no empecé el Servicio Social.
4.-Hipocondría.
3.-Me perdí Man On Wire en la Cineteca pensando que la tendrían en Tepito.
2.-Que me han invitado a otros lares (San Diego y quizá Alemania en el futuro) en plan Art Trip y no puedo ir por ser un clasemediero pobre que no tiene ni pasaporte.
1.-Que por fin aprendí mi lección the toughest-roughest way.



Mi top 5 de cosas que pasarán en el 2011 y que me emocionan mucho:

5.-Que el Maleno Frías regresa a la Primera División con Jaguares. Si las cosas van como creo, será un crack y el América lo comprará y tendremos 4 o 5 años de Maleno.
4.-Que en algún momento alguien subirá Trash Humpers de Harmony Korine a Mediafire
3.-Que vendrá José González @ Lunario en el FMX.
2.-Que publicarán el trabajo del Colectivo Caja Rápida en el catálogo mArt Artistas Emergentes 2010-2011 (¡que podrán comprar en casi cualquier Sanborns, eh, los quiero ver sujetándolo frente a su webcam con una sonrisa y si se puede sin blusa!). Felicidades a mí y al equipo cajero.
1.-Que saldrá el nuevo libro de Michel Houellebecq: La Carte et le Territoire



Mi top 5 de propósitos para el 2011:

5.-Darle nuevos bríos al blog.
4.-Leer al ritmo de antes
3.-Escribir más.
2.-Patearle el rabo al mundo del arte local del algún modo.
1.-Hacer mi servicio social ya, sin importar cuán sucio y maloliente sea.


Y ya, es todo, empezamos el 2011.




Les regalo un Wallpaper cotorrísimo. Difúndanlo.






Los amo, no lo olviden, sobre todo no lo olviden los sábados