29 ene. 2011

LA MÚSICA QUE TE ACOMPAÑA ANTES DE SALIR RUMBO A LA SEUCNDARIA ES LA QUE TE MARCA, POR ESO SOMOS LOS NOSTÁLGICOS QUE SOMOS: NOS GUSTA MIRAR ATRÁS

Cuando era niño iba a una primaria a 5 minutos de mi casa. Era un poco triste porque cuando salías de la escuela te podías ir en tres direcciones: si te ibas al sur, es que vivías en el CUPA, lo cual me parecía padrísimo, vivir cerca de tus compañeros de la escuela (como en las series gringas, donde todo el mundo vive cerca). Si te ibas al norte y luego al poniente, es que tu mamá era enfermera en el Hospital Siglo XXI, y si te ibas al norte y al oriente, significaba que vivías en la colonia Del Valle. De cada 10 niños, sólo yo me iba en esta última, y eso era lo más triste del día, regresar a casa solo. Eso no tiene que ver con el post, sino esto: estaba cerca, y entraba a las 8:00 AM, así que podía salir 5 minutos antes y llegábamos, aunque las tardanzas de mi mamá al principio nos hicieron tomar taxi varias veces. Cuando despertaba, ya había salido el sol, y eso era lindo, era esa luz de las 8 AM que es muy naranja, me gusta. Esa y su equivalente vespertino de las 5 de la tarde, en mi antigua casa el sol a esa hora entraba de un modo que Takeshi Kitano hubiera llorado si lo hubiera visto. Cuando entré a la secundaria, las cosas eran otras: debía entrar a las 7:20 AM y despertarme antes, porque la secundaria estaba a unos 15 o 20 minutos a paso de puberto caminando, de manera que despertaba sin luz del sol y sin programación en la tele. Eso era lo más triste, en serio, despertar y que esté oscuro y que no haya nada en canal 5, ni siquiera las caricaturas para bebés, como Plaza Sésamo o algo así. Recuerdo que en mi casa siempre se usaba, al menos en mi etapa de estudiante, cualquier tipo de método a la mano para despertar antes, y si eso implicaba que mi mamá dejara la tele prendida en las barras de colores de prueba del canal 5 XHGC-TV, eso se hacía, de manera que muchas veces amanecía con esas barras. Yo odiaba la secundaria: no aprendía nada interesante, mis compañeros eran animalitos pubertos como yo (aunque yo era de los que se escondían y así), y además no entendía matemáticas, física ni química. Odié la secundaria, aún a pesar de lo que dije en el post sobre nuestra reunión. No obstante, había un momento raro con el que iniciaba el día: en la prueba de color de canal 5 con la que despertaba, siempre había música. Como a esa hora nadie ve la tele, digamos que no se preocupaban por seleccionar la música, supongo que la escogía alguien y no le daban mayor importancia. La repetían diario. No sé cuánto tiempo entre agosto de 1995 en adelante, quizá antes de terminar 1996, amanecí escuchando la misma música, pero sí me marcó el hecho. Eran varias canciones, aunque si te despiertas con 10 minutos para hacer lo que tengas que hacer, no escuchas muchas. Sólo recuerdo con certeza dos: Laid de James y Mmm Mmm Mmm de Crash Test Dummies. Era 1995, esas canciones eran nuevas, no eran hits ochenteros, evidentemente alguien con cierto gusto musical tuvo que haberlas escogido con ganas de que se escucharan, algo similar a lo que uno haría si lo invitaran a poner música en el radio. En algún lugar de Televisa, alguien que tenía acceso a esa música de algún modo (MTV, Radiactivo, la Revista ERES, o algo) decidió usar ese tiempo por el que, literalmente, nadie daba un peso, y poner las canciones que le gustaban. Este sujeto despertaba a mucha gente de todas las edades con James y Crash Test Dummies, de alguna manera él decidía parcialmente el ánimo de muchas personas para el inicio del día, como cuando en el microbús en el que vas a la escuela ponen a Charlie Monttana o a Blur. Es algo como en Pete & Pete, cuando Pete se clava con el sujeto que certifica la calidad de sus calzones Fruit of the Loom y lo quiere conocer, él es como su oráculo y se obsesiona con él. Quizá a muchas personas en 1995 les hubiera gustado saber quién era el sujeto que ponía Laid de James y Mmm Mmm Mmm de Crash Test Dummies en la mañana antes de que saliera el sol, quizá algunos universitarios brindaban con café en las cafeterías de sus escuelas a la salud de aquél sujeto. Quizá, por otro lado, nadie lo notaba. Yo ubicaba bien la canción de los Crash Test Dummies porque venía en el soundtrack de Dumb & Dumber, y de Laid no supe hasta el 2004, cuando Greñas me quemó un disco. Donde quiera que esté ese sujeto que ponía sus canciones favoritas en la prueba de barras de color de canal 5 aproximadamente en 1995, le mando un abrazo.

James / Laid

Crash Test Dummies /Mmm Mmm Mmm

1 comentario:

No va a pasar. dijo...

Dos cosas:
Efectivamente la luz de las 8 y luego de las 5 son las mas bellas de todas.
Otra, que yo también me despertaba con esas barras y también recuerdo que a veces ponían vídeos de Thalía y Enrique Iglesias.
Gracias por el post tan bonito.