3 dic. 2010

do's and dont's in Monterrey parte II

VIERNES 26 DE NOVIEMBRE

Me desperté primero, me pasa siempre cuando duermo en lugares que no son mi casa. Soy la persona más territorial del universo. Prendí la tele. Notamos que la cantidad de canales se debía a que muchos de televisión local los había en versión normal y en HD, y creo que por primera vez entendí la diferencia del HD (contrario a lo que piensan las tiendas donde venden las teles, los cotorritos, las plantas de colores y los paisajes no terminan de convencer a uno de comprar una tele, lo que uno quiere es ver si su partido de fut se ve mejor que en su tele vieja, es simple. Me puse mi camisa tipo ‘Fear and Loathing in Las Vegas’ que en algún momento pensé que era muy gay y bajamos a desayunar.

Ya en el desayuno estábamos confundidos: la carta anunciaba cosas separadas, yo iba a pedir unos hot cakes y luego creo que otra cosa, pero nuestro mesero estrella nos dijo que le llegáramos al buffet. Amo los buffets, sé que son sinónimo de comida muy a medias, pero yo los amo. Me serví chilaquiles verdes con frijoles, jugo de naranja y café, luego dos molletes, salchichas y unos como rollos de tortilla de trigo con frijoles y chorizo. Pensé que podía con más, así que fui y me serví unos corn-pops y café y pan de dulce (el pan era particularmente pobre y escaso allá, como si no les importara, las canastillas estaban en el rincón de la barra). Terminé respirando con dificultad. Greñas comió fruta. Le dije que la fruta no es comida y tuvimos una discusión sobre la comida y la moral en los alimentos. Le dije que si lo que te metes a la boca no sufrió y no fue cazado, no es comida. Le dije que la historia del hombre no es ‘el hombre contra la naturaleza’, pues la naturaleza no opone resistencia, es ‘el hombre jodiendo a la naturaleza’. Es nuestra naturaleza, jodérnosla, y lo natural no es malo per se, es decir, no es como matar animales es malo y por lo tanto comer cosas que no sean cazadas es bueno. Le dije que si lo instintivo se ve como malo se debe a una racionalización, y la racionalización de lo instintivo es una versión perversa de nuestra naturaleza. Entonces, cuando algún listillo se cree muy listo pensando que quiere alejarse del camino que ha recorrido la naturaleza por millones de años, eso es malvado (no malo). Y piensa que como las plantas no gritan cuando les clavas el diente, entonces moralmente estás liberado, pero es lo contrario: no quieres ser bueno o malo, sólo sentirte moralmente bien, lo cual es horrible y engañoso principalmente. Entonces, no te jodes a la naturaleza porque crees que estás en armonía con ella, lo que haces es abusar de ella. Comer sólo plantas es abusar de las plantas, es decir, te las comes sin establecer una posición (porque creer que las plantas son tus hermanas no es una posición), y moralmente estás errado y humanamente también. Entonces, cuando te quieres alejar del camino humano, estás a nada de empezar a ponerte en contra de los humanos. Por eso detesto a los ecologistas: son odiadores profesionales de otros seres humanos disfrazados de seres de paz. Ya lo decía Sartre: cuando quieres demasiado a los niños y los animales, los quieres en vez de a las personas. Salimos del hotel.

El plan era ir al MARCO primero, había una exposición de un fotógrafo como chino pero que creo que era mitad mexicano, un despacho de arquitectos de proyectos monumentales y la expo de Paula Rego. La chica que atiende la taquilla, me di cuenta, sigue siendo la misma, una regia güera aunque con rostro algo duro. Subieron el precio del boleto: de $50 a $60 y de estudiante de $30 a $35. Como pensé, mi plan maestro para obtener descuento con mi desvencijada credencial de la Enap que aún tenía el 08 impreso pero con resello del 2007 tuvo frutos: no les importa el resello, con ver el año creen que está bien (le dije que estaba en la maestría y que no la renovaban, que te la seguías con la de la universidad). La de exalumno del greñas, por el otro lado, no pasó porque no tiene números y no daba fe de estudios. Se gana, se pierde. Entramos. Al parecer, habría una cena de esas para las que se rentan los museos en la noche, así que estaban montando mesas elegantes, adornos de plata, pendones, flores, espejos y así. Antes de entrar a las salas, el patio principal estaba atestado de mesas (en serio, atestado, casi sin espacio entre mesas), pensé que era muy elegante todo, salvo cuando entramos más a fondo y se veía una batería como de grupo de cumbias y salsa. Los grupos en vivo en una fiesta, lo siento, se me hacen de mal gusto. Supongo que es de esas cosas que eventualmente superaré con más experiencia y más bodas (banda, ya cásense). La expo del chino era simple: paisajes tomados con una fineza increíble, línea de horizonte al mismo nivel (las que eran a nivel distinto estaban separadas, como en las columnas o en paredes pequeñas). Nunca he sido fan de las fotos en general, pero esta expo estaba padre, tenía decisión y no sé. De foto no sé hablar. Luego, la expo del despacho de arquitectos, Forster and Partners, decidimos pasarla rápido, porque odio las expos de maquetas y planos. Eran impecables, sí, y la arquitectura es de esas cosas que son importantes para los artistas, pero cuando se trata de gente tan correcta uno no tiene mucho que sacar, si acaso el greña hizo un comentario sobre que cierto edificio parecía una botella de coca cola y nos acordamos de la canción de El General. Después, la exposición de Paula Rego es buena pero no me gustó. Es decir, la exposición es amplia y abarca una gran parte de su trabajo, pero aunque empezó gustándome, faltando una o dos salas creo que simplemente no me emocionaba. Pintores, o te dejan mucho o no te dejan nada. Esta mujer es un caso raro: empezó a pintar muy joven, a los 19 ya la habían mandado a Londres a estudiar arte (es portuguesa) y llegó hasta los 50 años haciendo cuadritos todos feos y nada interesantes, ni siquiera tomando en consideración la época que le tocó. Pintaba como realista, luego como surrealista y luego hizo cuadros que hasta parecían demasiado ilustrativos. A eso de los cincuenta años empezó a hacer lo que hoy día se le conoce, y de ahí pa’l real. Me saca mucho de onda como un pintor, en esas cosas, no es mucho más complejo que un carpintero: tratas de desarrollar un oficio con tal o cual características, y pueden pasar 3 o 30 años para que encuentres lo que quieres hacer. Sus cuadros a partir de sus 50’s son buenos, al principio parecen como cuadros no muy complicados pero fuertes, pero con los años, como de los 2000 para acá, ya más bien parecen metáforas visuales que parten de otro lado no particularmente especiales, excepto por lo vistoso que es lo que hace. En fin, que se trata de una muy buena pintora que a partir de cierto momento, si no eres pintor, tal vez deje de sorprenderte. Sus últimos dibujos son muy lindos, pero ya no son más ni menos importantes que otros. Hubo, no obstante, una cosa que me gustó: dentro de las ‘frases del artista’ que luego ponen con tipografías de vinil en las salas, en esta ocasión sólo había una, en un pasillo, que me pareció buena: decía algo así como que era cuestión de agarrar una buena historia, que a veces esa historia no tenía mucho potencial pero uno sabe cuando y qué historia tomar para trabajar con eso. Como ‘tener certeza’. Entonces pensé en las historias tontas que uso en mi trabajo y pensé que por eso me gusta el arte: pintoras de 76 años o mexicanos clasemedieros de 27 piensan más o menos similar. Luego nos dimos cuenta que afuera de los baños el museo ponía un garrafón de agua con conos de papel. Odio los conos de papel. En la tienda del museo, donde la última vez que fui había cientos de libros de Gormley carísimos, ahora sólo había catálogos aburridos. Había uno choncho de Ana Mendieta que no obstante costaba $100. Greñas, que se llevó uno chiquito de $100 pero bonito, dijo que lo comprara para revendérselo a alguna amiga performancera feminista. Le dije que me chocan esas gordas y que no tenía amigas así. Le dije que si Ana Mendieta no fuera una mujer artista exótica ni siquiera sabríamos de ella. La obra de Ana Mendieta podría perderse al 90% y la humanidad no tendría mucho problema en afrontar la pérdida. Y si no se hubiera muerto, podría haber terminado viviendo de sus rentas en algún país chico, como su país natal. Nos fuimos a ver la reseña.

La Reseña de artes plásticas de Nuevo León es como el ‘Arte Joven’ del estado. Le había prometido al greñas una expo chiquita, como de 7 o 6 de calificación. Era en la Casa de Cultura de Nuevo León, a unos 20 minutos caminando hacia el norte. Pasamos por la que parecía ser la zona de impresos de mantas, bolsas y similares de Monterrey. También pasamos por el hotel donde me quedé hace dos años. Esa vez pagué (o mejor dicho, el gobierno del estado) $250 por una noche, y esta vez decía que daban una habitación para dos personas por $100. En esa ocasión, el lugar más barato que encontré (una vez instalado, lamentablemente) era de $160 y se veía de demasiado mala muerte. Lo anunciaban como en una manta beige con brocha negra, muy triste. Y ahora, con $100 entrabas y salías, que era lo que costaba el desayuno en nuestro hotel. No entiendo: el camión sube al doble o en algunos casos todavía más, pero los hoteles cucaracheros bajan. Este mundo es una mugre. No me acordaba que justo frente al hotel había una cantina-tugurio de pésima muerte, de miedo, que si te asomabas en la noche veías todo oscuro con algunas luces azules prendidas como de película de vida en la frontera. Creo que se llamaba ‘La fiesta’. Al día siguiente greña dijo que había sangre en la puerta. Creo que ya lo había visto. A una cuadra (por eso llegué ahí hace dos años) estaba la Casa de Cultura, donde en aquella ocasión fue la bienal. Contrario a lo que pensaba, la expo, aunque sí es el equivalente de Arte Joven, tenía un nivel bastante similar al de una expo de la Enap. Pensé que estaría por debajo de ese nivel, pero la expo nos dio cuenta de que en todos lados, ya no digamos que se cuecen habas, pero sí existen escuelas de arte. Además, había premios de adquisición, entonces, tú vivirás en el DF y verás a INTERPOL en vivo en el Foro Sol, weeey, pero no tienes convocatorias locales de arte, y mucho menos hay premios. Punto para la escena artística de Monterrey. En la expo había de todo lo que hay en expos de artistas jóvenes salidos del cascarón: cuadros hiperrealistas fantasiosos, dibujos supuestamente desapegados, pintura relaista pretenciosa, fotos documentales, esculturas que son como declaraciones de libro de filosofía, videos de documentación de acciones. Mi punto de comparación para esta expo no era el DF, sino Guadalajara, que aunque es la otra ciudad importante del país, ahí no hay arte, hay vacas y tortas ahogadas. Es decir: que haya lo mismo que en el DF se agradece porque entonces hay una media, pero es importante notar que eso no hay, ni por equivocación, en la otra ciudad importante. Los premios de adquisición fueron para un cuadro de un wey que siempre (literalmente, siempre) pinta el mismo cuadro (una vista de una vía de Monterrey con una instalación de focos encima, y lo sé porque he visto catálogos), una chica que dibuja como onda ‘dibujo en tu libreta, sin mucha complicación y quizá un poco fingido’ y otro para una chica que sacaba fotos onda ‘documento social’ de los jóvenes de Monterrey, pero lo raro era que aunque esas piezas necesariamente son del tipo documental-social y suelen ser muy pesadas y engorrosas, estas eran divertidas, te la pasabas bien viéndolas. Es la primera vez que veo eso, no sé si ella se dé cuenta de lo que logra. Arriba, de plano, estaban las piezas feas: unos cuadros en forma de iPods nano, unos cuadros que no iban con nada allá abajo, y unas esculturas redundantes. Al final me clavé en unos cuadros hechos con papeles en capas de atrás hacia delante. Eran retratos de arquitectos y monstruos. Se ve que era de esas piezas más pensadas que proyectadas, aunque tenía una cierta idea. Salimos de regreso al hotel.

Caminamos en línea recta sobre, creo, Galeana. Noté una cosa mucho muy importante que no me había dado cuenta en el 2008: existe una cantidad de casas y locales abandonados enorme, la mitad de ellos en venta, algunos en renta, otros simplemente abandonados. Tomando en cuenta que en Nuevo León anuncian casas desde menos de $250,000, no sería difícil pensar que puedes comprar una casa en el centro de la ciudad a menos de $1,000 000. En serio, era alarmante, demasiadas. Para que entiendan la locación de las casas, imagínense que los departamentos de Regina o Izazaga estuvieran listos para que llegara algún joven listo con una lana de sus papás para poner su taller. No entiendo, están a unos minutos caminando de la MacroPlaza y hay una desolación enorme. Tengo una mini teoría en el caso de los comercios: quizá, como en la mayoría de las ciudades, no vive mucha gente en el mero centro, y cuando viene la gente de afuera a comprar cosas, no va a meterse a las calles aledañas, han de ir a otro lado, es decir, que igual y el centro allá no es sinónimo de ‘encuentra lo que buscas a buen precio’, porque también se pueden ir a cualquier otro lado si ya se van a desplazar (prueba de esto es que el Gandhi no está en el mero centro). Y con las casas, quizá sea como en Coyoacán: el blanco de los delincuentes son los jóvenes consumidores y los turistas, y a los vecinos les toca por igual sin deberla ni tenerla, así que se fueron a sus casonas en Garza o en Santa Catarina. No sé, pero el caso es que hay una cantidad de casas vacías enorme en el centro de Monterrey, así que si alguien quiere hacer un ‘espacio-alternativo-no-galería-de-proyectos-de-arte’ y tiene una lana, créanme, el primer día encuentran algo. Un poco antes de llegar, en lo que más bien parecía un estacionamiento, vimos que había un ring que prometía luchas de mujeres ese día a las 21:00. Hice la nota mental.

En la tele pasaba la chica del programa de Mario Bezares en su rutina de la resbaladilla. Nos tocó un pedazo de la rutina siguiente: La payasita Rayita abajo haciendo chistes. Era un poco insoportable porque era más hiperactiva que Maruca, pero hizo un chiste que se robó el corazón del greña: cuando Mayito dijo que iría el domingo a Reynosa a un evento, ella preguntó, haciendo con las manos el gesto de una metralleta: ‘¿Ta-ta-ta-ta-ta-ta-Tamaulipas?’. Risas locas. Dijo que se presentaría, acabando el programa, en los elotes de la Plaza de la Purísima, que estaba a una cuadra del hotel. Hice la nota mental. Bajamos al restaurante.

Llegamos a comer. Nos sentamos detrás de un sujeto con una MacBook que, cuando pude voltear, tenía unos caracteres que nunca había visto en mi vida, supongo algo de matemáticas. Cuando se paró, era evidentemente un geek. El mesero del turno vespertino era otro: menos vivaracho y feliz pero efectivo, aunque en comparación se veía triste. Pedimos una jarra de horchata que, yo lo vi, el mesero hizo a mano porque inicialmente nos dijo que no había, pasta de fetuccini para probar (ninguno de los dos estaba muy seguro) y fajitas, yo de animal de verdad y el greña de pollo. El mesero nos trajo palillos como para un grupo de debate y de educación ambiental, pero el greñas me corrigió diciendo que era para la carne. Yo no sé de esas cosas. En las teles del restaurante siempre había futbol de Fox Sports pero nunca tenía audio. Creo que pasaban la repetición del Irapuato-Veracruz. Me di cuenta que en cable pasan repeticiones del fut de una manera insana. Salí de allí caminando de lado. Teníamos el plan de ir a dar el rol, supongo, al Barrio Antiguo o anexas, pero antes subimos al cuarto.

Allá arriba prendí la tele, en el canal de Multimedios estaba una versión con retraso de 2 horas de toda la programación, así que nos tocó un pedacito del final de ‘Acábatelo’. Le expliqué a greñas que ese era un programa de variedad y no mamadas. Le dije que Se Vale, técnicamente, no es un programa de variedad, porque tiene demasiados concursos, en cambio, el formato que creó Paco Stanley era un verdadero programa de variedad: con rutinas, personajes, una banda, anuncios largos no obstante divertidos, comedia física. Le dije al greña que el día que se dejen de hacer programas como ‘Acábatelo’ entonces sí vamos a sufrir, porque se trata de un formato muy difícil de repetir en circunstancias contemporáneas como las que conocemos. Si Se Vale ya es un ejemplo de resistencia, imagínense los programas tipo Paco Pacorro. Le decía al greñas que en serio era increíble cómo uno puede entender el video y el arte con estos programas. Yo empecé a agarrarle la onda a Paul McCarthy viendo Jaime Duende. Sé que siempre que digo eso suena a farolería, pero es cierto. Por ejemplo: la rutina donde Maruca pasa 30 minutos sin hacer nada más que enseñar las piernas echándose por la resbaladilla y haciendo un chiste basado en gritos por más de 15 minutos es una excelente clase de narrativa en video. McCarthy, en una entrevista (¿ya había escrito esto?) compara Bossy Burger con Esperando a Godot como un espacio donde no hay salida, donde las cosas no terminan de resolverse. Puedes enseñar eso con Beckett, con McCarthy, pero no hay razón para que no puedas enseñarlo con Mario Bezares. Enseñarlo así no haría más ni menos difícil al alumno entender el punto, pero sí le abrirías un abanico de opciones sobre dónde encontrar sus fuentes y sus referencias. Allí está el detalle. Luego de este intenso debate arty, empecé a hacer zapping y a explicar cada cosa. Por ejemplo, existe un canal llamado GenTV que es, básicamente, un canal local hecho por gente. En los días que estuvimos vimos de todo: futbol americano de todos los niveles (desde niños de 4 años hasta juvenil), basquetol, unas conferencias de prepa tipo ‘simulación de congreso financiero’, una expo tipo ‘trae y vende tus productos’, en el que competían las chicas de cada stand por el puesto de ‘Mis FIME’ (whatever that jeans). Y como era la víspera al partido de Rayados, había dos canales con actividades entre aficionados al Monterrey por boletos, por ejemplo, una fila india sobre la que un grupo debía brincar onda burro castigado lo más lejos posible, a fin de subir a tantos como fuera posible. Le dije al greñas que en ManagemenTV Mike Walsh dijo que en el futuro era probable pensar que el concepto de País-Estado desapareciera a favor del concepto de Ciudad-Estado, y citó a California como ejemplo. La idea me parece no atinada, sino casi inminente. Le dije que la tele local te daba una idea de localidad extraña que allá en el DF no podíamos siquiera entender (sobre todo cuando todos los comerciales son filmados en la misma calle de la colonia Roma). La gente normalmente no cree que el lugar donde vive le pertenece, sino que es de algunos otros que manejan las leyes y el erario. Estamos separados de la localidad sana (insisto: que veamos los antros y calles de nuestra ciudad en la tele todo el tiempo no ayuda, sólo satura) y una tele local como la de Monterrey facilita esto. Si tuviéramos una tele local como GenTV pensaríamos en opciones pequeñas de una manera mejor. Le dije: think locally, act globally, pero el greña no se clava con esas cosas. ¿Se acuerdan del cine iraní de principios de siglo? Se basaba en pequeñas historias (y estructuras) locales que funcionaban a un nivel enorme. Como sea. A esta altura ya era muy obvio que no iríamos a dar el rol. Yo extrañé un poco la lucha de mujeres o el show de Rayita a dos cuadras, pero la televisión era demasiado atrayente. Si me preguntan qué aprendí de mi viaje a Monterrey, les diré que fueron cosas que vi en la tele. Poco después vimos Año Uña en partes. Es una película hecha por el hijo de Carlos Cuarón hecha sólo con fotos fijas y diálogos en off. Entró directamente a mi top 3 de las peores películas de la historia (junto con Vera y Una llamada perdida versión gringa). El greñas dijo que le dejara, que era esa película, le dije que no mamara, pero le dejé, pues. Después él me dijo que la quitara y le dije que ahora se chingaba. La película era tan mala, pero en serio, tan tan tan mala, que te provocaba una risa loca, tanto que en un momento le dije al greña que era la mejor película en el mundo. El greña no se emocionó, y de plano sacó la de ‘¿a ver wey, por qué es buena?’. Le dije que era muy mala, y que aprender ciertas cosas de películas malas era mucho más provechoso que aprender de películas buenas (y aprendí cosas, oh sí, y de paso me morí de risa). Es como cuando entras a pintura: no falta un lelo que te dice que analices los cuadros importantes de Leonardo, Velásquez, y El Bosco, pero si uno pudiera sacar cosas buenas de las inmundicias uno tendría que poner un poquito más de atención. Es cierto que estas cosas sólo las puedes hacer half-heartedly, pero es algo que se puede hacer. Más adelante, a la media noche, empezó el programa que en verdad más me emocionaba de la tele regia: en GenTV pasaban, así, en serio, tomas de las cámaras de vigilancia del tránsito de la ciudad. No es broma, en serio. Así que a las 12 puedes ver horas y horas de calles desiertas donde no pasa nada (vimos un perro y un homeless nada más). Greña sacó fotos. Es tan increíble que no creo necesitar hablar más de esto. Poco después nos clavamos en un canal de cacería y pesca en HD. Pasaban vatos gringos (ya saben, mejillas rojas, pelo a rape, ropa militar) hablando a cámara con una escopeta en mano diciendo cómo esos nuevos guantes te ayudaban a maniobrar, o cómo este nuevo spray eliminaba tu olor corporal para no ser detectado. Lo mejor es que cuando mataban venados, la siguiente toma eran los cazadores sobre el animal, el que lo mató tomándolo de las astas, con la escopeta apoyada sobre la pierna del animal en diagonal, todo muy como cuadro del Vitamin P. Otras cosas que vimos fue en todo este zapping fue más y más resúmenes deportivos, más y más programas con público con playera de rayados, el partido de béisbol de Navojoa contra Mexicali, noticias y el clima local (vimos una presentadora operadísima a un grado curioso, por cierto, el 90% de las chicas en la tele local son mucho muy jóvenes, a grados alarmantes) y tanto que no me acuerdo más. Me dije que así como Luis Felipe Ortega tiene fama de dar sus clases en la cantina jugando carambola, si yo fuera maestro de video y performance las daría en casa de algún alumno que tuviera cable. No sé a qué hora el greña volvió a sacar la de caer rendido y se acabó la cosa. Era demasiada televisión.

6 comentarios:

Poala dijo...

'como de película de vida en la frontera' juar
Bob ese programa de las 12, wow debiste grabarlo. Yo quiero uno así aquí, pero creo que ni hay cámaras de tránsito, chale. Es como el programa para llegar a tú casa en la madrugada y dormirte viéndolo.

Bob dijo...

Jor jor, por alguna razón siempre pienso, respecto a lo que me enseñó el cine, que en las ciudades fronterizas sólo hay bares con neones azules y que en el día sólo hay aridez. Como siempre: culpa de la tele.

Poala, sí!, cuando lo vi fue como: 'priceless', no lo grabé, pero greña tomó fotos. Ya acá en el df pensé que era como In search of the miraculous (perdón por el comentario arty y por siempre hablar de bas jan ader, pero sí era muy como In search of the miraculous).

Mira, coincidencias DF-MTY-MÉR, estamos conectados de algún modo (seguramente equivocado)

Salúdame a Stamm

vladofx dijo...

bob, me puedes recomendar alguna serie de regalos para mi novia, que es artista visual, estudio diseño grafico y admira el trabajo de basquiat, el bosco y el tipo que hacia cuadrados de colores amarillos rojos y azules, no recuerdo bien el nombre ??. Te lo agradecerìa enormemente. Gracias

Bob dijo...

Híjole, Vlado. Si le gusta Basquiat (y a mí me gusta chorros) y estudió diseño (ahm, como yo), te diría que seguro le gustaría David Shrigley o Cy Twombly o Bansky o Yoshitomo Nara (en El Péndulo creo que vendían unas postales de él). Si vas a pedir cosas en Amazon apoyaría esa causa. Si no, podría ser que en algún Gandhi o Sótano encuentres alguna mongrafía de Larry Rivers (si la hay en Taschen, es fácil, si no tal vez no sea una opción) o quizá algún libro de diseño sobre grafitti-street art, algo más bien arty. Híjole, no sé. Los de arriba seguro le gustarían, pero conseguibles aquí sólo se me ocurre Rivers. ¿Y si te pones guapo y le regalas el Illustration Now o el Art Now o uno en esa línea? Lo siento, no se me ocurren muchos a la mano por acá (=(

vladofx dijo...

Muchas gracias bob!! Ya me estoy dirigiendo al gandhi mas cercano jaja. Oie por cierto llevo años leyendo tu blog y se que nunca comento nada pero nunca em lo pierdo. De veras lamento no haberte conocido en la prepa 6 aunque si recuerdo haberte visto por ahi en los pasillos jaj y recuerdo que en la posada surf que organizo Paulina ya hace muchos ayeres tu estabas en la entrada haciendo la cobranza jaja recuerdo aun as galetas magicas!!! que recuerdos. En fin muchas gracias por el tip. Por cierto no tendras un bonus extra jaja a mi novia e encanta o kawaii!!

線上免費看a片 dijo...

色a片
成人a片
色a片色情自拍影片庫
成人a片Live秀
夫妻做愛a片直播
免費a片下載無碼有
免費無碼a片
色a片免費看
免費無碼a片
校園美女a片影音視訊網