3 nov. 2010

pat se saca fotos





Pat es de Chihuahua, vino a vivir al DF y creo que lo odia. La conocí un día en los comentarios de otro blog que no recuerdo hace casi tres años. Tenía un blog donde escribía de sus cosas, era como un diario, así, llano. Me gustaba, pero un día lo borró, porque ese es el fin de todos los blogs, en general. Pat y yo no compartimos gustos musicales ni de películas ni de carrera, políticamente tenemos opiniones muy contrarias. Cuando nos topamos en el messenger es de las pocas personas a quien no le mando links de dibujitos chistosos o de discos increíbles que debe bajar, sólo platicamos de cosas, de manera que si a la fecha somos amigos es porque el mundo todavía es bueno. A veces Pat se robaba frases mías del blog y las usaba en sus nicks de MSN. Eso es como, bonito, lindo. El día que la conocí en vivo criticó mis tenis sucios y me dijo que me rasurara. Pat me cae bien.



Pat se toma fotos casi diario con su MacBook y las sube a su blog. Es un blog sencillo y sincero. Me gustan los blogs sencillos y sinceros, y con chicas que se sacan fotos. No se hace la chistosa con tweets ingeniosos ni sube fotos desde su iPhone de letreros con faltas de ortografía que encuentra en la calle. No quiere tener 5000 amigos en Myspace y no tiene una página de fans en Facebook. Se saca fotos de ella y las sube a su blog. Eso hace.











Pronto: Post larguísimo sobre lo que he estado haciendo en estos meses, el arte, los vuelcos del destino y cómo hace fuerzas para burlarse de mí con más ganas, próximos eventos arty, mi vida medianamente saludable y los discos que escucho a volumen 28 de 30 en mi modular Aiwa de 1999.


No olviden que los amo.

1 comentario:

Sabandija dijo...

A mí también me gustan los blogs sencillos y sinceros,y me gustaría tener uno así también, y ser una persona sencilla y sincera, pero no puedo. Lo sencillo y sincero no se hizo para mí, y lo que me queda es contemplarlo con una sonrisa embelesada, a lo lejos. Y no es que
yo sea muy complicada en el sentido mamila de la palabra, no. Digamos que le busco tres pies al gato, y lo que es peor, las palabras me pesan demasiado, y eso está muy mal, de veras. No me arrepiento de haber estudiado filosofía, pero eso de conceptualizar todo y palabrear todo y blablabla y argumentar y escribir y "pensar", todo eso, repito, es perverso y no otra cosa. Es alejarse de lo simple, alejarse de la comprensión. Prefiero una novela a un ensayo filosófico, precisamente por el asunto de la sinceridad. Prefiero una película a un ensayo, por la sinceridad. Prefiero una pintura a un ensayo, por la sinceridad. Prefiero una foto a un ensayo, por la sinceridad, pas, ahí está, ahí tienes, zas. Acabo de leer por primera vez Los detectives salvajes y es lo más bonito que he leído en toda mi vida, lloré de emoción,lloro al acordarme de sus páginas, en serio. Triste y bonito, no deprimente. Por sincero,por "verdadero", por valiente. Mil veces mejor (sí, "mejor") que un ensayo, sostengo.
Me alegro mucho porque te hayan seleccionado para exponer y por el momento que vives que nos cuentas. Y no sé por qué, cuando sonrío porque imagino que sonríes, me dan ganas de insultarte. Te insulto con cariño, lo sabes.