26 sept. 2010

mini post it 9: antes y ahora

Ahora que he estado tirando cosas a la basura, reencontré unos recortes de revistas Time viejísimas, mínimo de antes de 1998. Las revistas viejas de los noventas me encantan. ¿Han visto el diseño de las ERES? Es maravilloso, lleno de triángulos en rosa sobre fondos azules. A principios de los dosmiles le pedía prestadas sus ERES a un amigo. Yo era un fan from hell de Nirvana en aquellos días, por lo que sólo leía la ERES, dígamos, para saber quién erael enemigo y todo eso (negar no es afirmar, pero delimita el campo, sobretodo a esa edad). Las ilustraciones de la Time eran como acrílicos. Durante años tuve en mi locker un artículo sobre cómo todos los rockstars de la década saliente eran drogadictos y cómo eso redituaba mucho. Entre los artículos que recuperé de la Time hay pura basura (un artículo que dice que Shigeru Miyamoto es el Spielberg de los videojuegos. Milagrosamente, y pese a los intereses de un niño de 16, detrás de un top 10 musical viene el siguiente artículo raro, algo similar a cuando pregunté en el Twittersi alguien sabía de algún estudio que demostrara que las personas que tienden a decir "Perdón" con más frecuencia eran menos inteligentes (nadie dijo nada, ni siquiera Google). Como sea, esto es lo que alcanza a salir:

"Una investigación en la Universidad de Nueva York revela que el 89% de los hombres que basan su conquista en la adulación femenina son, decididamente, los más cretinos y más propensos a golpear a su pareja. Por otro lado, el 93% de las mujeres que desean un cortejo basado en la adulación suelen tener una expectativa que tiende mucho más a la resignación que a la capacidad de llevar las riendas de su propia vida además de poseer un locus de control externo.

En algunos países de Oriente y Medio Oriente el cortejo está basado en una serie de adulaciones semipoéticas de dominio popular fundadas desde tiempos inmemoriales. Un dicho común en algunas culturas reza que un hombre con un buen corazón debería entender y utilizar la poesía, sin embargo, en estas culturas el nivel que ocupa la mujer está apenas por encima de lo mínimo, y aunque el matriarcado termina imponiéndose, la mayoría de estas mujeres confiesa sentirse realizadas en tanto a los hijos pero dicen nunca haber conocido una felicidad plena en el terreno sentimental: al principio sus palabras son atractivas, una no puede resistirse a ellas, no es tanto algo estético como de raíces, pues nos han educado para ello, para darnos nuestro lugar, sin embargo, mi vida ha sido todo menos poesía, dice Azeela, una mujer irakí de 48 años.

Byron, de 27 años, dice que pasó meses conociendo a una chica, se llevaba de maravilla con ella, era inteligente, tenía mucho sentido del humor y era muy atractiva, exactamente lo que él buscaría en una mujer. Ambos humores parecían ser más bien del tipo discretos y casi intelectuales, sin embargo, Byron se equivocaba: nunca le hacía cumplidos, nunca le decía lo bellos que eran sus ojos ni lo hermosa que era ni nada de eso, siempre me he sentido un poco envilecido ante ese tipo de cortejo, y pensaba que ella sentía lo mismo, es decir, yo le hacía saber de mis intenciones de otras formas, involucrándome más a fondo con ella y con un lenguaje físico, sin embargo, me equivocaba, las cosas nunca terminaron de arrancar, y tras unos meses de no verla descubrí que ya estaba saliendo con un sujeto, un cretino que le hacía cumplidos como los que uno le haría a un bebé o a un perro, sólo le faltaba darle palmadas en la cabeza, simplemente no lo podía entender, sentía que todo este tiempo yo había estado tratando de comunicarme con ella y que lo único que ella quería era algún tipo de coba."

No hay comentarios: