27 may. 2010

calamar lento

no sé qué postear

hace tanto calor que no quiero salir de casa

me enojo fácilmente, es un hecho justificado científicamente

compré dulces que no veía hace años, no me volví loco, sólo compré algunos, creo que tendré que hacerme a la idea de que las paletas Kiongo ya no existen y no volverán a existir

aprendí a hacer trencitas de esas con las que se hacían llaveros y que vendían en la primaria, yo de niño pensé que jamás aprendería. 15 años después, veo que me equivocaba

chúpate esa, mundo

escucho mucho a gastr del sol y ustedes también deberían

como siempre, cada que algo se ve bien, empiezo a temer lo peor

me di cuenta que no es que sea malo para detectar cuando alguien me miente: el problema es que nadie me mentía. es tristísimo tener que no decir muchas cosas. algún día todo eso va a estalar y yo tendré que decir algo así como: hasta nunca

no me siento moralmente superior, mas bien como si alguien se estuviera divirtiendo más que yo

creo que gaston bachelard era un pendejo

hoy no hay foto ni mp3 de cortesía, pero los sigo queriendo más que cualquier otro bloggero con su blog lleno de banners feos

canto radio cure de wilco muy fuerte, me pone de buenas

quiero una asistente. no hay paga porque no tengo en qué caerme muerto, pero pago con amor y comida y esas cosas. aprenderán muchas cosas. manden un mail a la dirección de siempre (sí, tiene que ser mujer, si tengo que adiestrar a una chica boba o a un compa bobo... bueno, ustedes qué harían?, a menos que fuera un tipazo)

quiero irme a vivir un rato al norte, llevarme libretas de bolsillo, trabajar en ellas en las mañanas desayunando en un road café o el equivalente al sanborns de allá y caminar por las tardes y ver la televisión local por las noches. cuando regrese quiero una fiesta en la casa de alguien más celebrando mi regreso: "¿cuánto tiempo estuviste fuera?; 6 meses; Oh, pensé que un mes o dos; tu mamá estuvo un mes o dos por allá; oh, old funny bob is back in town"

back in town

quiero apagar mi celular un ratote, algo así como dos meses. estoy sopesando los pros y contras. el problema es que no encuentro ninguno de los dos.

ya va a ser el mundial, hoy bajé la canción del mundial del 94 (el mundial de mi vida) y casi lloro. no recuerdo una etapa más divertida que esa. este blog debería llamarse "1994", o "el 1994 más largo en la historia"

quiero un bonche de revistas Harper's bazaar o Vogue, si alguien tiene, los amaré. ah, y una cámara de video vieja.

cada que confirmo que tengo razón en algo (algo que suponía o algo que siempre he dicho) me entristezco un poco.

mi nivel de tolerancia en el messenger ya llegó a cero, lo cual está cerca del de neutralidad, las escalas son chistosas, son como los lemmings del mundo mesurable

una escala cae, otra igual, guara guara

mi mamá ya llegó, ya me voy, hace bromas, nunca me sacará de onda que mi mamá tenga un mejor humor que yo


al final sí hay foto de cortesía. si vieran pare de sufrir les gustaría más



de veras los amo

2 comentarios:

No va a pasar. dijo...

Yo yo yo adiestrame a mi.
No encuentro nada más bobo que mi persona.
Además tampoco quiero salir y cada vez tolero menos todo, hace poco ví "Náufrago en la luna" y estoy considerando muy seriamente no volver a salir del clóset o de la habitación jamás.
A menos de que me entrenes.
Ja.

Lear dijo...

Nunca vi Ren & Stimpy, los dibujos me parecían siempre, así nomás al puro parpadeo, grotescos, pero también tiene que ver que Daria me quitaba mucho tiempo.

Sobre las trencitas de llavero hay demasiado qué decir. Por alguna razón me recuerdan las esponjas, esos dulces infámemene sabrosos de azúcar comprimida y pintura artificial. Si alguien se pusiera a escribir un remake de Las batallas en el desierto, en lugar de empezar hablando sobre la colonia roma, tendría que hacer un elogio de las cooperativas escolares, porque muy pronto los niños no tendrán puta idea de qué significa esperar el recreo para envenenarte sin miedo al colesterol, grasa saturada, azúcar, aceite y tierra.

En fin, ya olvidé a qué iba esto. Abrazo, amigo bob. Sigo a la espera y listo del favor que aviso solicitaría a sus lectores.