25 feb. 2009

later with bob


El lunes, mientras hurgaba en una tienda de DVD's de Eje Central buscando una edición barata de La Ciencia del Sueño (he llegado a esta conclusión, si no te gustó esa película y no te gustó Be Kind Rewind, no tienes alma ni sentimientos y es probable que reencarnes en una piedra), recibí el siguiente mensaje de celular:


Mala noticia :( cristobal murio hoy.


Cristobal Emery fue uno de los poquísimos profesores que valían -y mucho- la pena en mi olvidada-de-la-mano-de-dios-escuela-nacional-de-artes-plásticas. Suelo decir que 4 profesores hicieron mi educación valiosa en la escuela y él era uno de esos 4. Era capaz de resumirte, en dos horas, lo que otros profesores, más hundidos en la delectación estética y las rentas de un pintor cósmico demasiado hechado a perder, te contaban en dos meses. No era artista, sino antropólogo, uno que sacaba fotos, y una de las cosas que más disfruté de su clase es que fue el primer profesor con el humor y los arrestos (y el buen gusto sobre todo) necesarios para callar en seco a los lerdos que recitaban a Schiller de memoria sin saber cuándo detenerse ni de qué estaban hablando. Cristobal fumaba. Mucho. Sólo los muy valientes se sentaban en primera fila. Ya les he dicho que el cigarro es un vicio muy feo, de mal gusto y de gente pobre. Yo, al principio, siempre lo confundía con un trabajador del estacionamiento que, cosa curiosa, se llamaba Nery, lo que contribuyó a mi, posteriormente me daría cuenta, jocosa confusión. Por este sujeto yo me di cuenta, con bases, que mis compañeritos sí eran impedidos mentales y que no era pura mamonería mía, además de que por él conocí a Deleuze y Foucault, lo cual es mucho decir, porque yo leo muy poco y me canso con facilidad. Su adjunto, un grabador (ay, los grabadores, mi vida) limitado y de poca estatura, se divisa como su posible sucesor, lo cual es una pena descomunal tomando en cuenta el iconoclasta juguetón que Cristobal era. Una de las primeras cosas que yo les decía a las generaciones más jovenes cuando yo era algo así como figura de autoridad en mi extinto y feminoide taller de pintura, después de la "tienes novio" de rigor, era "en quinto, métete con Cristobal". No era sencillo, Cristobal, era, también, el tipo de profesor con el cual, si eras demasiado petulante como para hacerte a la idea de que lo que creías era una pérdida de tiempo, considerabas mamón e insoportable y terminabas yendo con algún otro profe que leía alguna edición de Porrua de la Crítica del Juicio de Kant. En menos de dos semanas de estar en su clase de Teoría de la Comunicación, tenía que haberte movido algo o no estabas poniendo atención. Platicando con una amiga, me comentaba, para mi aosmbro, que Cristobal no asistía a clase desde hacía un tiempo por estar enfermo. Recuerdo que le dije que, tomando en cuenta cuánto fumaba, esperaba que no tuviera que ver con eso o podría ser la última vez que se enfermara. No me sorprendió tanto el haberlo visto venir (como tantos otros lo habrán hecho) como el recibir la noticia de verdad, fuera de especulaciones y bromas. Cristobal Emery era una de los pocos profesores con los que no querñias quedar como un idiota por ningún motivo, también habría sido, lo sospecho, mucho muy capaz de entender mi afición americanista si se la hubiera explicado, además de tintarla con algunos comentarios muy listos. Fumadores crónicos puede que haya muchos, pero de Cristobal Emery sólo me acuerdo de éste.


Más tarde, luego de regresar del centro, me encontré a mi amor platónico de la universidad abordando el camión. Sigue siendo amable, linda, divertida con sólo cruzar un par de palabras y con la suficiente memoria para recordar mi nombre. Se bajó pronto no si los comentarios y preguntas de rigor. Me dio gusto. Por supuesto, las hormonas son una cosa a los dieciocho años y otra muy distinta cuando vas leyendo un libro sobre autismo en el camión de regreso a casa varios años después, varios kilómetros después.


Discos recientes por aquí: Veneer, de José González. Es muy bello y muy lindo. De esos discos que sabes que no tendrás ningún problema escuchándolo. Canción: Lovestain


Ah, y el encargado de la sección de discos del Gandhi de Madero opina que mi barba es cool. Supéralo. De verdad me siento tan insignificante a veces.


UNA TARDE EN MSN:

Miren lo que pasa cuando sigues pensando no con la cabeza sino con la mochila que traías en la prepa:

Oscar ([Ausente] vendo boletos para radiohead, pregunte¡¡ pregunte¡¡¡¡)
ixchel (vendo boleto para Radiohead, 16 marzo general A)

Debe ser como cuando te das cuenta que los chocolates Toblerone no son tan geniales a cómo los recordabas cuando tenías 5 años.

Ah, hablando de eso, tomen nota si son de los que se durmieron el día de los boletos de Radiohead por estar haciendo tarea o platicándole a sus amigos sobre cuánto sufren en su trabajo:

2 boletos General B por $2,000 para el lunes 16 de Marzo, échenle un grito al Greñas (gracida00@hotmail.com, díganle que lo leyeron aquí, en su blog de confianza). El precio del boleto no incluye la compañía del Greñas.


Como decían los Super Elegantes, Je suis bien, Je suis trés bien. Siento como si hubiera pasado mi número en la maquinita esa que te designa turno y que, con el olvido, también se me hubo pasado la angustia y esas cosas que uno postea. Y como decía el papá de La Vaca y el Pollito, ya no me importa. Debería haber boletos que dijeran: demasiado tarde pero te regalamos una soda.




Yo estoy bien, contento, con ganas de abrazarlos a todos, y he aquí unas fotos de mis amigos.




No, de hecho no.




Este post es como mis primeros posts, sólo que ahora ando de buenas.




Los quiero a todos.



Ya hay nuevo post en Radar sobre un evento al que no pueden faltar si lo suyo es ver a viejitos sin camisa tocando la batería con los pies (li-te-ral)




Hola Pat! (te aprendí algo el domingo)

10 comentarios:

Katz dijo...

Oh, qué pena lo de tu maestro, lo siento, es bastantae dolosoroso perder personas de esa altura, yo, estoy enamorada de mi maestro de Historia de Grecia, es tan bello, tan inteligente, sus bromas son geniales, es tan sabio. Tampoco quiero quedar como una idiota frente a él, pero supongo que se ha dado cuenta de mi mirada de "borrego a medio morir" y la saliva escurriendo, de mi y mis amigas cuando entra al salón, es que no lo podemos evitar.... ja, y hablas del tipo barbón de la gandhi? supongo, Creo que siempre ha estado ahí verdad? Bueno, desde que se contruyó, supongo jajaja, saludos!

ERevank dijo...

si, q feo lo del prof, hay una clase de personas que cambian nuestra vida pa siempre, de entre ellos los profesores son de las mas valiosas. Yo aún recuerdo dos que tres profs a quienes debo mucho.

Cool Acid dijo...

Hay pocos maestros que enserio te marcan. Que lastima por que haya muerto.
Mi madre era maestra de la facultad de Arquitectura, y cuando se jubiló muchos de sus exalumnos le hicieron una fiesta y reconocimiento. Algunos lloraban. Muy bello el asunto.


Y fumar no es de pobres. Los cigarros ya estan muy caros. :S

Saludos!

Radha dijo...

No mamar, asi que se murió Cristobal! supongo que es el mismo cristobal que me daba Economía, el mismo que nos ponía a leer a Baudrillard deletreándoselo a los compañeritos, changos!!!!
Una vez le conté 8 cigarros en clase, ininterrumpidos, cuando uno amenazaba por acabarse ya estaba pidiendo otro a la concurrencia.
Sus dientes eran muy amarillos, me ponia a hacer cuentas de cuantos se fumaría al día y me sentaba junto a la ventanaq, la abría a todo lo que daba, si señor!




Mi messenger dice lo siguiente:The bonney queen of morbo (ocupado) se venden! 2 boletos pa radiohead.

Liz_Misterio dijo...

que onditas muchachòn!

siii yo tambien supe lo de cristobal, el lunes me enterè, y de verdad es una pena, a mi me hablò CARME toda consternada para que nos consternaramos juntas.

y ahora por que todos se arrepintieron de ir a radiohead???
ña yo si voy a ir a mi lugarcito baratito a cantar y ponerme alegre y triste a la vez.

BotayFalda dijo...

Esniff

M*

C. De La O dijo...

Cha! Ni hablar...

Anónimo dijo...

No había leído este blog y tampoco había conocido a Cristóbal, me enoja no llegar al lugar ni al momento adecuado y siento mucho que el buen hombre se haya ido.

También siento mucho que haya gente que gasta $ 2,000 en un boleto para ver a la banda que deprimió a muchas generaciones. Sería lindo que cancelaran para no desentonar con la tristeza que causan. Pero ya mejor me voy que no es de un señor respetable andar de malvibroso con los gustos ajenos, en un blog ajeno.

pd: Hoy me esperé hasta que llegué a al ficha 13 en una de esas maquinitas, la arranqué y haré algo bonito con ella.

Poala dijo...

Ihh Robob que mal lo de tu maestro :(
Yo así sólo tuve uno.

En mi cosa de becarios me dieron un boletito por un refresco sólo por estar sentada y fingir que ayudaba en un taller, fue de naranja.

POSTMODERN GEISHA dijo...

También a mi me marcó muchisimo lo que Cristobal pudo compartirme como maestro y ser humano. El próximo 1ero de Noviembre realizaré un performance como homenaje a su persona. y pues.. que mas decir, cuando supe no pude evitar llorar un poco aunque se que es de esas personas que no te quisieran ver llorar y preferirian que rieras de la desgracia del momento.