28 abr. 2008

In search of the miraculous

Uff.

Coño. Una gran semana, en verdad, tal como predije que sería. En diez días no me he enojado (salvo cosillas menores e insalvables casi siempre), la alegría se apoderó de mí, las cosas salieron como debían salir, algunos triunfos minúsculos pero significativos, algunos temores que declararon tregua, supongo, temporal. Algunas toallas que me dieron ganas de levantar. A ver, esto va a estar lleno de links y anécdotas largas, mejor empiezo por orden.
Como ya saben, el motivo de la felicidad fue RADAR, como cada año hace. Es increíble, la música, lugar común y así, es vital; pero la onda exploración sonora, arte sonoro, música experimental y demás de verdad me hacen el día. No sé ustedes pero ver a japoneses destruyendo tornamesas y gritando y miles de aparatos conectados que hacen ruidos extraños es uno de mis más grandes placeres. Yo, lo prometo por Dios que me mira y por ustedes que pierden su tiempo aquí, seré un artista sonoro y tocaré en radar algún día, es una promesa.
Ok, por supuesto aquí no leerán sesudos análisis y reseñas de conciertos, pero se hace lo que se puede. Este es un blog, ¿no?

***

Miércoles 16 de Abril
Inauguración de Radar: Sonic Loud @ LAA


Qué decir, la expo ni la ví, me puse hasta el culo de borracho, crudísimo el jueves siguiente, pero qué divertido estuvo el miércoles. Nada más qué decir, ya les dije me dijeron que soy una urgencia primitiva.

***

Jueves 17 de Abril
Ciclo Stockhausen 1: Nicholas Isherwood @ Anfiteatro Simón Bolivar

Por razones del destino, y de Dios, que ha de ser grande, menos de una hora antes del concierto, Plaqueta me llama para decirme que tiene dos boletos extra, que los venda y que con ese dinero seguro vaya y me compre mi boleto para Melt Banana hasta ese momento inseguro. Felicidad momentánea. La verdad sea dicha, sólo vendí uno de esos dos. Como le dije a Pau: puede más el amor. Lo malo de invitar a alguien minutos antes a algo es que seguro llegará tarde. Yo esperaba una apacible noche, llegar 20 minutos antes y agarrar un lugar del que no te despegas hasta que termina y no sabes nada de nadie. Pero puede más el amor. O la urgencia primitiva, anyway. Y ahí estoy yo, con el concierto empezado y con un boleto en la mano, en la calle, viendo a lo lejos a ver si llega. Y no llega. Eventualmente todo salió sin mayores daños, no me perdí mucho del concierto de Isherwood. Ah, sí, las piezas. Este sujeto es un bajo con una voz potentísima. Como la voz que yo uso cuando compro boletos del metro o digo gracias en un restaurante. Y quien me acompaña me hace burla: "Esa no es tu voz". Oh, chinga. De por sí no se me oye. El punto es que este tipo cantó maravillosamente. Yo soy muy reacio a los conciertos de pura voz (antes ni me gustaba ninguna banda cuyo vocalista fuera una fémina, hasta que escuché a Entre Ríos), pero este sujeto, bueno, inició la semana más o menos bien. Las cosas se pondrían mejor.

***

Viernes 18 de Abril

Este día no hubo concierto, bueno, no fuí a Wolf Eyes/Drumcorps, pero fuí por un helado a una tienda en el centro, exactamente sobre Brasil entre Donceles y Guatemala. Seguro si han pasado por allí la ubican, huele mucho a caramelo y cosas dulces, es algo así como una tienda naturista. Desde que tengo memoria semejante olor me había atraído. Yo, la verdad, ya me dirigía a mi casa, pero en el camión la Licha-Cucú, anexada por el gabacho, insistían en ir y pasar una apacible tarde en el centro. Yo soy un prángana, pero no logré que me dispararan el helado. Lo intenté por todos los medios. Hacía mucho que no gastaba tanto dinero en un helado. Mi veredicto: buenos pero para el calor una paleta de limón sirve mejor.

***

Sábado 19 de Abril
Jamie Saft & Mike Pride: Kalashnikov; Melt Banana @ Lunario, Auditorio Nacional

Tras un apoyo económico inuscitado y un aventón with a little help from my friends finalmente me decidí a ir a Melt Banana. Siento decirlo por todos aquellos conocedores que no fueron por equis razones, pero yo ni sabía quién era Melt Banana antes de ir, pero yo suelo ir a todo lo de radar sin hacer preguntas. Además eran japoneses. Antes de ellos, un agradable episodio con el Mario Flores, que llegó casi por casualidad mientras tocaban Jamie Saft y Mike Pride, dos gringotes: el baterista, gringuísimo, grueso, pelón, que usa bermudas y con bigote güero, el otro enclenque con una barba de 30 centímetros. Ambos tocaron como una hora mucho ruido y gritotes y todos nos volvíamos locos. El Mario Flores (saludos, dude!) llega, lo piensa, y suelta los siguientes guamazos:

-Creo que los odio
-¿A tí te encanta esto, verdad cabron?, lo disfrutas.
-Sólo me queda ponerme pedo

Y que regresa en una parte medio repetitiva y que suelta este otro:

-¡Orale, ritmo, melodia!

Y se fue y regreso y se acabó y empezó Melt Banana y las cosas cambiaron. Todo el mundo se volvió loco. Ya les conté de mi primera impresión: la vocalista rifó, el guitarrista rifó, la bajista la amo y me casaré con ella, en verdad. No, Any, nada tengo contra las chicas de menos de 1.60 y que pesan menos de 50 kilos, creeme, toooodo lo contrario. No les cuento mucho de Melt Banana, pero valga decir que soñé con la bajista la noche siguiente, que éramos felices y cainábamos juntos. Ya les había dicho. No compré disco porque el Pisanty me pasó muchas cosas quemadas en mp3. Ah, pero ese día, más temprano, por fin encontré, después de años de husmear en la sección de Naxos de varios Mix Up's, el String Quartet de Morton Feldman. Me encanta cuando por fin encuentras ese disco. Sabes que es ese disco porque suspiras con sorpresa cuando lo ves deslizarse entre tus dedos. Y antes compré mi boleto de la sala Neza con descuento estudiantil de estudiante que ya no soy gracias a D. ¡Gracias D!
Bueno, ya, Click para ver a Melt Banana en su maravillosa sección de las canciones cortas.

***

Lunes 21 de Abril
Ciclo Stokhausen 2, piezas para violín y guitarra @ Anfiteatro Simón Bolivar

De todo radar fue lo que menos me emocionó. El guitarrista, un mexicano gordito bien intencionado tocaba feo. Así, sución pero no sucio padre como atascado, sino sucio como que no le sale bien. No sé, cuando un guitarrista suena demasiado a rock entonces el instrumento te está ganando terreno. Escuchen a Thurston Moore y verán que no es precisamente rock. Anyway, algunos detalles inocuos: antes de entrar, haciendo tiempo antes del concierto y viendo, con tristeza, que mi puesto no tan frecuente de piratería sobre eje central había desaparecido, me metí a una librería de viejo a hurgar un rato. No entiendo para qué me metí, las librerías del centro las conozco como a mis archivos de mi usb que me encontré en la esquina de Lafragua y Reforma aquel domingo de la consulta verde en la que voté en contra de destinar todo el erario verde a hacer horribles metrobuses: sé perfectamente qué hay en cada una. Sin embargo, un milagro ocurrió, me encontré con una joya, y ni siquiera tuve que hurgar, estaba paradito en la entrada, por $10: El Territorio del Vacío: Occidente y la invención de la playa, 1750-1840. Básicamente, el libro trata de cómo, cuándo y por qué la playa comenzó a ganar terreno, o sea, cuándo empezó a estar padre ir a la playa, cuándo empieza el turismo, por qué la gente empieza a ver con buenos ojos a la playa, etc. Yo, Plaqueta lo sabe, odio la playa. Cuando se avecina puente o vacaciones, las propuestas colectivas de ir a la playa me dejan frío. De niño me encantaba leer a Garfield, a que ya sabían. Como sea, el libro, lleno de datos y pies de página, se ve bueno. Y del concierto, las piezas para guitarra no brillaron mucho, a decir verdad yo iba, sobretodo, por la Sequenza para violín de Berio. Al violinista se le rompió una cuerda no una sino dos veces. Y en la segunda, justo a mitad de la Sequenza, se fajó y la tocó toda de nuevo. Qué huevos, eso digo. Otro dato a agregar, de tintes altamente racistas, es que una horda de sudamericanos se coló en la fila de enfrente mío, que en la segunda mitad sería la fila de atrás mío, y una señora-rumbera, que antes el concierto se pavoneaba por toda la sala, no paraba de hablar. Puta madre. Pau les hizo una seña reprobatoria y les pidió silencio y eventualmente callaron, pero pinche gente. Mi teoría es que era la sección familiar del violinista, que era venezolano. De todos modos, gente mala que habla en los conciertos, sudamericana o no, es gente mala que habla en los conciertos.
De este concierto tampoco han subido video, pero les recomendé a Thurston Moore. Helo aquí, en uno de los tres mejores conciertos de mi vida.

***

Miércoles 23 de Abril
Ciclo Stockhausen 3: Música para piano, percusiones y electrónica @ Sala Nezahualcóyotl, CCU & Estación Arte

Oh, gran día. Para empezar, fue uno de esos días donde parece que el tráfico no va a ganarte, y no te gana, donde haces más de una cosa vía automovil y llegas a tiempo a todo, sin prisas y sin correr, y todo mundo feliz. Estacion Arte, una maravilla nada más ver el lugar. Poder ver las paredes y muebles desvencijados del antiguo edificio de la SRE en Tlatelolco es otro pedo. Cuando niño, mi mamá tenía una amiga que nunca entendí bien, era dueña de un edificio, creo que el de CANADA, uno viejo y en proceso de descomposición o algo así. Me daba $10,000 de domingo, esta señora. Yo caminaba de piso a piso, encontrando sillas rotas, cajas podridas, revistas, teléfonos rotos. Era una experiencia increíble. Acá, ya en onda arte, vaya, a mí me emocionan estas cosas. La pieza del bicho quedó re padre aunque no compré nada. Y Monsieur Le Corriendo Despacio, claro que fuí a visitarle, si revisa mi boleto verá claramente el folio 0003. Amé vuestra pieza, amé la parte, tan sencilla del texto, que decía algo así como "El burócrata no participa de los grandes proyectos nacionales, él quiere alimentar a los suyos, y eso es lo más noble del ser humano". Y vaya que sí. Una linda tarde llena de arte y edificios viejos y revistas de dibujitos gratis. Genial. Luego, un leve golpe de realidad vulgar. ¿Cómo puede hacerse una hora y media del metro chilpancingo a CU? Increíble como de un tiempo a la fecha la línea 3 del metro (la línea donde viví toda mi vida, ay) es el caracol de las líneas. Y Stockhausen: no mamar. Un concierto brutal, pregúntenle a la Plaqueta, hasta a ella, que traía ganas de hablar mal de Radar, le latió. Fueron tres piezas: una pieza para percusiones, una pieza para electrónica (como no había intérprete a la vista todos nos concentrábamos en un círculo de luz que se proyectó en el centro de la sala) y tres piezas -cabronsísimas- para piano y al final, Kontakte, para todos los mencionados. De esto no hablo mucho porque encontré video. No es el del miércoles pero es una interpretación de hace unos meses. Denle click aquí.
Oh, en verdad que Stokhausen rockeaba, ¿por qué se muere la gente buena? La primera cosa que escuché de él fue, cuando pasaba aquel programa de radio puteadorsísimo de música contemporánea en opus 94.5, el Helikopter Quartet. Valdrá decir unas palabras. A este tipo le encargaron una obra para estrenarla en un festival en Alemania a inicios de los noventa y que va con el director y le dice que soñó con unos violinistas trepados en un helicóptero cada uno tocando en el cielo con cámaras que transmitían el concierto al público en tierra, que escuchaba por unas bocinotas afuera de la sala de concierto. Obvio, lo mandaron al carajo. Lo increíble es que le llamaron de Holanda para decirle que ahí sí tenían el varo para hacerlo. ¡Click aquí pero ya!

***

Jueves 24 de Abril
Israel Martinez / Atsuhiro Ito / Yamataka Eye y Taeji Sawai @ Palacio de Medicina

Para empezar creo que este fue el mejor día de mi vida. Bueno, tal vez no, pero absolutamente todo salió bien. Para empezar, en la escuela, listo para montar mi pieza para una exposición que, resulta una sorpresa decirlo, no fue el fracaso que esperaba, todo salió maravillosamente. Primero fuí con los profesores encargados de la organización. Uno de ellos es gritón, euforico, vaya, le emociona lo que hace, o al menos eso aparenta. Lo primero que pensé cuando lo escuché en una conferencia fue: "Si a este sujeto le gusta el futbol yo quiero ver un partido con él". Al abordarlo su camiseta decía más que eso. No sólo le gustaba el futbol, sabía de futbol. Portaba la pasión Águila en el pecho. Oh, le conté de mis primeras impresiones de él y desde entonces somos compadres casi casi. Jo. Luego, más tarde, cuando yo ya había tirado la toalla, me dieron motivos para levantarla, lo cual estuvo genial. Un par de horas increíblemente disfrutables. Si todo parece tan fácil de vez en vez. Y acabé con el montaje de mi pieza, y me fuí, satisfecho, para bien o para mal. Y saliendo pasó el RTP vacío, me senté y me dije: "Este es el mejor día de mi vida". Pero lo mejor venía. En la entrada del Palacio de Medicina me encontré con el Sirako-uo (saludos!) y todo estuvo padre. Para empezar, abrió el set un sujeto llamado Israel Martinez, que desde el principio se veía que no iba a farolear e iba a hacer lo suyo. La banda se puso bien honda y profunda, hasta el sirako lo notó. Todo el mundo estaba sentado, pero dos chairos justo en el centro enfrente del escenario permanecieron parados, con las manos en la espalda y los ojos cerrados. Todo estuvo tan padre que nadie les reclamó. El sonido era limpio pero ruidosísimo. Vaya, que el tipo se lució y no se dejó opacar por lo que seguía, que era Itsuhiro Ito, un japonés enclenque, pálido, que no se quitaba el gorro de su chamarra y colocaba todo en su lugar. El sirako notó una charola llena de pedales y el siguiente diálogo se dió más o menos:

sirako: me late cuando tienen muchos pedales
bob: no, clávate en la lámpara de neón, si está ahí es que la va a usar para algo.
sirako: no, es para alumbrarlo mientras conecta todo
bob: no, para alumbrarlo está el sujeto de atrás con lamparita estilo antro que se pone en la boca
sirako: jo jo jo

Y entonces el sujeto japonés enclenque que no se quitaba el gorro de su hoodie tomó el neón y:

bob: no mames, si usa ese neón para algo lo voy a amar
sirako: pues creo que lo vas a amar
bob: no mames, neta lo va a usar
sirako: ya, ve y hazle un oral (mueca de oral)

Y el tipo tomó su neón y yo, Dios y Sirako que todo lo ven lo saben, permanecí como veinte minutos con la boca abierta y un gesto de "no mames, qué pedo con este cabrón". Cuando acabó, sin que nadie dijera nada, sentí la imperiosa necesidad de expresar mi consternación:

bob: Chale, sirako, creo que sí va a aplicar el oral
sirako: jojojo
bob: bueno, no, pero se lo ganó

No diré más, se coló directamente a mi top 5 de conciertos favoritos. Click aquí para ver a Atsuhiro Ito con su Optron.
Y luego Yamataka Eye. Putssss. Neta, ese jueves valió por todo el festival. Más japoneses. ¿Qué onda con los japoneses? Gente que hace música como ellos obvio gobernarán el mundo en el futuro, quiéranlo o no. Tenía unos sensores en las manos que prendían y que según se acercaran al suelo o entre ellos o según se movieran hacían diferentes sonidos. Y tenía un micrófono y gritaba desaforadamente y todos estábamos metidísimos. No han subido video de ese jueves pero encontré este: click aquí para ver a Yamataka.

***

Viernes 25 de Abril
Screen Play de Christian Marclay interpretado por Zeena Parkins, Ikue Mori, Elliot Sharp, Hernán Hecht y Juan José Rivas @ Palacio de Medicina

A toda la gente que veía el viernes, aún traumado por el día anterior, les decía que si el concierto del viernes iba a estar la sexta parte de bueno que el del jueves aún así sería un gran concierto. Y lo fue, aunque más, digamos, el 70% del jueves. Lo primero que hice llegando fue abordar la mesa de discos. La noche anterior había apartado uno de Thurston Moore, Lee Ranaldo y Christian Marclay y finalmente me había decidido a comprarlo (lo sé, sirako, no tego remedio, pude comprarme hasta cuatro novias con ese varo, pero bueno). Le dije a la chica que había dejado apatado un disco e inmediatamente me lo tendió. Le pregunté si, de plano, había sido el único pobretón nervioso que había dejado apartado algo. No entendí qué me respondió pero se me hizo curioso. Pinches discos rarísimos y caros, pero de todos modos ya me había prometido un disco de Sonic Youth para mi cumpleaños (que es, por cierto, el domingo que entra).
Screen Play es una pieza de Christian Marclay, un artista visual y sonoro (qué burdo se oye eso), que es un video que sirve como "partitura" para un grupo de músicos. De este les tengo dos videos: la primera ronda con Zeena Parkins e Ikue Mori sin Screen Play y la segunda ronda de Elliot Sharp con Screenplay. Enjoy.
Ah, sí. Pasó algo curiosísimo el viernes, pero definitivamente no creo poderlo contar vía blog, valga decir algo así como: tienes un repentino ataque libidinal, insoportable, tienes que hacer algo al respecto, tienes que hacer algo con ese dolor. Pues que voy y pido lo requerido vía verbal y tranquilamente. Me lo negaron, pero en buenos términos, y hasta con una posible interpretación de una posibilidad en el futuro. Ja. Qué maravilla el cuerpo, de repente, sin que puedas controlar nada, respondes de la manera más natural a algunos estímulos, sin pensarlo. Oh, las necesidades.
Y me llamaron por teléfono para decirme: no nos veremos en la tarde, en la noche.

***

Sábado 26 de Abril
Anthony Braxton Diamond Curtain Wall Trio @ Teatro de la Ciudad y FEMACO

Oh, gran cierre de radar en todos los putos sentidos. Primero, ante la visión de la circunstancia (dumped by this girl, you know) de ir solo al MACO me hice de todos los recursos para saber cómo llegar hasta allá. Creo que de todos los beneficios que me dejó la prepa, uno de los mayores fue el conocimiento de la Guía Roji. Desde que la leo ningún lugar me amilana, voy y vengo y no me pierdo. Me choca perderme. Resultó que era bien fácil llegar. Un camión desde mi casa y una brevísima caminata me llevaron hasta ahí. Primer punto bueno del día.
Luego, pues MACO. La verdad estuvo mejor que el año pasado, o al menos eso me pareció. Nunca había ido solo, igual eso influye. Más bien sí. Entonces valga decir que a mí, que fuí solo, me gustó más que el año pasado desde la perspectiva de quien va solo. Etcétera. My favourite fue: Unos dibujitos de Mariko Mori, la documentación de unos performances de Vito Acconci, unas lámparas de neón recargadas contra el piso con un foco roto de una galería alemana, un mapa de Jorge Macchi donde en un planisferio borró toda la tierra y dejó sólo el mar (en verdad, amo a Jorge Macchi) y los dibujos y la animación de Peruggi Arte Contemporanea (que trajeron en obvia ausencia y compensación de The Royal Art Lodge). Ya al final de mi recorrido me hice de un bulto de revistas que cargaría hasta el final del día no sin dificultad (jijiji). Y, monsieur, of course I saw you work. Cuando vi el papel Safety Oak Tree pensé: connected!, porque yo también estoy dibujando sobre uno. Segundo punto bueno del día. Y de ida al centro me volvieron a llamar: no nos vemos en la noche, más tarde, no me esperes. Pero todo está bien, todo estará muy bien.
Y luego Braxton.Uff. Emotivo que midieran el tiempo de la presentación con un reloj de arena y que acabaran exactitos. El concierto de clausura de radar fue una maravilla. No puedo decir mucho más, primero porque fue una maravilla y tan tan. Y segundo porque encontré este videíto que habla por sí solo. Es Braxton pero en Argentina hace poco. Qué onda con Mary Halvorson, la guitarrista. Me he dado cuenta que si una chica toca un instrumento con harto ingenio esto redunda en puntos a su favor según la retorcida escala de un servidor. Una vez vi a una chica jazzista tocar el saxofón y me quedé perdidamente enamorado de ella. Luego, ya saben que ahora mi corazón le pertenece a Rika Mm' de Melt Banana tras verla tocar el bajo enfurecidamente. Y Mary Halvorson, guapota, tocaba increíble. Pero mi corazón sigue siendo de...
Pero lo más rifado de esa noche fue no en el plano vida real-blog, sino en el plano blog-vida real. Justo mientras me enfilaba a pasar frente a cinco sujetos sentados en las pinches butaquitas del Teatro de la Ciudad, que me llaman y era Elso! Yeah! Elso, you all know her, she rocks! Y entonces, lágrima total. Después de varias coincidencias que no coinciden ya nos vimos y aunque sin helado de por medio, qué bonito se siente conocer a bloggers de tanto prestigio. Elso: fue un honor. Y Gracias por el carrito de supermercado de juguete. Está ahora mismo sobre mi mesita donde luego luego llegando pongo mi cartera. Tercer punto bueno del día. A falta de haberle visto al día siguiente, permítame agradecerle con un poema en esta, la sección de poemas de este blog:

***
Sección de Poesía


Oh Elso
veniste y me diste
un carrito
de super
envuelto
en papel de colores
like a paddy wagon
wrapped in cellophane
como dulces
que ruedan
a toda velocidad

***

¿Y se acuerdan de mi burlona tentativa de andarles pasando fotos cándidas en este, su blog aburrido donde nadie sonríe? Pues que resulta que siempre sí tengo fotos con mis cuatotes sonriendo frente a la camara.

Obvio, Elsa a la izquierda, el cono de tránsito en medio y un servidor a la derecha. Chequen mi camiseta de Sonic Youth. Donde la vean, por ella nos reconoceremos. La verdad, y esto es mera verdad, siempre que me la pongo es para que me la chuleen. Y siempre me la chulean. Lástima que no se ve mucho, pero es la camiseta del Washing Machine, discazo, que en la portada salen dos personas con la misma camiseta. Ora verán:

Y más al rato, alguien decía que estaría padre que otra persona trajera la misma camiseta y nos sacáramos fotos. Y sirako dijo que estaría más padre que dos personas no trajeran camiseta y que no se sacaran fotos. Aquí mismo se me ocurre algo: al auditorio de Él tiene lo que quería pero perdió lo que tuvo se les invita a portar su camiseta de Sonic Youth y sacarnos fotos cuando nos veamos, y luego no traer camiseta y no sacarnos fotos, sobretodo chicas, ¿no?. Oh, bueno. Manden su solicitud y nos vemos. Esto es en serio, neta. Y el cuarto punto bueno del día fue, mmm, valga decir que recogí la toalla de nuevo. De regreso, cargué mis revistas del MACO con el brazo derecho porque no podía usar el otro brazo mientras caminábamos. Y el brazo derecho me dolió todo el día siguiente. Y valió la pena.

***

Domingo 27 de Abril

Goran Bregovic @ Plaza de Santo Domingo

Estuvo padre, ¿no? Muchos chairos, llovió, etcétera et al. ¿Han visto la cantidad de videos de youtube que ya subieron? Pinches chairos desocupados, neta. La verdad no bailé desaforadamente. No me salió, pero de que estuvo padre estuvo padre. En un momento del concierto pensé: si no viniera con mis amigos ya me hubiera ido. Mmm, vale, estuvo padre ir al centro ayer. El greñas confirma la hipótesis: "Wey, yo, la verdad, no pensé que fueras a venir". Pero si estamos de buenas, ¿no?

***

Y ya, como si lo fueran a leer todo. Perdón por aquellos a quienes no mencioné por equis o yé razones (como con Carajo, que ni sabía que era usted, señor). ¿Se dan cuenta que en este, mi post más alegre, es también mi post más soso? Ha de ser una señal, ¿pero de qué? Vean los videos. Los amo. Elso: muack!!! Saludos!!!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

pues sí, el festival fue la bocanada de aire fresco que yo esperaba (y eso que nomás fui a dos toquines) y me bastó para esperar al radar del próximo año. Ojalá traigan a mike patton o a belinda (que seguro se volverá una chingona... verdad?)

Un gusto haber compartido con usted momentos tan beshos como los que dieron ikue, zeena y braxton (aunque no haya tenido yo mención honorífica, sniff (jiji)) y que se le queden bien grabados en la memoria.

salutes

Anónimo dijo...

oh

yo no quería ser inseminado!






bueno, ya ni modo

Anónimo dijo...

Es muy bueno entrar al blog despues de esta semana, como que derrochas ánimo. La verdad no leí las reseñas de RADAR porque pues ni me llama la atención, (prometo hacerlo después) pero Goran Bregovic estuvo muy bien, tan bien que ni el temblor ni la lluvia se sintieron, yo al principio estuve todo apachurradón, (medio crudo todavía) pero al final era inevitable dejar de gritar AL ATAQUEEEEEEEEEEEEEEE!!!! o Artilleria... muy bien el concierto, muy muy muy bien, no esperaba divertirme tanto.
una pregunta Bob ¿a qué se refiere con "chairos"?

O.M.A.R. dijo...

Wey!!!!!!!
Que memoria!!! Sigo pensando que eso es lo más impresionante de tu persona, nada más de imaginar que si así conservas también las recriminaciones y los rencores, mejor hay que hablarte siempre bonito...
A mí me hace tanta ilusión ir al Six flacs o la Feria como a ti la playa. Hay algo raro ahí y no lo entiendo.
Y qué pasó? cómo que anexé a Alissssss? Cha....

Anónimo dijo...

Pues medio me leí la reseña de los japoneses, y cuando llegaste a Atsuhiro Ito, y la cuestión del oral, no pude dejar de pensar: "me suena, me suena", y si; lo habia visto en uno de esos raros comerciales japoneses para Sony Walkman, en alguno sale con otros monos tocando-improvisando, asi que sin querer, ya lo conocia jojojo que extraño. Le dejo el enlace pa que lo revise

http://www.youtube.com/watch?v=PV-djOxtk04&locale=en_US&persist_locale=1

ahi trae otros enlaces a los comerciales son como 6 diferentes segun

Lear dijo...

Sin duda, el cono de tránsito (objeto al que prodigo inexplicable pero sincero cariño) (de hecho, cada cumpleaños que lo separa un mes justo del suyo, amigo bob, espero un regalo de ese tipo, pero ninguno de mis amigos se ha engalanado aún) salió muy bien en la foto. Si tuviera playera de sonic youth seguro que le entraba. Ahora que en cuanto consiga alguna le entraré al paquete-foto. Acabo de escuchar al tal Stockhausen y su trío helicopteresco. Me cae que lo escucharé varias veces más a ver si alguna opinión se me forma (o deforma). A bregovic me quedé con ganas de verlo en santo domingo, aunque por reseñas he notado que su espectáculo no distó mucho del del Teatro de la Ciudá (y sé de cierto porque lo viví que ese espectáculo me dejó algunas cosas que desear). Poco a poco voy con los videos. Definitivamente es este el post más alegre que he leído por estos rumbos. ¿Señal de qué?, pus de alegría. Saludos, amigo Bob.

Radharani dijo...

Te odio por que no tuve dinero para ir a Radar. Moria por ir a Stockhausen 3 moría en verdad. Ash

Royal Majesty Queque dijo...

jijos, lo de Atsuhiro Ito con su Optron está de huevísimos, me retumba la úlcera péptica por no haber ido, snif. Nota mental: ahorrar, sólo para abril del sig año jajaja. Para lo de Goran es que llegué 5:30 y ya había hartísima gente!! Era imposible jaja y pues ni cómo hallarle!
Bob! Un placer ya por fin conocerle! Jaja salí corriendo de mi asiento para saludarle, pero es que así somos los fans!!! Y el poema, snif, Ya lo guardé, of course! Salimos bien guapos en la foto, deberían demandarnos, HE DICHO!! Y pues ahora sí, espero ya no perderme conciertos de semejante magnitud. Ah, sí, también deberíamos ahorrar para comprarnos un optron. He vuelto a decir!

Un besote tronadissisisisisisímo Bob!! :D

PlasticConstellation dijo...

La playa tampoco es de mi agrado, cada vez que me preguntan donde vivo y digo Cancún, me dicen “Ah que rico, te la has de pasar todos los días en la playa” y yo así de mhh. Y si wow wow wow con Atsuhiro Ito, nomás me quede con ganas de ver a los violinistas aéreos, porque no me salio el video :/ .oh yo ya no compro cd’s, supongo que me conviene escuchar música que es fácil encontrar vía frostwire, en lo único que pagaría el precio de 4novios sería en películas pero bueh, que bonita semana la de usted!