19 mar. 2008

How'd you do it? How'd you find me? How did I find you? How can this be truth? To be held and understood

(Daniel Guzmán)



La cosa esta de soñar más de lo normal continúa, aunque creo que igual no tiene que ver con la negación de la autogratificación, porque a cada rato tengo que volver a empezar de cero. No sé cómo le habré hecho para llegar a los ocho días de hace rato, creo que estaba demasiado ocupado con otras cosas. Despertar sin prisa tampoco ayuda, el ocio en la cama, cosa rara. Días complicados pero memorables, creo. Debería haber una especie de contador que dijera, cual mega corporación expresando beneficios y pérdidas de productividad: "(0) días sin masturbarse". Se pierde la semilla, podría decirse. Últimamente me interesan los términos del lenguaje de empresa. Ok, empiezo de nuevo, esta vez en serio. Necesito novia, definitivamente.


Ah, sí, los sueños. Un par me dan materia para esto del blog. En el primero, un amigo, el Nahual, se metía a mi hi5 y posteaba un video en el que se veía a un niño grande -siempre he sido del tipo grande/grueso-con una camiseta de los toros de Chicago, que llevaba sobre una playera blanca y una gorra volteada para atrás. Tras darle click, podía ver cómo este video mostraba varios momentos de mi vida en la primaria y la secundaria. Lo sé porque siempre tenía uniforme. No entiendo por qué los chicago bulls, si yo de niño le iba a los Celtics de Boston (su logotipo era la onda). Mientras veía el video pensaba en qué increíble sería que el Nahual tuviera grabaciones de todos mis años de escuela. No tengo mucho material de mis años escolares, salvo un video de cuando fuimos a la mariposa monarca, en diciembre de 1996, en secundaria. Me gustaría tener una cámara hi8 para pasarlo a VHS, pues desde que se grabó hasta la fecha sólo lo he visto una vez. En él aparece mi amor platónico de la secundaria. Qué vida esta. El video del hi5, por cierto, estaba editado con cierta grandiosidad, a fin de cuentas hoy ya todo es un videoclip.


El segundo sueño lo tuve hace unos minutos. En él, un servidor y dos amigas, entre ellas ella, detenemos un generador de energia en forma de molino de agua. Se supone que éste provee de energia a todo el planeta, pero eso no impide que lo detengamos con las manos y que no sea más alto que yo de pie. Después salimos y discuto en la calle, exactamente sobre calzada de Tlalpan, que $25 es demasiado pedir por un libro de Maeterlinck, creo que La Vida de las Abejas. Ella se va en dirección contraria, oh. Luego hay una escena extraña donde entro desnudo o semidesnudo a bañarme a una Mega Comercial Mexicana. ¿Qué querrá decir todo esto? Creo que, desde siempre, mi fobia es aparecer desnudo o semidesnudo en la calle, he soñado con esto infinidad de veces. ¿Acabará esto algún día?

***

Se supone que hoy entra la primavera. No sé qué decir al respecto. La espiritualidad no es mi fuerte, al menos no lo es en el plano de las túnicas blancas y las vibraciones. Hace exactamente una semana, muy probablemente a esta misma hora (las coincidencias gobiernan todo, estoy seguro de eso), ella me dijo que podía sentir la circulación de la sangre de mi pierna vía la suya. Vaya, hay cosas que ni siquiera te puedes imaginar cómo funcionan. En un episodio de Family Guy, Peter está grabando algo en video y se distrae con una hoja o una bolsa (no recuerdo) que se la lleva el viento. Mientras la enfoca dice algo así como "algo muy simple pero maravilloso". Mientras él dice esto, Dios le grita desde el cielo: "¡Es sólo una hoja (o una bolsa, ya dije); ¿sabes cómo funciona tu aparato circulatorio?!. Otra deidad, hindú, creo, le pone una mano en el hombro y le compadece. Como sea, mi ínfima sensibilidad corporal o de lo que sea no sirve para nada. Cuando la huelga de la UNAM se consumió poquito a poco (iba a decir estalló, pero nada estalla realmente desde esos cubículos heredados) me hundí en un estado de coma de casi diez meses. Recaí en el nintendo y volví a comprar juegos, algunos geniales, lo admito (Super Mario RPG, Tetris Attack). En esto, mi madre hacía lo que podía con su retoño de 15-16 años para que no se hundiera en la ignominia, o no más, por lo menos. Sobra decir que el fracaso estaba garantizado. En uno de estos episodios, me llevó al parque con uno de sus amigos de ejercicio. Mi madre, valga decirlo, no sólo es la persona más bonachona del mundo, sino también demasiado sana, mucho más que yo, en ese entonces y ahora también. El sujeto trataba de hacerme cerrar los ojos y estirar los brazos y decir: "Yo soy, Yo estoy". Nunca he sido del tipo perspicaz-respondón, la mayor parte del tiempo guardo silencio amablemente, pero creo que le dije algo así cómo: "Eso no se puede, tú". Yo estaba hasta la madre, valga decirlo. Cosa rara. De hecho, ahora que lo recuerdo, unos años antes de eso, en sexto de primaria, hacíamos ese ejercicio de dejarse caer y esperar a que el compañero de atrás te sujetara. Nunca pude, terminaba por voltear o detenerme antes de tiempo. La primavera se acerca, si no es que ya está aquí, y me urge bañarme. Me imagino que se mueren por que nos conozcamos.

***

Lear, certero siempre, dijo:

El viernes pasado, convencido de que usted estaba en la mesa de al lado en un café en coyoacán, interrumpí la amorosa plática de una pareja para preguntar estúpidamente "¿Oye, tú eres roberto?". Caray, qué mundo.

Las coincidencias, de nuevo las coincidencias. Estoy plenamente convencido de que las coincidencias mandan en nuestras vidas. Todo es cosa de timing. Más o menos cerca estuve de completar las exigencias de la coincidencia, lo cual, como la mayor parte del tiempo, no sé si sea triste o alentador. A dos pasos, digamos. No sé, tenía que decir algo al respecto.

***

El América empátó con Cruz Azul. La cosa, para quien no sepa mucho del tema, es que va para cinco años que la máquina no le gana a las águilas. Justo el día en que Cruz Azul le ganaba 3-1 al América, aquel domingo del 2003, yo cumplía 20 años. No recuerdo qué hice, más bien nunca hago nada en mis cumpleaños. Lo de siempre. Y ahora, pese a todo, y con diez hombres, el América sacó la casta. Lo siento, pero es de notarse. Grité ambos goles, ya tenía rato que no gritaba un gol del América. Hasta gané una apuesta.

***

Esto del encono popular contra los emos, como decía Mark Sandman, is all wrong. El domingo de la semana pasada me enteré de lo de Puebla, pero la verdad fue otra noticia la que se llevó mi atención: decía que de un tiempo a la fecha, las mujeres (adolescentes y pos adolescentes, no recuerdo edades bien a bien) se alcoholizaban más que antes. Las causas que llenaban el casillero sociológico eran más bien cortas: según esto, bebían para copar cierto poder originalmente masculino que reside en emborracharse. Afortunadamente esto lo escribía un sujeto y caía, si no en la torpeza, por lo menos sí en la aburrición más simple. Si lo hubiese escrito una feminista me imagino que habría rematado con algo así como "las mujeres están ocupando cada vez más lugares que antes le pertenecían a los hombres". Esta vida no es precisamente clara. Como sea, tal vez si hay algo de poder oculto en beber. Pero regresando al tema de los emos, me sorprendió que el periódico de aquel domingo citaba a wikipedia y decía que los emos se caracterizaban por su postura depresiva. Eso sí me sacó de onda. Yo, hasta el momento, pensaba que eran todos unos maricas. Debería salir más. Según yo, esta generación está perdida, no hay duda. Adolescentes tristes y chicas ebrias. Y bloggers. Yo nunca milité en algún clan específico. A mis 16-17 años llevaba jeans rotos y camisas de franela y escuchaba a Nirvana y Mudhoney. Afortunadamente (aunque en su momento yo pensaba: desgraciadamente) nadie escuchaba con mucha veneración nada de esto. Pasé no tan mal, pues. Una vez, cuando aún tenía cablevisión, pasaban uno de esos programas donde siguen día y noche a una banda a fin de descubrir sus secretos o sacarles alguna lágrima en primer plano. Una vez me tocó ver el de Blink 182, cuando ya empezaban a caer en el anonimato. En un momento que me entristeció muchísimo, pasaban al baterista hablando de cómo ahora que tenía un hijo la vida era distinta y que le echaría más ganas a todo. Y allí estaba este tipo, muy delgado, no creo que con más de 26 o 27, con perforaciones y tatuajes en todo el cuerpo, de peinado extravagante, con un bebé entre brazos. En algunos casos la escena ha de ser enternecedora, me imagino, pero a mí me entristeció muchísimo en verdad. Cosas que pasan.

***

Odio la competencia. Desde niño he reuído a competir. Carreritas, hacer fuerzas, rebatir ideas torpes, por muy torpes que sean, lo que sea, no compito. Cuando niño me parecía que la negativa a competir afanosamente otorgaba un cierto grado de dignidad. Con el tiempo sigo sin saber si esto era un craso error o todo lo contrario. Tampoco sé si esto habla de inseguridad temprana o una reticencia envidiable. Me gusta la expresión "con el fracaso tatuado en la frente", no sé si la leí en algún lado o la inventé. Quizá esto responda a esa reivindicación del loser en los noventa. Igual no. Ahora mismo debería estar compitiendo, y me pongo de nervios, no porque tema al fracaso, sino porque no recuerdo muy bien cómo es esto, creo que perdí la práctica. Las pistas siguen apareciendo y no he recibido más mensajes de celular. Esperaré. Oh; Cito una canción, como de costumbre, no sé si me gusta la letra pero seguro ha de decir algo:

Your mind and your experience call to me / you have lived and your intelligence is sexy / I want to know what you got to say / I want to know what you got to say / I want to know what you got to say / I can tell you taste like the sky cause you look like rain / Morphine, You Look Like Rain, Good, 1992.

***

Y por cierto, el título del post es de una canción de Air; Tal vez sí puedo decir algo sobre la primavera después de todo. Y saludos esta vez a Lear, ya dije por qué, y a Elso. Elsa: lágrima total, qué decir, rockea, ud.

(Ah: Hola Any!)

Bueno, basta.

11 comentarios:

sirako dijo...

yo nunca he tenido coincidencias con nadie... casi, las coincidencias me hacen enojar, a menos que sean provocadas. cuando uno las provoca el otro (quizá yo) obedece, en otro caso las cosas son distintas. pero una coincidencia provocada no entra en la coloquial coincidencia. y soy el hombre más feliz del mundo.

ani dijo...

Dios Robert, como escribes :O que inspiración la tuya.
Te diré que hago, cerré el msn, baje el disco Panic! At the Disco, sí esta divertido :) acabó de comer sushi (no soy NADA sana, es más como más chatarra que tú) y pensaba que tenía que rescatar mi cuaderno del carro :O mis canciones son torpes, mensas y amorosas o a su contrario jaja, pero es que no sabía que hasta rolas hacía, gracias por su Hola =) y mi fam es totalmente cruz azul pero yo soy chiva ;) jajaja. Competencias, hijosu, yo siempre queria matar a los demás en esas cosas :O jajaja, pero no tanto cuando me tocaba contra mujeres de 1.80 con sobrepeso, pero les ganaba ;D ja.
No se desespere por novia, uno tiene lo que quiere (: así que relajate, yo sigo esperando toparme al guapo del aeropuerto.

Anónimo dijo...

Rober: busque el significado a sus sueños en internet, es algo extraño, pero a veces se encuentra algo relacionado a ellos.

Lear dijo...

Lo de aquella escena de Padre de Familia es una linda y sabrosa burla a la mimsa escena de la vomitiva pelìcula "Belleza americana", tan aburrida y trivial que hasta se llevó varios óscares. Es difícil averiguar la relación de la desnudez con la Mega Comercial Mexicana ("¿Y tú sueñas con otros sùper o con la Comer?"). Juan García Ponce tenía una frase muy mamona y medio tonta (por eso me gusta) que decía "yo sólo creo en la literatura y en las coincidencias"; lo del viernes pasado, al menos desde mi lado, no fue ni una ni otra (creo intuir que entiendo lo que usted dice al respecto), y no fue que el supuesto Bob dijera algo, sino que en verdad se parecìa a usted (lo del Hi5 es cierto, pero sí he visto fotos). En fin, si las pistas siguen, amigo Bob, entonces hay que seguirlas, de lo contrario les extirpamos su sentido al inutilizarlas. Cualquiera de ellas, además, seguramente hará coincidir todo el día menos pensado. Gracias por los saludos, por aquí andamos.

O.M.A.R. dijo...

Pues no, no era esa la palabra que se ajusta al espacio de puntos; de hecho son varias las palabras y ninguna es autogratificación o algún sinónimo.

Las fotos ya las voy a subir y a mandartelas, usté aguante.

De la caja, recuerdas lo que te dijo Caro que le había comentado... checa el link que dice Surprise Milan en mi blog, está en italiano, pero que más da.

PlasticConstellation dijo...

1 Te envidio por tu etapa prolifera de sueños, yo también he soñado que me baño en lugares extraños, pero nunca en un super, no me imagino que pueda significar eso, nunca he intentado descifrar un sueño porque no entiendo el sistema de los libros y sus derivados que tratan sobre eso, una amiga tenía uno y decía cosas como nubes, gatos, mesas ¿Como buscas el significado de bañarte en un super en un libro así? No entiendo
2 Gusto mucho de las coincidencias y yo si le tengo miedo a las competencias donde se que lo más probable es que pierda, soy bien marica en ese aspecto.
3 Leía tu post y me llego un mensaje de que en no sé cual plaza iba a haber una casería de emos, si, decía casería.
4 “Con el fracaso tatuado en la frente” me recuerda a la escena de Jamás besada donde se le queda marcada una L gigante en la frente a Drew Barrymore y así va a su primer día de clases, o bueno, creo que ahí lo vi.
ya, fin

Ah yo ya no tengo pistas :(

joseph stam dijo...

tus sueño son tan extraños... aveces tengo sueños extraños y super fumados como hace poco que soñe que me comprometia con elmo ¿?
o cuando soñe que chupaba una rana...


es verdad si lo buscas en internet solo complicas las cosas..un avez soñe que un super se quemaba y yo estaba adentro y me escindia en un refri para no quemarme..

mmm las competencias....
me apasiona mas cuando te retan de frente..i guess so.

pobres emos......lo peor del caso que ya no respetan ideologias...


ja lo del fracaso es extraño..




me gusta como escribes...


saludos!!

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

las coincidencias... obedecen al azar o el destino... no lo se muy bien pero casi siempre tienden a unir pero siempre estan por encima de los individuos. Necesitaba leer algo como esto. Si soy inseminada sera coincidecia¿? o "eso no se puede tu"

O.M.A.R. dijo...

Ah si, y unos días después, pero ya en cuanto a su post.

Disfrute de sus sueños, por raros, húmedos o bizarros que sean. Eso de soñar es la onda. en una de esas hasta le vas agarrando qué significan...

Lo terrible de las coincidencias es que no suceden cuando quieres.

X cierto, una de las frases esas que escribiste en tu último comment a un servidor me gusto tanto que decidí agenciármela. Gracias.

Abrilita la transgénica dijo...

Jajajaa encuerado en Mega... yo por eso voy a la Comer y no al super!.
Ya vi que quitaste mi link y te recontraodio por ello.
Mi muy ofendida persona se retira de tu muy visitado blog.
(trompetillas).

ani dijo...

=( escribe otra vez robert