11 ene. 2008

Contre le turisme

Tenemos un amigo. Middle class, como todos nosotros, salvo con la -harto presumida- excepción de haber logrado algunos avances: coche (en espera de venderlo para comprar uno más reciente), colocarse en una empresa. En algún momento -y cómo me contaba de esto las pocas veces que por alguna reunión genérica lo veía-, trabajó en algo que tenía que ver o era algo así como "catador de vinos". Evidente motivo de orgullo. Hoy día está en esa compañía telefónica que asegura con odiosa insistencia que un servidor y todos ustedes somos Telcel. Me enerva dicha campaña, lo único bueno son las edecarnes vestidas con microfaldas azules, aunque no siempre están de lo mejor. Como sea, cuando me enteré de su viaje a París comencé a imaginarme el arsenal fotográfico que se desprendería de tan significativo viaje. No es mi particular amargadez la que me orilla a contarles de ésto, sino que, en cuanto me imaginé las fotos, tenía la absoluta certeza de que ilustrarían a la perfección un textito que encontré hace unos meses en una baby baby baby. Hoy, con él de vuelta y las fotos tan exactas, no puedo disimular mi emoción al ver que mi presentimiento era del todo válido. Es lindo poder decir: "¡Cómo conozco a la gente!" Es como si ese lazo meramente humano no se hubiera roto del todo aún. Adjunto el texto y las fotos:




What do you want to do when you grow up?

I want to work really hard all day, not caring about anything or anyone else. Then, make lots of money and travel to Europe, where I can spend whole days inside museums and think of myself as a real art conoisseur. Then, come back to my hometown and keep working, and not being able to name three museums in it. Never, of course, having visited them, except once, when I was a student. And spending the rest of my life reminiscing that one trip to Europe.


A mí, en lo particular, siempre me ha llamado la atención el fenómeno de sacarse fotos con monumentos. Creo que es más grande la imagen que dejamos de nosotros sobre el mundo que la que dejan los recuerdos de viaje sobre uno. Bueno, el texto es preciosamente escueto y claro. Las fotos, ah, las fotos.

11 comentarios:

Miss Pinky dijo...

tienes tu teclado lleno de razón....

Lear dijo...

Es curioso el fenómeno de las fotos turísticas. Siempre he preferido fotografíar lo que estoy viendo o sintiendo en lugar de dar la espalda al lugar y, en todo el viaje, sólo haber visto el lente de la cámara día tras día.

Defeña salerosa dijo...

¿Nadie más comparte la idea de que un viaje a Europa es lo más "poser" que hay?

Además, yo no entiendo porque ESOS viajes resultan ser los maaaás anunciados, maaaás comentados, maaaás esperados, maaaaaaaás presumidos, máaaas fotografiados...etc.

Tambien me choca tomarme fotos con monumentos... se me hacen muy "mira, de verdad fuí...yo estuve ahí" ¿qué tenemos que probarle al mundo?...

Alissya dijo...

Jojo que buen tema,en realidad muchas veces prefiero fotografiar a personas del entorno que visito, pocas veces en monumentos me poso,pero bueno la sociedad nos ha marcado como que siempre hay que probar algo para que sea real, entonces muchas ocasiones lo hacemos para mostrar lo que queremos ser, como dijeron hace un momento, ¿¿qué tenemos que probarle al mundo?? nO Sé,el hecho de decir yo fuí y tu no guey jojo... gracias por participar.

Alissya dijo...

Jojo que buen tema,en realidad muchas veces prefiero fotografiar a personas del entorno que visito, pocas veces en monumentos me poso,pero bueno la sociedad nos ha marcado como que siempre hay que probar algo para que sea real, entonces muchas ocasiones lo hacemos para mostrar lo que queremos ser, como dijeron hace un momento, ¿¿qué tenemos que probarle al mundo?? nO Sé,el hecho de decir yo fuí y tu no guey jojo... gracias por participar.

Royal Majesty Queque dijo...

Yo, para no ser turista, me voy a ir a francia en un barril y viviré ahí. Después de un año, te mandaré una foto con el depa desos que dan en París, pequeños, decadentes y bonitos. O, en su debido caso, con mi barril hecho casa.
Jaja, ya estando en la realidad, me encantó el textito que pusiste. Cha, yo no he comprado la baby baby baby, como que siempre compro la Celeste. Basta! Eso está por acabar. Jajaja.

Saludines Bob :)

Radharani dijo...

Eso de tomarse fotos con los monumentos se los dejo a los japonesitos, por cierto, estaba yo un dia en el café de Tacuba tragandome un tamalito cuando...
un trio de japonesitos pedían una orden de pozole misma que les fue servida con totopos y cebollita pa acompañar. La verdad es que me reí mucho cuando metieron todos los totopos a el pozole para después servírselo en platitos y comerlo cual plato chino, argh, jocoso pero carajo, era pozole.

Royal Majesty Queque dijo...

Booooob!! Se te extraña!!!

Le Corriendo Despacio dijo...

Jojojojojojojojo!

No se porque pero por ahí alguien esta a nada de esto, y sí pasa más risa tendré.

Muy genial esto BTW.

sirako dijo...

me gustan los lentes de tu compa.

Irving Calderón dijo...

hace tiempo recuerdo haber leido de que existia algo asi como una conciencia coleciva de que eso explicaba como en diferentes partes del mundo se presentaban practicamante las mismas manifestaciones sociopoliticas y antropologicas, bueno en fin.....

apenas hace unos dias puse a disposicion de los blogelectores un post no igual al tuyo pero compartiendo el mismo punto sobre los viajeros pro-status

ojala lo puedas pasar a checar

SALUDOS