11 oct. 2007

asuntos sueltos

pasa que toda la expectativa de la semana se va cuando no alcanzas a esbozar más que una mano que saluda de la manera más insignificante, rápida e impersonal, cuando de repente resulta que así era desde el inicio pero tú te imaginabas cosas


I
En el transcurso de la semana pasada me hice de los siguientes objetos:

siete bastidores tamaño postal
un libro de mapas
una bolsa de tachuelas de tapicero
un kit con posters e instrucciones para colocar publicidad de cerveza en tiendas oxxo (no creerían la cantidad de especificaciones que les señalan a los empleados)
una mochila tipo bolso verde con el logo de Heineken
un block de hojas verdes con veinte hojas menos
un boleto para ver a los Héroes del Silencio
el croquis de Daniela
un mazapán
una bolsa de totis
un ejemplar de "rizoma"
un vaso de agua de jamaica
un vaso de agua de horchata (de la que me deshice casi de inmediato y que sin embargo es el más memorable de los objetos de esta lista; ¡gracias D.! en verdad)


II
este domingo, saliendo de una librería de la condesa caminaba por un camellón cuando pensaba: "qué bonito sería vivir en la condesa", aunque quien me conozca sabrá que, de hecho, no profeso gusto por la condesa y sobre todo que no es algo que me quite el sueño; como si alguien me lo hubiera recordado seguí diciéndome: "no por la zona sino por el tipo de calles, que no hay edificios horrorosos ni enorm..." aquí me tuve que callar cuando alzé/alcé la vista y vi sobre un modesto edificio una estación de operaciones de telcel, que no sé de que tamaño era pero abarcaba toda la vista de la azotea desde la calle. Mmm. No sé, me desanimó.


III
poco antes, en la citada librería, le preguntaba a un grupo de empleados que veían el futbol en la tele de la tienda (qué considerada una librería que no desdeña el futbol) si tenían tal libro y si manejaban este otro. Aprovechando la pregunta les dije:

"y otra cosa más importante...¿saben cómo quedó el América?

Y aquí el que parecía el lider me puso una mano en el hombro y me dijo:

"perdió. 3-1"

Yo dije "Oh". Él mostró empatía, aunque seguro le cae gordo el América, porque es cosa sabida que el aficionado al futbol en este país se divide en dos: los americanistas y todos los demás que no le van al América. El papá de una amiga, americanista desde luego, sugiere que las maestras, de primarias principalmente, contemplen esas cosas, protección para los niños que le van a las águilas los lunes en caso de derrota, porque los demás sucios van y los molestan porque sólo obtienen placer cuando pierden las águilas, porque sus respectivos equipos no les ofrecen mayor gozo por sí mismos, y a todos los une el antiamericanismo. Oh, bueno, lo siento.


IV
a raíz del comentario de Ruy Guka en mi antepenúltimo post (léase "de moderado interés") experimenté durante el lunes una especie de recuperación de aquel furor adolescente que durante un tiempo a todos nos ha movido, contemplé una vida más emocionante, más arrojo, mucho más optimismo si se puede decir. Terminó matándolo el tráfico de la mañana, el tedio, la timidez, vaya que sí. Sé que Ruy terminaría regañándome. Perdón.
Como sea, tengo dos comunicados (dado el reservado quorum de este espacio); primero: Monsieur Le corriendo despacio, a pesar de las pocas palabras, el aire serio y los cambios súbitos de tema, sepa ud. que agradezco en verdad la opinión y el apoyo. usted ya sabe.
Y segundo:





ya



sabe



que



existo



(momentánea pero indecible felicidad)

2 comentarios:

Corriendo despacio dijo...

Uy! Así pasa puede que después se devanezca, pero esa emoción inicial es la que debe impulsarnos, by the way pronto más Margolles en el Eco. Espero que lo disfrutemos.

Royal Majesty Queque dijo...

Jajaja, me gusta tu blog, estoy en la etapa fans de leerlo todo. Pero me detuve aquí para preguntar si lo que adquiriste de Rizoma es el librito de Deleuze jaja. Es que jijos, yo lo empecé pero pues se me complica y mejor voy a sacarme los mocos frente a la tele.

Por cierto, es bonito cuando saben que uno ya existe :3

Saludoteeees!